23.JUN Viernes, 2017
Lima
Última actualización 06:59 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Toma la posta

Compartir:
Opinión

La exhaustiva investigación de Pedro Salinas y Paola Ugaz en el libro Mitad monjes, mitad soldados (2015) generó apoyo mediático y la perseverancia de las víctimas, lo que forzó al Sodalicio (SVC) a reconocer los hechos denunciados.

Las denuncias expuestas no fueron reconocidas inicialmente y pretendieron proteger al pederasta y fundador Figari. El SVC parece actuar a regañadientes y no por sincera contrición, pese a que se confirmó el abuso sexual, físico y psicológico a 19 menores de edad y 10 adultos, perpetrado por Figari y otros 4 miembros. La investigación omite nombres de otros implicados ya retirados de la institución. Podría haber más víctimas y abusadores. ¿Pederastas disfrazados de cucufatos bajo una inexistente espiritualidad?

La fiscal María del Pilar Peralta Ramírez ordenó archivar el caso “por falta de pruebas”, mientras el SVC reconocía los hechos y ensayaba una insuficiente indemnización. Los daños pueden ser irreparables, por lo que se debe indemnizar adecuadamente. El SVC cuenta con patrimonio calculado en US$800 millones.

Morroni pidió un tibio perdón y declaró persona “non grata” a Figari recién en abril de 2016. El SVC ha actuado por años con impunidad valiéndose del manto institucional y apelando a una falsa religiosidad para protegerse. Son innumerables los casos de abusos reconocidos por la Iglesia; mal haría el Vaticano en ignorarlos. No son actos pecaminosos, son abusos a menores de edad.

El SVC intenta controlar los daños, pero es difícil por el número de casos y la actitud institucional inicial ante las denuncias.

El informe no zanja ni termina el caso. La fiscal debe ser dada de baja y el caso reabrirse, como lo pide la ministra Romero-Lozada, y conformarse la comisión investigadora en el Congreso. No debe haber absolución, perdón ni olvido para los pedófilos. Los colegios del SVC deberían ser supervisados por el Minedu. ¿Ustedes mandarían a sus hijos a un colegio vinculado al SVC?


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.