27.JUN Martes, 2017
Lima
Última actualización 08:47 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Última carta

Compartir:
Opinión

Es normal endeudarse para comprar cosas. Nadie tiene el efectivo para adquirir todo lo que necesita. Tomar una decisión de deuda significa confiar en generar ingresos en el futuro que permitirán pagarla. Y eso no es malo. El problema es sobreendeudarse. ¿Cómo puede saber si está sobreendeudado? Sume todas las cuotas de deudas que tiene que pagar en un mes. Si el total es mayor que el 35% del ingreso neto que tiene, entonces está en un problema de sobreendeudamiento.

Pongamos un ejemplo. Usted tiene un ingreso neto al mes de S/1,000. Si tiene que pagar en deudas S/350 o más, está sobreendeudado. Lo que debe hacer es bajar sus gastos o aumentar sus ingresos. Lo que no debe hacer es seguir tomando deuda. A nadie le gusta gastar menos para pagar. Por eso, cuando se toma una decisión de endeudarse, hay que pensarlo bien.

La situación descrita no solo se aplica a una persona, sino también al gobierno. Si gasta por encima de sus ingresos, cubre la diferencia con deuda. No está mal, siempre y cuando los pagos que tenga que hacer no excedan el 35% de lo que los economistas llaman PBI. No olvidemos que, cuando el gobierno se endeuda, quienes pagamos la decisión somos todos, pues el dinero sale de nuestros impuestos. Incluso si el gobierno ha terminado y viene otro. La deuda no se extingue.

Manejar las finanzas públicas no es tan distinto de como se hace en una familia. Prioridades adecuadas, gastar para inversiones y no para gastos corrientes e información transparente a todos, pues luego habrá que gastar menos para pagar.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.