16.AGO Miércoles, 2017
Lima
Última actualización 12:34 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

En capilla

Compartir:

Economía popular

Graves sospechas de corrupción se ciernen sobre Línea Amarilla, también conocida como Vía Parque Rímac.

La dictadura de Nicolás Maduro está matando de hambre al pueblo venezolano. La economía se contrajo 10% en 2016. Se espera una nueva caída de 7% este año, con lo cual el desplome del PBI por habitante sería cercano al 40% en 4 años. La extrema escasez de alimentos básicos y medicinas, que llegaría al 80%, ha llevado al éxodo masivo de cientos de miles y a una explosión en la mortalidad. Según el Observatorio Venezolano de la Salud, la mortalidad infantil habría aumentado la friolera de cien veces desde 2012. Los infantes que sobreviven miden 1 cm menos. La incidencia de niños escuálidos y enfermos se expande como epidemia.

La minería es fundamental para la economía: representa un octavo del PBI y 60% de las exportaciones. Para volver a crecer más del 4%, el Perú debe desarrollar su vasto potencial minero.

Los Humala están en prisión pero sus políticas tienen plena vigencia. El primer año de PPK parece más bien el sexto año de Ollanta Humala.

Hace muy bien el ministro Giuffra en rescindir la concesión de Chinchero con Kuntur Wasi (KW). Según Giuffra, KW era intransigente en la negociación para un final de mutuo acuerdo: habría exigido US$65 millones por sus gastos, muy por encima de los US$24 millones que estimaba el Estado. Peor aún, KW se habría negado a que sus gastos sean auditados por Ositran.

Dos leones amenazan el bienestar social: los megaproyectos de Ollanta Humala y la corrupción de Lava Jato. Si PPK no los mata, los leones devorarán el crecimiento económico y nos dejarán atraso material y pobreza moral.

La modernización de la refinería de Talara es un crimen económico. El proyecto costará cuanto menos US$5,400 millones, pero reportará ingresos inferiores a US$1,800 millones. Por lo tanto, Talara es equivalente a hacer una fogata en la que arderán más de US$3,600 millones del dinero del ciudadano.

Hace bien Fernando Zavala en plantearse acelerar la inversión pública que, a nivel del gobierno nacional, ha caído 14% entre enero y mayo. También acierta Zavala en buscar reactivar la economía: la inversión privada ha vuelto a caer 5.6% el primer trimestre, las remuneraciones se han reducido 4.7% en abril, y se habrían perdido 100 mil puestos de trabajo formales. El MEF es trabajo a tiempo completo y a dedicación exclusiva por lo que Zavala no debería ser Premier si quiere ser efectivo como Ministro de Economía.

Urge un cambio radical en la política económica. Según el INEI, el PBI apenas creció 0.17% en abril, la tasa más baja desde 2009 cuando estábamos en plena crisis financiera internacional. Peor aún, si la pesca no hubiera crecido 101% por el adelanto de la temporada de captura, el crecimiento del PBI hubiera sido negativo. El panorama sectorial es desolador: el comercio, la actividad agropecuaria, la electricidad y los servicios financieros se han contraído; la construcción y la manufactura no primaria se han derrumbado -8% y -9.4%.

El proyecto de modernización de la Refinería de Talara debe ser detenido si al gobierno le interesa el bienestar social. Los US$5,400 millones que cuesta Talara son un insulto al 21% de pobres, al 44% de anemia infantil y al 26% de niños con desnutrición crónica en el campo.

Mientras el gobierno sigue sin saber qué hacer con Chinchero hay claras señales de parálisis en la economía. Por primera vez desde el 2009 la demanda interna ha caído 0.3% en el primer trimestre al tiempo que el PBI, cuando se corrige por estacionalidad, está en un punto muerto. La inversión privada acumula 13 trimestres a la baja, la construcción y la manufactura no primaria se contraen 5.3% y 1.5%. En abril, las importaciones de capital y el consumo interno de cemento se han desplomado 14% y 9%. La debilidad en la demanda ha hecho que en mayo, en lugar de inflación, los precios hayan caído.

La segunda pista del Jorge Chávez no tiene cuándo despegar. El aeropuerto recibe 17 millones de pasajeros al año cuando su capacidad es de 10 millones. El Jorge Chávez está como la extradición de Toledo: al borde del colapso.

Las APP son asociaciones público privadas y pueden ser una gran herramienta para construir y operar infraestructura pública. En esencia, en una APP un privado pone la plata para construir la obra y luego recibe una concesión pública que le permite recuperar su inversión. El privado podría también ser más eficiente y reducir el riesgo del proyecto. Así, en teoría, las APP le podrían permitir al Estado construir obras más rápido, con mayor eficiencia y menor riesgo.

