25.JUN Domingo, 2017
Lima
Última actualización 05:39 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

"Nos agradecieron el apoyo"

Compartir:
Opinión

“García Sayán declaró a Caretas que el ÚNICO impedimento que podría obstaculizar que PPK indulte son las restricciones a los secuestradores, pero Bernales afirma que ni siquiera eso”.

¿Alguien cuerdo acusaría a Diego García Sayán o a Enrique Bernales de “fujimoristas”? El primero es el rey local de los caviares y hasta presidió la CIDH, mientras el segundo fue un activo velasquista en los 70, el rojo de IU que más impulsó la fallida estatización de la banca en los 80, un caviarazo relator para los DD.HH. de la ONU en los 90 e integrante de la CVR en este siglo. En suma, ambos de “naranjas” no deben tener un átomo.

Y ambos han coincidido en varios puntos relevantes sobre el indulto a Fujimori: 1) El indulto es distinto a la amnistía porque la culpa y el castigo se establecieron y quedan. Por ende, la CIDH no se metería si PPK indulta a Fujimori. Solo si hay amnistía. 2) El argumento de “lesa humanidad”, esa excusa que le gusta tanto a la caviaraza ministra de Justicia que tenemos, es falso. 3) García Sayán declaró a Caretas que el ÚNICO impedimento que podría obstaculizar que PPK indulte son las restricciones a los secuestradores, pero Bernales afirma que ni siquiera eso detiene la naturaleza humanitaria y de potestad ABSOLUTA del presidente, una gracia de monarca que no tiene NINGÚN límite (P-21 pregunta: “¿Si PPK no le da el indulto a Fujimori, es porque no le da la gana?”, y Bernales responde “exactamente”).

A mi parecer, solo existen dos razones que encuentro por las que PPK no quiera indultar a Fujimori: 1) Por odio, por creer –como su feroz ministra de Justicia y el enfermo rojerío– que es un monstruo abyecto que merece podrirse en la cárcel y que solo salga cuando sea una piltrafa o esté por dar su último suspiro. 2) O por miedo, algo que sería especialmente patético en un gobernante de 78 años que no tiene nada que perder.

Como bien sostiene Bernales, no se puede confundir el odio y la venganza con la justicia.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.