19.FEB Domingo, 2017
Lima
Última actualización 06:28 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

"Que Toledo rinda cuentas"

Compartir:

Ensayos impopulares

Me escribe un observador: “Aldo, en estos escándalos de corrupción en la Interoceánica del Sur se pueden advertir varias pendejadas: A) Sospechoso número limitado de participantes, pues se agrupan todos los interesados alrededor de solo dos consorcios; Concesionario Interoceánico (Odebrecht/Graña) y Consorcio INTERSUR (puro brasileño: Andrade Gutiérrez, Camargo Correa y Queiroz Galvao).

Circuló ayer una foto del ex ministro Mayorga y el ex presidente de Petroperú Campodónico tomándose un café. Juntos ambos le han costado o le iban a costar US$12 mil millones al país por Talara y el Gasoducto, fina cortesía del impulso intenso que la izquierda, Humala y La República les dieron a estos desaguisados. ¿Qué conversaron?

Como aportante de las AFP, no puedo menos que enojarme de que los directores puestos por las mismas (40% del accionariado) en GyM no se hayan opuesto –pública y privadamente– a que esta empresa se asocie con Odebrecht en el Gasoducto del Sur el 30 de setiembre de 2015, cuando ya la Policía brasileña había detenido al delincuente Marcelo Odebrecht el 19 de junio anterior. ¿No veían noticias? ¿Qué? ¿No debían velar por nuestros intereses? Ni piden renuncias ni les destituyen hasta ahora. También me irrita que se haya nombrado al miembro de una consultora de empresas (Apoyo) como director en Graña para representar a las AFP. ¿Cómo fiscaliza empresas quien también hace consultorías e informes para empresas? Encima Apoyo ahora le gestiona la prensa e imagen a GYM. ¡Plop! ¿Que no existen conflictos de intereses allí? ¡No jodan, AFP, pues! ¿Y las “supervisoras” estatales? ¡Qué escándalo!

-Existe una seria responsabilidad de la Universidad del Pacífico ante el Perú por el informe hecho el año 2006, donde José Luis Bonifaz, Roberto Urrunaga y Carmen Astorne, de su Centro de Investigación (CIUP), justificaron la construcción de la Interoceánica Sur, como acaba de denunciar Fernando Vivas en EC. La obra se encuentra en http://repositorio.up.edu.pe/bitstream/handle/11354/246/DT81.pdf?sequence=1&isAllowed=yhttp://repositorio.up.edu.pe/bitstream/handle/11354/246/DT81.pdf?sequence=1&isAllowed=y. Lean por lo menos las conclusiones… ¡Es alucinante cómo en la página 125 se afirma que será tan beneficiosa como la mina Las Bambas! Gustavo Yamada y Cynthia Sanborn, responsables del CIUP, le deben una explicación a la sociedad por este informe. Y es menester indagar qué tanta relación tuvieron las constructoras brasileñas con nuestras universidades. Por ejemplo, Odebrecht financiaba los premios IPYS junto a la PUCP.

Agencia Reuters, 25 mayo de 2021: “El ex presidente peruano Alejandro Toledo fue reelecto presidente del Perú al derrotar a Nadine Heredia por 51%-49% en segunda vuelta. Toledo fue obligado a regresar al Perú en 2018 para enfrentar cargos de corrupción por el escándalo Odebrecht, pero sorpresivamente la Sala Penal de la Corte Suprema, encabezada por el juez César San Martín, le absolvió. Por otro lado, el entonces nuevamente ministro de Justicia Diego García Sayán, obedeciendo a una recomendación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), determinó en el año 2018 que había existido una persecución política contra Nadine Heredia por parte del llamado “aprofujimorismo”. Toledo contó con el apoyo del Premio Nobel Mario Vargas Llosa y de distinguidas personalidades de la sociedad civil, además del diario La República, la izquierda local, artistas, universitarios de la PUCP, actores y ONG de derechos humanos, en una coalición similar a la que le llevó al poder en el año 2001 y a Ollanta Humala en 2011.

