20.JUL Jueves, 2017
Lima
Última actualización 03:39 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Guerra de tronos

Compartir:
Julia Príncipe: “Esta situación es una clara injerencia del Poder Ejecutivo”
Opinión

El día de ayer, en el Foro Económico Mundial de Davos, se produjo una sesión que llamó la atención de muchos, por su contundencia y relevancia. Me refiero, por si quedaba una duda, a la mesa compartida por los miembros de la Alianza del Pacífico.

Juan José Garrido,La opinión del director
director@peru21.com
Desde Davos

En la reunión participaron los presidentes de Colombia –Juan Manuel Santos– y de México –Enrique Peña Nieto–, así como el ministro chileno Felipe Larraín y el premier de Perú César Villanueva.

Fue una sesión muy interesante, sin dudas, por dos motivos específicos: primero, porque demostraron, manteniendo sus diferencias y soberanías, que tienen una agenda en común, que es muy activa en lo que respecta a integración (económica y social), y con una visión hacia las mejoras en la calidad de vida de sus pueblos.

Lo segundo, porque efectivamente dejaron muy claro que dicha agenda es un prerrequisito indispensable en su crecimiento como alianza. Dejando de lado los formalismos, básicamente podríamos decir que el proyecto está abierto a quienes quieran aceptar la agenda; atrás quedaron los acuerdos retóricos, sin contemplaciones sobre las sustanciales diferencias entre las políticas económicas y las formas democráticas. Es un paquete: tómalo o déjalo; y en ese sentido, no están ni cerrándole el paso a otros países ni compitiendo con otros tratados o zonas especiales.

La sensación que dejaron es muy clara: los países de la Alianza están apostando por una agenda de desarrollo, no sólo de crecimiento, en la que nuestros pueblos se hermanen, nuestros gobiernos se apoyen y nuestras instituciones económicas y políticas se afiancen.

Es un reto, sin dudas. La competitividad puede llevar (de hecho lleva) a muchos países a creer que las protecciones y los subsidios son necesarios, o que la democracia puede ser puesta de lado para una mejor “inclusión”.

Los miembros de la Alianza han decidido ir por el camino de la sensatez económica, la integración social y la cooperación. Debemos cooperar todos para llevarla a planos de mayor integración; es una apuesta importante, para todos y, sobre todo, para las futuras generaciones.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.