27.SEP Martes, 2016
Lima
Última actualización 03:40 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Firmaron la paz

Compartir:

Alfredo Barnechea: “Acción Popular será una de las sorpresas de estos comicios”

El candidato sostiene que un pacto entre el estado y la ciudadanía le devolvería al Perú la oportunidad de encaminarse hacia el desarrollo.

Alfredo Barnechea quiere un Estado que intervenga más. (Luis Gonzales)
Alfredo Barnechea quiere un Estado que intervenga más. (Luis Gonzales)

Las encuestas no le dan cifras auspiciosas, pero Alfredo Barnechea confía en la presencia de Acción Popular entre las clases medias, en el oriente y en el sur andino del país. Quiere un Estado que intervenga más.

¿Está inscrito en Acción Popular, partido por el que postula a la presidencia?
Me inscribí en el partido en el 2013. Volví a hacer política nuevamente con muchas dudas y muchas discusiones con mi familia. Mis hijos le ganaron la discusión a mi mujer, porque ella no quería que participara. Decidí hacerlo en un partido limpio y me presenté a las elecciones primarias, es el único partido –junto con el Frente Amplio– que realizó primarias. Gané con mayoría absoluta.

Ganó por pocos votos contra el congresista Mesías Guevara.
No. Ganamos por una diferencia muy holgada. Tuvimos mayoría absoluta.

¿El partido está cohesionado? No lo hemos visto hablar por Acción Popular hasta hoy.
Acabo de ser electo candidato internamente, recién estoy hablando a nombre del partido. Hay dos Acción Popular: la que se ve en los periódicos y en el Congreso; da la impresión de un partido pequeño. La AP de verdad es una inmensa familia política. En el último pueblo del Perú hay un acciopopulista y una sed de Belaunde.

Eso no se refleja en los votos.
No se ha reflejado en las últimas elecciones, pero existe una familia política muy extensa y será una de las sorpresas de estos comicios.

¿Fue un error político no haber hecho alianza con otros grupos? Probablemente no pasen la valla electoral.
No solo creo que pasaremos la valla electoral, sino que estoy convencido, por lo que veo y observo, de que podemos competir en la segunda vuelta. Es bueno que las elecciones sean competencias claras entre posiciones claras. Los frentes electorales son razonables cuando son alianzas lógicas. Un sistema electoral de segunda vuelta te permite que la primera sea una gran primaria.

¿Tan seguro está de que pasan la valla?
Sin ninguna duda. Acción Popular tiene, por ejemplo, una enorme presencia en el oriente peruano. Quizá no encontró en las últimas elecciones los representantes para eso, igualmente en el sur andino. Percibo que se empieza a reconstruir lo que fue el voto duro de lo que fue la coalición belaundista original. Clases medias con voto en el oriente y en el sur andino.

Sin embargo, AP no está en las encuestas y la novedad parece ser Julio Guzmán.
Las encuestas nunca han predicho una elección en el Perú.

¿No les tiene confianza?
A algunas sí y a otras no. Las encuestas no son predictivas de resultados, nunca han coincidido con el resultado final. Además, yo he sido elegido el 20 de diciembre, muy tarde. El partido se demoró en elegir a su candidato presidencial. Eso nos cerró la ventana de oportunidad para presentar nuestra candidatura. A mí me han abierto la televisión recién el 17 de enero y estoy en campaña dos semanas. En ese tiempo no se puede penetrar a la opinión pública. Las encuestas no pueden reflejarnos. Se verá en las próximas semanas y, sobre todo, las de marzo. En todo caso, la verdadera encuesta es el 10 de abril.

Julio Guzmán ha florecido…
En buena hora, me alegro por él. Yo me he fijado como una norma en esta elección plantear ideas para cambiar la equivocada dirección del país. No opinaré sobre personas…

Son contendores. ¿Guzmán representa el cambio?
No lo sé, no sé muy bien qué plantea, no he logrado entender algunos puntos de su propuesta, pero bienvenido al debate.

¿Tiene ideas sólidas?
No lo conozco.

Usted ha trabajado en el BID y él también. ¿Lo ha visto?
No, nunca.

¿La alianza Apra-PPC es inconsistente para usted?
Es difícil de comprender. No llego a entender la vertebración intelectual, conceptual, de una alianza de ese tipo. Un partido que viene de una larga tradición socialdemócrata con una línea distinta a la del PPC… no llego a entender. Pero la respeto igual, también a sus líderes, son profesionales dentro de la política.