Leo en Caretas hoy que el nuevo gerente de Petroperú ha sincerado de los –ya astronómicos– US$4,100 millones a US$5 mil millones el costo de los trabajos de la Refinería de Talara. Una carísima estupidez más de Humala. Y Humberto Campodónico, el padre de esta infeliz criatura, tiene el cuajo de seguir pontificando y de incluso aparecer esta semana al lado de Verónika Mendoza como su “gurú” económico. ¡Me es increíble la pasividad peruana frente a gastos absurdos y altísimos como este o los Panamericanos!

Los memoriosos recordamos a un grupo de caviares que, a modo de protesta y hostigamiento, ponían bolsas de basura (“pon la basura en la basura” se llamaba el “operativo”) en la puerta de las casas de conocidos fujimoristas (sin ninguna sentencia condenatoria), como Martha Chávez, durante las postrimerías de ese régimen. Se hacían llamar “Colectivo Sociedad Civil” y eran encabezados por mi amigo Jorge Salazar Cussianovich, que luego llegó a ser uno de los principales asesores de Nadine en Palacio. Me pregunto si Coco y sus amigos caviares (el costumbrista criollo Eduardo Adrianzén, los tan conocidos artistas Gustavo Buntinx y Fernando Bryce, etc.) dejarán ahora basura en la puerta de Nadine; de los Toledo/Karp; de Villarán y sus regidoras Glave y Huilca, de Gregorio Santos o de Verónika Mendoza por los tratos o cercanías de estos con constructoras brasileñas, financiamiento chavista o letras en libretas, según el caso específico. También si Coco colocará otra vez “el muro de la vergüenza” (un arbitrario panel con fotos de fujimoristas) durante varios meses afuera del local del Poder Judicial, esta vez con las imágenes de su ex jefa Nadine y los políticos mencionados. Y si el gran intelectual Víctor Vich les dedicará otro libro. Si fue para un lado, también le debe caer al otro: es lo justo, digo.

Este inesperado fenómeno de El Niño nos da la excusa perfecta para abandonar los disparatados y onerosos Panamericanos debido a las calamidades y destinar ese dinero presupuestado –¡íntegramente!– a la reconstrucción y a la prevención futura. No estamos en situación de seguir dilapidando la plata de un país pobre, que ya bastante la hemos tirado en obras inútiles como las corruptas Interoceánicas o la refinería de Talara de Campodónico. A ver si el “presidente de lujo” nos muestra por fin que tiene la talla de estadista que tanto proclamaba y nos saca del ahora ya frívolo compromiso de los Panamericanos.

- ¿Se pronunciará Mario Vargas Llosa sobre la inmunda corrupción de Toledo? ¿Escribirá una columna en El País acerca de las acusaciones a sus políticamente patrocinados Nadine y Ollanta?

El 14 de setiembre del 2012, siendo aún director del diario Correo, el sitio web “gatoencerrado” informó que Toledo se había comprado una carísima mansión en Las Casuarinas. Tras leer eso, pensé que ningún político podía ser tan estúpido. Así, asumí que sería un chisme limeño y lo olvidé. Sin embargo, a fines de noviembre, unos vecinos de la zona me confirmaron que Toledo había comprado la mansión, que se le había visto entrar allí varias veces y que… ¡No le había pagado al corredor!

¡Qué diferencia entre los fiscales chilenos y los peruanos! Allá esta semana se acaban de enterar que un delator ha asegurado que OAS ha financiado la campaña de Bachelet y ya le han solicitado inmediatamente a sus pares brasileños el poder asistir a las audiencias en donde estos pájaros están cantando. Aquí lo que observamos es una pachocha descomunal. ¡Y Favre se carcajea!

