Además:

Willy Retto

Reportuit Hay heridas que nunca cierran. Fue un 26 de enero en 1983, en la comunidad altoandina de Uchuraccay, ubicada en el departamento de Ayacucho, cuando ocho periodistas, de diversos medios nacionales, y sus dos guías murieron asesinados cumpliendo su labor de informar.