En general en esta elección hay demasiados partidos juveniles…
Evidencia la crisis de representación en el Perú. Igual en las instancias regionales. La crisis de partidos nacionales abrió la plataforma a muchas candidaturas regionales hechizas que se transformaron en vehículos para la captura del presupuesto público, es un gran problema que tiene el Perú. Es una gran amenaza. Lo lógico es que un país se organice en torno a tres o cuatro partidos.

Acción Popular es un partido debilitado…
Ya le contesté que cuenta con una enorme presencia en el país.

Ya, ¿pero por qué va a renacer ahora?
Por el voto de los ciudadanos y porque tenemos una propuesta que, yo creo, sintoniza con la gente.

¿Qué es lo exclusivo, lo diferente?
No me gustaría utilizar la palabra exclusivo porque es un poco pretencioso. Lo esencial de nuestro planteamiento es que desde el fujimorismo, hace 25 años, los gobiernos y candidatos actuales han seguido ese modelo. Un modelo que se fijó en los grandes números, en la macroeconomía. Las privatizaciones se hicieron sin competencia y sin regulación. Se desmontó el Estado en la defensa de los ciudadanos. El problema del Perú no es el mercado, sino el Estado. Hay que plantear una nueva dirección para el país. En el largo plazo planteamos –y esta es la razón por la cual quiero ser presidente– que en una generación el Perú sea un país industrializado. Estoy persuadido de ello.

Tenemos industria en el Perú…
Eso no es ser industrializado. Los países que lo lograron tuvieron antes un piso competitivo de energía. Y Perú puede tenerlo porque es un país muy competitivo en esa área. En el corto plazo se requiere un nuevo pacto entre el Estado y los ciudadanos, qué da el primero y qué deben hacer los segundos. Queremos crear una sociedad del bienestar, tenemos propuestas muy concretas, una de ellas hacer la gran revolución de clases medias. Queremos fortalecerlas y expandirlas, al igual que lo hicieron países con economías dinámicas.

El Perú tiene 70% de informalidad, hay que tomarlo en cuenta…
Una de nuestras propuestas es una gran revolución fiscal y social. Permitir que hasta los 4,000 soles de ingreso no se pague renta. Y de 4,000 a 6,000 soles deduzcas lo que gastas en educación, salud y vivienda. Eso será una inyección extraordinaria de capital para fortalecer a las clases medias. Queremos que haya salud universal. Mientras, subsidiaremos los medicamentos básicos para las enfermedades más comunes. No podremos resolver las enfermedades más complejas, pero sí el grueso. A cambio de eso se tiene que pagar una contribución. Planteamos un impuesto plano, independientemente de cuánto se gana, de 2% del salario, y así reduciremos la informalidad. Es una cifra módica que permite que los sectores de extrema pobreza puedan pagarla para recibir esos beneficios.

Saliendo del papel, ¿cómo lo logra si la gente no paga arbitrios?
Si no pagan ese impuesto, no recibirán los bienes universales…

Ahora pagan sus medicamentos, los básicos…
No recibirán ese beneficio del Estado.

¿Cuál es el beneficio si hay genéricos y no se paga 2%?
El tema fundamental en salud es que 70% del gasto es farmacéutico, también vacunas. Otro tema que plantearemos en esta sociedad de bienestar, y es una extraordinaria medida, es construir un millón de nuevas viviendas, en principio organizadas en 25 ciudades inteligentes. Además, generará 850,000 puestos de trabajo.

¿Cómo se pagan? Oferta hay, no así compradores.
Estas viviendas tendrán un financiamiento a 30 años con una tasa de hipoteca social preferencial…

Como cuando existía el Banco Mi Vivienda…
No. Son tasas de mercado, pero razonables. No como las de las tarjetas de crédito que nadie controla. Tasas de unos cuantos puntos por encima de la inflación.

¿Es un subsidio?, ¿quién financia esas tasas?
Eso no es subsidio. Hay muchos mecanismos que los bancos pueden hacer. Podemos crear bonos internacionales para líneas de ese financiamiento.

¿Un banco cobrará menor tasa de la que aplica a sus créditos hipotecarios? ¿Quién dará el crédito?
Son cosas diferentes. Puede otorgarlo el Banco de la Nación o fondos internacionales garantizados por el Estado, crearán un flujo de financiamiento.