Se ha puesto al descubierto que toda la financiación ilegal en Chile (candidatos izquierdistas Bachelet y Enriquez Ominami) y en Colombia (uribista Zuloaga) por parte de OAS y Odebrecht gracias a la colaboración eficaz del publicista carioca Duda Mendoza. ¿Aquí por qué diablos la Fiscalía peruana no le pide a sus pares brasileños que detengan a Luis Favre y le hagan “cantar” sobre el financiamiento a Ollanta y Villarán?

Y Toledo sigue pasando piola, a pesar de que ya se cerró el circuito financiero ilegal del caso Ecoteva. ¡Qué tal escándalo! ¿Será porque es tan devoto de San Martín de Porres, ese santo tan venerado en el PJ? ¿Y porque la película Band of Brothers es muy vista en la Fiscalía? No creo esa leyenda de que “PPK le protege porque sabe mucho”.

- Preocupante que PPK ya esté tan prematuramente con 35% de aprobación. No cambia y va a terminar siendo un FBT III. Como este, el pueblo lo va a posicionar como un anciano inútil y en las nubes.

Seamos adultos: sería calamitoso para el país que una gran empresa como Graña y Montero (GyM) terminase eventualmente colapsando por sus malas juntas con Odebrecht y otros angelitos brasileños: miles de empleos se perderían, se tendría un gran bajón negativo en el crecimiento del PBI y los aportantes de las AFP (el 40% de acciones aproximadamente, seguidas de fondos de inversión) sufrirían un serio revés en sus ahorros actuales y futuras pensiones de vejez. ¡Nada bueno para nadie!

¡Ya me imagino el impresionante “apanado” que la caviarada y el rojerío me estarían haciendo si yo hubiese sido dirigente de una ONG de periodistas que hubiera recibido dinero de Odebrecht durante dos años seguidos para financiar los premios de sendos concursos!

Esto me escribe un experto: “Aldo, el Concesionario Odebrecht/GyM/Enagás (Cogyme) pretende que el gobierno intervenga y subaste los activos del gasoducto para recuperar parte de su dinero con esas ventas. Eso no debe ser así: PPK no debe intervenir la concesión ni subastar nada, sino enjuiciarlos y embargar esos activos.

En esta semana renunciaron la titular Patricia Benavente, el gerente general y el gerente legal de Ositran tras conocerse que la primera de ellos emitió el único voto discordante (2-1) dentro de una votación interna sobre si se aceptaba una polémica adenda al contrato firmado por el Estado y el concesionario (Kuntur Wasi) ganador del concurso para la edificación del aeropuerto cusqueño de Chinchero.

Mis compatriotas se desgañitan por esta gigantesca corrupción y exclaman: “¡Qué horror! ¡Estoy tan indignado con estos políticos!”. ¡Jua, jua! Si algo creo es que precisamente al peruano promedio le importa un bledo la corrupción al votar y que es un llorón cínico, nada más. ¿Alan no fue presidente por segunda vez después de todos los tremendos escándalos de su primer gobierno? ¿El fujimorismo no sobrevivió a algo sideral como Montesinos? ¿Comunicore impidió una reelección tan holgada? ¿El vecino de Magdalena no reeligió a Allison a pesar de que le encontraron con tanto cash sospechoso en el aeropuerto de Miami? ¿Áncash no reeligió a Álvarez como gobernador regional cuando hacía rato se sabía que era un gángster? ¿En Tumbes no pusieron en ese mismo puesto a Viñas, que hasta senderista había sido aparte de nada santo? ¿Los cajamarquinos no han revalidado a Goyo Santos en el poder y –junto a los puneños– no votaron por él para presidente de la República estando ya PRESO, en un caso donde está clarito que es culpable? ¿En el Callao no reeligen a varios muy cuestionados? ¿Los rojos no rajan de todos y se hacen los moralistas, pero las revocadas ex regidoras Huilca y Glave, LR, Lauer, Lévano y las ONG no esconden la lengua cuando les recuerdas los contratos de Villarán con OAS y Odebrecht, la contratación de Favre, la arena de La Herradura, el carrazo McLaren de la Caja Municipal o que Verónika Mendoza fue asistenta de Nadine y escribió en la libreta donde están todas las movidas de plata, y que esa misma Mendoza integró la ONG Prodin, que canalizaba la plata de afuera? ¿Toledo no sigue libre?

