22.JUN Jueves, 2017
Lima
Última actualización 03:22 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Sin confianza

Compartir:
Opinión

“Ya sea por acusaciones de corrupción (Odebrecht) o de derechos humanos (Frontón o Barrios Altos), de todos nuestros ex presidentes tenemos más que dudas”.

Durante la campaña de 2011, el politólogo Levitski acuñó la frase “de Humala tenemos dudas, de Keiko Fujimori tenemos pruebas”. Esa frase fue efectiva y ayudó a los indecisos a definir una carrera electoral apretada.

Hoy las cosas han cambiado. La Fiscalía tiene en su poder unos audios en los que el ex presidente coordina la presunta compra de testigos en el caso Madre Mía. Estas pruebas despejarían las dudas de por qué testigos en este caso cambiaron su versión hacia una que favorecía el caso de Humala.

Es lamentable que otro ex presidente peruano esté involucrado en un caso como este. Ya sea por acusaciones de corrupción (Odebrecht) o de derechos humanos (Frontón o Barrios Altos), de todos nuestros ex presidentes tenemos más que dudas.

Desde muchos espacios se reclama a los que optaron por Humala en el 2011. Es fácil ahora ser augur del pasado con información del presente. No se debe culpar a los votantes, ni siquiera a los garantes, pues trataron de escoger la mejor opción entre las disponibles, sin toda la información que ahora se maneja. Su voto no significó un aval de estos hechos.

Este caso consolida además la idea de que la justicia necesita pruebas en audio y video. Así como con Alberto Fujimori, Humala está en grandes problemas pues es su voz y las de sus allegados las que están registradas. Para los ciudadanos esa puede ser la prueba final, más allá de lo que luego indique el Poder Judicial. Sin embargo, ¿qué pasa en los casos donde no se tienen estas pruebas?

El futuro electoral no pinta bien. En otros países, ciudadanos hastiados con los políticos tradicionales y con escándalos de corrupción optaron por candidatos que nadie tomaba en serio, algunos peligrosos (Trump en EE.UU.) o francamente risibles (Morales en Guatemala). Nuestro hastío no debe llevarnos a optar por este tipo de candidatos.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.