Si es tan simple, ¿por qué no se hizo antes?
¿Y por qué no se hizo algo para controlar las tasas de interés en las tarjetas de crédito de consumo? Lo que falta es control…

¿Señalar a los bancos la tasa para “el plástico” no es un intervencionismo en la economía?
Sí lo es, como sucede en todas partes del mundo. En España la Corte Suprema les ha puesto coto a esos topes. El BCR, por ley orgánica, podría regular, poner topes, pero no lo hace. No hay relación entre las tasas de inflación y las tasas que cobran. Para consumo con tarjeta llega hasta el 200% en algunos casos. Si eso es intervenir en el mercado, lo haremos porque es un abuso a los ciudadanos.

La tarjeta de crédito no es para hipotecas, ni el gran financiamiento de la gente…
Hay mucho financiamiento por créditos de consumo. En viviendas es un derecho tener tasas preferenciales. Para eso existen los estados y los mecanismos. A esas construcciones les pondremos un valor límite por metro cuadrado. No llegué a completar, pero el otro gran pacto que el Perú necesita es el de las industrias extractivas, junto con el del Estado y los ciudadanos.

¿En qué consiste?
El Perú no está recibiendo lo que le corresponde por sus recursos naturales.

¿Deben aportar más? Las industrias extractivas sostienen el PBI…
Por supuesto que tienen que aportar más. Lo recibido por regalías por gas, sin líquidos, en el 2015 son 35 millones de dólares, 17 centavos de dólar por millón de BTU. Bolivia lo vende a 190 dólares en promedio…

Bolivia no es ejemplo, tiene un sistema sui géneris…
En México se ha declarado que compran el gas a un precio asiático. Falta equidad en el Perú. Hay que renegociar el contrato. No hay retorno para el país. Un nuevo trato de igualdad sería: haga su inversión, descuéntela, páguela, pero luego compartimos los beneficios. Eso permitiría la inversión en infraestructura, salud, educación.

*La inversión privada está paralizada. ¿La espantará con esto? *
No, les darías predictibilidad a los inversionistas…

¿Qué haría con Conga y Tía María?
El origen del problema está en el agua. En Conga se quiso usar una laguna…

Conga no tenía problemas de agua, según el ‘viejo’ Alberto Benavides. Esa laguna era agua inservible, ni para animales…
Pero ese fue el origen del problema.

Fue un problema político…*
Entre otros. Ya que mencionas a Alberto Benavides, yo lo apreciaba mucho. El Perú sería otra cosa con 100 peruanos como él. En Tía María también fue el agua. Se requiere un gran pacto nacional por el agua…

En concreto, ¿llamaría nuevamente a una consulta previa?
Habrá que hacer las consultas que se necesiten. Cuando trabajé en el BID, observé que donde la consulta con el pueblo había sido bien hecha, con consistencia, los beneficios económicos eran grandes.
¿No habría etnocaceristas, ‘huaraqueros’? ¿Las consultas en Tía María y Conga fueron mal hechas?
No las he seguido. Las mayorías en el país están a favor de los proyectos…

Cajamarca está parada…
Todos los actores manejaron mal el tema. Si se requiere volver a comenzar para que los proyectos salgan, hay que volver a la consulta previa.

¿Cuál es su proyección de crecimiento si gana la elección?
No voy a contestar esa pregunta. Es el tipo de carnaval de números al cual no voy a llegar. El actual crecimiento es bajo. Anteriormente crecimos por China. Eso no se repetirá. China crecerá a 6.9%, aunque tengo dudas. El crecimiento de América Latina baja a 4%. Si existen malas políticas, peor aún. Para crecer se requiere de buenas políticas públicas.

¿Usted es antifujimorista?
No soy antinada. Fui opositor a (Alberto) Fujimori, su gobierno rompió las reglas básicas, el poder militar y el narcotráfico era…

Distingue al fujimorismo de hoy con el de 1990…
No veo una diferencia fundamental, el voto duro del fujimorismo es la nostalgia de ese gobierno. Fue un crecimiento autoritario.

¿No se ha renovado Keiko Fujimori?
No lo veo.

¿Comparte la opinión de Mario Vargas Llosa de que un gobierno de Keiko sería nefasto para el Perú y hay que impedir que la elijan?
No comparto las opiniones de Mario sobre muchas cosas y no uso esos adjetivos. Tengo respeto por todos los votos. Ella representa un modelo que no favorecerá al Perú. Yo en el 2011 voté en blanco por primera vez en mi vida.