- Aún los dos detenidos son peces chicos, pero el primer partido muy seriamente golpeado por el escándalo Lava Jato ya es el Apra y por dos razones: 1) Va a ser muy difícil que el gran público crea que Alan García y el aparato partidario no tuvieron nada que ver con la corrupción en el Tren Eléctrico, por más que no se hallase nada en contra suya. 2) Con esto de que haya caído un viceministro suyo y su mano derecha, el Apra perdería políticamente a Cornejo, el único paladín de recambio disponible para resucitar electoralmente al partido.

- El juez brasileño del caso Lava Jato murió ayer de un “accidente” de avioneta. Tal como “suicidaron” al fiscal argentino Nisman: dos claros mensajes de la mafia. Con lo cobardes (y corruptos) que son acá, esto va a enterrar aun más las investigaciones locales.

Tengo una opinión muy pobre de Morales Bermúdez: tiranuelo inepto, mantuvo casi intacto el nefasto esquema económico velasquista. Pero me parece absurda esta condena italiana a cadena perpetua. Y nadie explica la historia.

De risa el artículo ayer en LR del sociólogo comunista Nelson Manrique tratando de exculpar a la izquierda –especialmente a Glave y Huilca– de estos escándalos de corrupción con las compañías brasileñas aduciendo que Villarán abandonó a la izquierda tras ser elegida alcaldesa. ¡Fuiiirraaaa, gracioso! Superó incluso al historiador Tony Zapata, que escribió un disparate similar allí mismo unos días atrás. Y ambos “olvidan”, además, los dólares negros que trajo OAS en vísperas de la revocatoria y no se preguntan quién y cómo le pagó a Favre. Otra roja de campeonato para demandar moralidad es Verónika Mendoza, la asistenta de Nadine que escribía en las corruptas libretas de la “ex presidenta”, la integrante de la nadinista ONG Prodin y que ahora tiene a las cuestionadas villaranistas Glave y Huilca como sus mayores aliadas (en lugar de abrirse de ellas hasta que se aclaren los contratos villaranistas con Odebrecht y OAS). ¿Son caraduras?

Los grandes ganadores de todas estas últimas revelaciones de la corrupción brasileña son Marco Arana y los aranistas, quienes pueden jactarse de tener el monopolio de la honradez en la izquierda.

-Escandalosa la sospechosa ineptitud y lentitud del juez Abel Concha y la Fiscalía con Toledo. Dicen que ordenan la detención esta semana, pero ya el pájaro voló de madrugada.

No me sorprende esta explosión de vandalismo en Puente Piedra porque aquí campea la impunidad: ninguno de los detenidos por los disturbios anteriores ocurridos allí fue procesado. Ayer mismo esa cosa que generosamente llamamos PJ archivó el proceso contra los 54 acusados de extorsión agravada, disturbios, entorpecimiento de servicios públicos y otras linduras ocurridas en Cajamarca contra el proyecto Conga en el 2011. ¿Y no se acuerdan como hace poco no se encontró ningún responsable entre los procesados por la violencia durante el ‘Baguazo’? ¿Cómo este no va a ser un país salvaje y con un pobre 85 de coeficiente intelectual (según Lynn y Vanhanen, ver https://iq-research.info/en/page/average-iq-by-country/pe-peru) si a pedradas nos entendemos porque no te pasa nada si usas la violencia para imponer tus reclamos?

