16.AGO Miércoles, 2017
Lima
Última actualización 12:34 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

En capilla

Compartir:
Opinión

El 1 de setiembre próximo empezaremos a contabilizar las lluvias que se irán presentando en lo que será el año hidrológico o año de lluvias 2017-2018. Este no se cuenta como un año convencional desde el 1 de enero sino desde la fecha aludida. Coincide con el inicio de la primavera meteorológica. La primavera astronómica comenzará el 22 de setiembre.

Estamos terminando muy bien lo que empezó muy mal. Los caudales de nuestros ríos y el nivel de nuestras represas están singularmente altos en esta época como consecuencia de El Niño costero y la extensión de las lluvias ocurrida durante el otoño.

Así las cosas, nos interesa conocer si este estado bonancible en que se encuentran los asuntos de agua perdurará el próximo ciclo de lluvias. La respuesta –según los modelos climáticos de los que hoy se dispone con información reciente– es que sí.

En un escenario neutral del océano Pacífico: ni El Niño ni La Niña, las perspectivas indican un año sin sobresaltos. Esto es: inicio de las primeras precipitaciones en unas 3 o 4 semanas sobre las cumbres de los Andes del Sur, extendiéndose por la sierra a lo largo de la primavera y las clásicas lluvias intensas (consecuencias) en la segunda mitad del próximo verano.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.