Los múltiples plagios de César Acuña…
Me voy a mantener en lo dicho, no opino de otros candidatos y no personalizo. Quiero una campaña de ideas.

¿Quién financia su campaña? Lo vinculan a empresas españolas…
Mi campaña no está financiada por nadie hasta este momento. Mis actividades están declaradas. Ahora no tengo vínculo con empresa nacional o extranjera.

¿Es una campaña franciscana?
Más que franciscana. Ojalá colabores con tus ingresos de Perú21…

Son más que franciscanos…
Nuestros vicepresidentes y yo pagamos nuestros viajes. Nos encontramos con los militantes adonde vamos. Me da vergüenza decir cuánto creemos que costará la campaña porque quedaremos como misios. Aproximadamente 1 millón y medio de soles: 500 mil soles en movilizaciones y 1 millón en una magra campaña en medios. La financiamos un grupo de personas, yo pongo un poco, Víctor Andrés (García Belaunde) otro poco, contribuciones pequeñas. Queremos que sea así para no tener compromisos. Estará todo bancarizado.

A todos los candidatos les pregunto por la evaluación del gobierno de Humala…
Es un quinquenio básicamente perdido por falta de una visión que entendiera que se acababa el superciclo económico.

¿Lideró el país o fue, más bien, su esposa quien lo hizo?
No tengo idea. Yo hubiera esperado de Humala una posición más nacionalista, más independiente de los grandes intereses.

¿Su esposa tuvo un gran protagonismo?
Yo no hablo de temas personales…

Ella es una política, así se define…
No quisiera personalizar esto. No tengo opinión de ella y no es parte de esta campaña. Yo quiero difundir mis ideas, tengo poco tiempo.

¿Cuántos parlamentarios piensan colocar?
No le puedo contestar eso, es como la cifra de crecimiento. Es muy temprano para proyecciones, los números recién se mueven, se moverán en marzo.

¿Con quién le gustaría debatir?
Con todos, pero fundamentalmente con Keiko Fujimori. Los otros candidatos siguen el mismo modelo del fujimorismo. PPK la apoyó en la anterior elección, el Apra se alió con ellos en el Congreso. Me encantaría debatir con la señora Keiko Fujimori y tratar de demostrarle que sus políticas de hace 25 años produjeron una fábrica de desigualdades.

Usted dijo que sancionaría a empresas vinculadas a la corrupción en el extranjero. ¿Se refería a Odebrecht y las brasileñas?
Yo conversé con el ex presidente Cardoso y me dijo: “La red de corrupción internacional está descubierta”. Se sabe lo ocurrido en África, Venezuela. El único país donde no se sabe qué pasó es Perú. Un poco raro. Creo que esas empresas deben ser excluidas de contratos públicos. Por supuesto incluye a Odebrecht.

La comisión Lava Jato…
Me parece absolutamente pertinente.

Kuczynski no asistió…
No puedes con tu genio, no voy a personalizar las cosas.

Tendrá que vivir en un paréntesis…
Quiero proponer una dirección al país. El Gasoducto me preocupa. En este gobierno se encareció en exceso, habría que revisar las cifras.

¿Bajaría el sueldo a los ministros y funcionarios?
Esa es otra pregunta engañosa. Hay que pagar bien a los servidores públicos y elevar el salario mínimo. No te daré una cifra.

ANTICORRUPCIÓN

  • Planteó que las empresas vinculadas a actos de corrupción sean sancionadas con la cancelación de sus contratos y la prohibición de operar en el país.

  • Quiere un ‘mapa de regalías’ para que la población conozca la distribución y uso de la renta natural.

DATOS

  • Estudió Letras en la PUCP y cursó un posgrado en la Escuela de Gobierno de la Universidad de Harvard. Ha sido asesor principal y director de Relaciones Externas del Banco Interamericano de Desarrollo. Fue
    asesor principal de la Comunidad Andina de Naciones. Fue columnista y condujo un programa periodístico.

  • Postuló a la Alcaldía de Lima por el Apra en 1983. Fue elegido diputado en 1985 y en 1987 renuncia al partido. Fue invitado a AP en 2013. Ha escrito los libros La república embrujada, Para salir del laberinto, “
    Perú, país de metal y melancolía, entre otros.

Por Mariella Balbi – Periodista


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.