Distingamos lo urgente de lo importante. Es urgente investigar las confesadas coimas de las empresas brasileñas bajo Toledo, García, Humala y Villarán. Es importante del fujimorismo para atrás, pero no urgente dado que, de descubrirse algo, ya todo eso prescribió hace rato y nadie podrá ser procesado (además, “descubrir” a estas alturas corrupción en el fujimorato o el “Aprocalipsis” como que no es ninguna primicia…). La República y los rojicaviares que alientan esta cantaleta no son tontos y saben muy bien que eso ya está prescrito, sino que les irrita que esta vez sus héroes toledistas, humalistas y rojos son los embarrados y no sus odiados naranjas.

Uno ve este país y no puede dejar de pensar que es el Cartoon Network de Dios, que lo pone para reírse cada vez que está aburrido: la corrupta OAS vendió en agosto la Línea Amarilla a la francesa Vinci por US$1,430 millones. ¿Y la Fiscalía? Bien, gracias…

Todos están concentrados en las coimas de Odebrecht y las otras constructoras brasileñas, pero olvidan la indigna intervención que estas tuvieron en la política peruana, junto a su socio Lula y sus sueños imperialistas de generar gobiernos-satélites (ideológicos y económicos) de Brasil, desde Unasur, ALBA y el Foro de Sao Paulo.

-Hasta ahora no escucho a la villaranista Anel Townsend comentar nada de Odebrecht, Camargo u OAS con Toledo y Villarán, ella que se proclamaba la adalid anticorrupción años atrás. Lo más delicioso sería ver a Mónica Sánchez lavando la bandera brasileña junto al peaje de Puente Piedra, con Gustavo Bueno, Christian Thorsen y otros rojimios antirrevocatoria atrás, con los brazos cruzados sobre el pecho y cantando el himno brasileño “Ouviram do Ipiranga as margens plácidas/De um povo heroico o brado retumbante…”, mientras Luis Favre se carcajea de este “país”.

Juro que no entiendo la estrategia fujimorista (si es que hay alguna): no dejan de usar pésimo su tremendo poder de fuego congresal, derrochando municiones políticas.

Por favor, ingresen a esta dirección para que vean todos los nombres de algunos que se opusieron en su momento a que la Interoceánica Sur sea hecha sin su respectivo SNIP:

No solamente varios políticos, constructores y funcionarios son los actores locales que están embarrados con este huaico de corrupción brasileña en nuestra patria. También hubo gente de otro sector profesional colaboracionista: los periodistas. Duele decirlo, pero muchos coleguitas se dejaron seducir o auspiciar por la “geleia” (mermelada) brasileña, a través de medios indirectos como “charlas”, “talleres”, avisos, “consultorías”, redactar “libros decorativos”, “asesorías”, etc., que eran generosamente retribuidos. ¿O por qué creen que en el gremio éramos tan contados aquellos que denunciábamos, desde hace años, la corrupción brasileña? ¡Incluso hasta se burlaban de uno! Ojo, que distingo de aquellos colegas que abierta y públicamente trabajaban para estas firmas, como era su normal derecho laboral.

Como de costumbre, en este “país de desconcertadas gentes” no se suele valorar y reconocer lo que realmente vale, a menudo más por mezquindad que por miopía. Es que un personaje brilla en medio de este creciente lodazal de las constructoras brasileñas, que cada día ensucia más a tirios y troyanos, y no le damos el mérito correspondiente. Me refiero a Luis Carranza, quien renunció al Viceministerio de Hacienda cuando Toledo y PPK pretendieron que le otorgue luz verde a la Interoceánica Sur sin SNIP. Carranza también se fue porque se opuso a que PPK firme por aquel tiempo el Decreto de Urgencia 016-2005-MEF, aquel que convenientemente modificó la Ley 28563 y que sacó a las Interoceánicas del tope de 1% de PBI fijado para las deudas estatales. Bueno, así solemos ser de mezquinos con Carranza: solo este medio y Gestión informaron en portada que acaba de ser elegido presidente de la CAF, hecho que los peruanos debimos celebrar muchísimo más.

Según le describió Vargas Llosa, PPK es un hombre muy vanidoso. Pues más bien carece de orgullo y hasta autoestima, pues hace poco asistió a la graduación de la promoción militar Edgardo Mercado Jarrín. Teniendo en cuenta que ese fue primer ministro de la dictadura militar de Velasco, un perseguido implacablemente por esta como PPK no debió participar en esa graduación. Ya es suficientemente preocupante que a algún militarote de estos días le parezca correcto que las promociones lleven los nombres de golpistas.

Si a mí me pidiesen que nombrase al político peruano más sonso, sin lugar a dudas le entregaría ese laudo a Marco Arana, quien se lo ha ganado y con creces. Una de las primeras reglas de la política y otros menesteres –y no necesitas ver House of Cards para saber eso– es “nunca meter a otro gallo en tu gallinero”. ¿O ya no se acuerdan de lo que le pasó a Pocho con “El Veco”? Arana tenía la única inscripción de la izquierda a nombre de Tierra y Libertad, y con ello la candidatura presidencial hasta octubre del 2015. Entonces… ¿Por qué diablos fue tan cándido de caer en el canto de sirena de sus rivales políticos internos y accedió a esas elecciones primarias que perdió frente a la Mendoza, su ahora némesis política?

Habiendo sido Velasco un prepotente golpista, habiendo destruido el país y habiendo perseguido a PPK implacablemente… ¿No sería lo más pertinente por parte del actual ministro de Defensa Nieto ordenar que la promoción militar 2014 que, como baldón lleva ese nombre, lo cambie a otro que no acarree tanto oprobio? Pedro Cateriano, el fanático vargallosista que se ufana de ser un “gran demócrata”, pecó de pobre hombre y por esa eterna genuflexión ante Ollanta permitió sin chistar que este y posiblemente algún otro militarote velasquistoide extraviado le pongan ese ignominioso nombre a esa promoción, cohorte seguramente integrada por muchachos ignorantes de lo que significó ese maldito sátrapa para su país y tal vez intoxicados por esa leyenda elogiosa que aún cubre de vanagloria a Velasco en el Ejército porque malgastó miles de millones en comprarles carísimos juguetitos rusos que, entre otras estupideces de ese dictador (el oleoducto, subsidios masivos, edificios faraónicos), generó una inflacionaria deuda externa de la que recién salimos en los 90.

A más de uno le ha llamado la atención que la usualmente vocinglera izquierda peruana esté tan muda respecto a las revelaciones de las coimas de Odebrecht y otras constructoras brasileñas. Gente bulliciosa como Glave, Dammert, Mendoza, Nelson Manrique, etc… ni abren la boca al respecto. Tampoco vemos a Mónica Sánchez lavando banderas o a los pulpines haciendo su marchita.

No es mi propósito desestabilizar ni hacerle el juego a nadie, pero PPK tiene algunos temas con Odebrecht que sería bueno que aclare:

Nancy Lange, esposa de PPK, formuló ayer unas interesantes e inquietantes declaraciones a LR. Interesantes porque revelan sensatez. Inquietantes porque confirman lo que fuentes cercanas al Gobierno cuentan: PPK no escucha lo que no le gusta oír, es terco con sus opiniones ya formadas, no escruta los medios, anda estresado (¿y las idas al Golf?) y no alterna socialmente mucho con la gente. Ignoro si llega a ser también tan vanidoso como Vargas Llosa le describe en la página 217 de El Pez en el Agua, pero el cuadro es preocupante y seguramente por eso se explica –y no por esa maledicencia de una senilidad precoz que sueltan algunos– que un hombre tan inteligente pueda ser tan increíblemente torpe al abrir la boca y soltar tonterías como esas del “poquito de contrabando”, “voy a ir al Congreso con los mineros”, “le voy a jalar congresistas”, “salgan del clóset” o esta última tontería de arruinar la distensión conseguida por mediación de Cipriani para ponerse innecesariamente gallito con los fujimoristas, sin venir a cuento y sin que le sume nada. Hasta ahora no entiendo la lógica de provocar a la mayoría congresal (“no nos dejaremos pisar”), a Keiko (“la segunda es la que vale”), al fujimorismo (“luchar contra la dictadura y la corrupción”. Lo dice quien apoyó a Keiko el 2011 y estuvo calladito en los 90…), a los medios (“los opinólogos”) y el diálogo (“se acabó la transición”). ¿Estaba borracho o qué?

Permítaseme caer en la jactancia: hace AÑOS que venía siendo la solitaria voz que advertía sobre la corrupción y la injerencia política que las constructoras y el gobierno brasileño ejercían en nuestro país. Desde Correo denuncié innumerables indicios, lo que era respondido con indiferencia (no me extraña. No solo los políticos estaban “aceitados” por el unto carioca. Muchos de mis coleguitas han dado “charlas” o “talleres” para los brasileños o han tenido avisos) y hasta con burlas (Marcos Sifuentes). Vinieron un día a ofrecerme “charlas”, me imagino que para que deje de cuestionar a una autoridad edil a quienes ellos querían mantener en el cargo. No acepté. A los dos meses me botaron del diario. ¿Da que pensar, no? Esta revelación de que Odebrecht repartió US$29 millones para corromper a funcionarios peruanos reivindica mi postura. Y aún faltan las travesuras de las otras constructoras brasileña (OAS, Camargo Correa, Andrade Gutiérrez), además de las cómplices locales.

Ha sido muy divertido observar la pataleta que sufrió nuestra izquierda criolla y sus “compañeros de viaje” por la mediación del cardenal Cipriani en la cumbre PPK-Keiko. También se aduce que la Iglesia no debió meterse porque se pierde institucionalidad. Last but not least, a los zurdos les irrita que PPK supuestamente “capitule” y se “humille” al dialogar.

No pasa un solo día sin que LR y la izquierda en general se quejen de los “fujitrolls”, sean estos privados, sean estos supuestos funcionarios públicos. Les entiendo, pero jamás observé la misma indignada reacción de Mohme y sus chicos cuando durante el régimen humalista y la municipalidad villaranista todos aquellos que no éramos de izquierda fuimos implacablemente zarandeados por unos pobres diablos rojos, al parecer vinculados a la PCM, a Palacio o a la comuna. ¡Allí sí que La República (¿una ex colaboradora suya no andaba metida?), otros medios y los rojos andaban calladitos! No les hagas a otros lo que no te gustaría que te hagan a ti y no grites “¡foul!” después de que tus amigos anduvieron repartiendo impunemente patadas: sóbate y sigue jugando.

George Orwell opinaba que “a los 50 años cada uno tiene la cara que se merece”. Pues que ese adagio es puntualmente trágico para el PPC, partido que está por cumplir el medio siglo en medio de una crisis que ya parece terminal: la pugna entre los mayoritarios castristas y los minoritarios lourdecistas parece la pelea de dos calvos por un peine, dentro de un partido reducido a su reducto edil de San Isidro, sin congresistas siquiera. ¡Solo Velarde y sus bicicletas salvarán al PPC!

-¿Alguien le preguntará a la izquierda peruana (Arana, Mendoza, Glave, Dammert, Lévano) qué opina del fujimoristoide CUARTO intento de su ídolo Evo Morales para reelegirse presidente de Bolivia? ¿De la fujimoristoide cuarta reelección del sandinista Ortega? ¿No criticaban a Fujimori por reeleccionista? ¿Y les preguntarán qué opinan de la mano durísima que les aplica sin asco Rafael Correa a los antimineros indígenas y ONG ecuatorianas (cosa que aplaudo), militarizando la zona? ¿De la necedad de esa cosa llamada Nicolás Maduro de retirar los billetes de 100 bolívares en víspera de Navidades sin antes reemplazar esa masa monetaria con billetes de mayor denominación, generando disturbios por hambre? ¿De los robos de Lula y su banda del PT brasileño? Y dado que el Frente Amplio criticó la visita del presidente de China por dictatorial, me imagino que estarán felices con que Trump corteje ahora a la democrática Taiwán. ¡Los rojos peruanos acabaron de trumpistas! Reeleccionistas. “Represores”. Necios. Ladrones. ¡Y trumpistas! Eso es la izquierda continental.

Lamentablemente, ayer fue censurado Saavedra. Cierto que Saavedra no era perfecto: no se ocupó diligentemente de los Panamericanos (¿Cuándo desistimos de ese carísimo despropósito?), era medio huraño al sistema escolar privado y por economía no extirpó las rojicaviaradas que le dejó su antecesora Salas en los textos escolares impresos (como exagerar las figuras de Barrantes y Degregori y otros rojos, “conflicto armado interno”, etc…), pero en general estaba haciendo una muy competente labor. ¡Muy mal el fujimorismo de censurarle!

-¡La rojicaviarada debe estar de plácemes! Se acaba de elegir a Amado Enco como nuevo procurador anticorrupción, un puesto clave. Enco trabajó durante años con la ONG IDL, así que ya se imaginan su línea política y contra quiénes va a accionar con más ahínco… Enco otrora fue asesor del entonces ultracaviar ministro de Justicia paniagüista Diego García Sayán y participó junto a Ernesto de la Jara (el sumo pontífice del IDL hasta hace muy poco) en la polémica Comisión de Indultos de la época, cuando precisamente se liberó por diabetes al encarcelado por terrorismo Gerardo Saravia, hoy integrante del… IDL. Luego Enco fue procurador edil con Villarán. Seguramente por todo lo anterior es que mi amigo Arbizu saludó tan calurosamente su reciente designación. ¿El gobierno nombra ahorita a este ultracaviar y después espera llevarse bien con los fujimoristas y que le perdonen la cabeza a Saavedra? ¡Más torpes no pueden ser!

Urge una cumbre YA entre PPK y Keiko para evitar un choque de trenes, este jueves, que a nadie va a conducir a nada bueno. Que PPK la cite públicamente a Palacio (sería imposible que Keiko no acuda y quede completamente desprestigiada por un desaire así). Allí PPK puede negociar salvar a Saavedra a cambio de algún espectacular gesto de efecto (¿Abandonar los Panamericanos por costos? ¿La prisión domiciliaria del padre en aras de la concordia?) que le salve la cara a un fujimorismo que ya anunció la censura. ¡Les apuesto que Manuel Prado lo hacía! En política no hay imposibles: L.A.S. cuenta que quiso rescatar al ministro de Agricultura Enrique Basombrío Echenique en 1945 planteando inesperadamente una inédita e insólita “moción de esperanza” en lugar de una moción de censura o confianza (L.A.S. ganó, pero lamentablemente Basombrío ya había renunciado).

Según fuentes bien enteradas del gobierno, la estrella ascendente del mismo es el ministro Nieto Montesinos, quien, junto al canciller Luna y el premier Zavala, integra el mínimo grupo al que PPK escucha de verdad cuando este sale de sus laboriosas mañanas y medias tardes en el Golf de San Isidro. El arequipeño Nieto, pariente de personajes tan disímiles como el ‘Doc’ y el dirigente moscovita Gustavo Espinoza, perteneció de joven al PCR-Trinchera Roja/facción Cucho Haya y estudió la ardua carrera de Sociología en la PUCP (claustro donde los memoriosos aseguran que tuvo un fugaz romance con la también entonces socialista –ex F.E.R.– Martha Chávez), radicando luego en México.

Ya satura esto de la censura y la confianza. A otro tema: el vocal supremo Javier Villa Stein estuvo espectacular el miércoles pasado en el Congreso.