En julio de 2014 Kuntur Wasi (KW) ganó la concesión para construir y operar Chinchero durante 40 años. De acuerdo al contrato, KW se obligaba a construir el aeropuerto a su cuenta y riesgo para lo cual debía conseguir financiamiento. El Estado, a cambio, le iba a pagar $265 millones más los intereses del financiamiento una vez que Chinchero estuviera en operación.

Graves sospechas de corrupción se ciernen sobre Rutas de Lima. ¿Qué sabemos sobre la cuestionada concesión?

El gobierno de Humala, que prometió el balón a 12 soles, es el responsable de que el sur no tenga gas. ¿Cuál es la extraña cronología del gasoducto?

La línea 2 del metro es un monumento al dispendio. El sobrecosto del proyecto, de más del 100%, superaría los US$3 mil millones.

La probabilidad de que Marcelo Odebrecht mienta para manchar a Ollanta Humala es casi cero porque no tendría nada que ganar y todo que perder. Si Odebrecht mintiera perdería todos los beneficios de su colaboración en Brasil, lo que le costaría seguir en prisión hasta 2034.

Si el gobierno no reacciona con un agresivo programa de inversión y gasto público, estamos en serio peligro de que la economía se paralice el 2017.

Es esencial elegir bien a los nuevos presidentes de los “ositos”: Osinergmin, Ositran, Osiptel y Sunass. La ineficiencia de los “ositos” le ha costado al país más de US$15 mil millones durante la última década.

Matemáticamente, pronto estaremos eliminados del Mundial. Pero la matemática que sí importa es cuánto costará la reconstrucción.

El impacto económico del Niño puede ser devastador. En los niños de 1925, 1983 y 1998, el crecimiento del PBI se redujo en 7.1%, 10.2%, y 6.9% con respecto al año anterior. Las exportaciones cayeron 11%, 9% y 15%.

Petroperú se endeudará por US$3 mil millones para ampliar la capacidad de refinación de Talara de 65 a 95 mil barriles por día (bpd). ¿Qué sabemos sobre el proyecto?

Si el gobierno sigue sin reaccionar frente al escándalo de corrupción, la economía crecerá 2% o menos en 2017.

El Perú fue asaltado con vileza: funcionarios públicos y empresarios bailaron al ritmo de la samba mientras empobrecían al ciudadano.

El Gasoducto del Sur y la Refinería de Talara son dos elefantes blancos que se balancean en la telaraña de la demagogia. La pérdida social de estos elefantes superaría los US$15 mil millones. El fin del gasoducto era loable: que el gas llegara al sur. Pero el único ganador era Odebrecht porque, hubiera o no gas, hubiera o no demanda, gozaba de ingresos garantizados por US$912 millones al año.

La justicia está tras los pasos del feroz robo que es la Interoceánica Sur. Sé lo que hiciste, Alejandro. La coima es la punta del iceberg.

Alejandro Toledo se burla de la justicia. Pero ¿por qué la acusación en su contra se ha demorado años permitiéndole salir del país?

Las evidencias de lavado de activos contra Alejando Toledo son abrumadoras. Pero nuestra justicia no actúa. ¿Quién protege a Toledo?

Es una excelente noticia que el gasoducto de Odebrecht regrese al Estado. El proyecto se debe volver a licitar para que el sur por fin tenga gas, pero sin contratos entreguistas, lesivos al interés nacional.

La concesión de peajes del municipio de Lima a Odebrecht es una vergüenza. Esta concesión, firmada el 2013 por la ex alcaldesa Susana Villarán, es el origen de la convulsión social en Puente Piedra.

Cada vez que los limeños pagan peaje le están dando plata a Odebrecht y a otras empresas cuestionadas por corrupción al ritmo de 500 millones de soles al año. Más aun, el Estado peruano ha pagado 1,050 millones por mantenimiento y obras en la Interoceánica Sur el 2014 y 2015.

El gobierno no puede permitir que el gasoducto del sur siga adelante si se toma en serio la lucha contra la corrupción. El gasoducto es nefasto porque Odebrecht, líder del consorcio ganador, disfruta de ingresos garantizados por 900 millones de dólares anuales, que se financian con aumentos en las tarifas de luz. En efecto, cada vez que prendemos la luz le estamos dando plata a Odebrecht y a sus socios. Si nos interesa el bienestar social, se debe paralizar el gasoducto y convocar a una nueva licitación sin ingresos garantizados para el concesionario.

Los millonarios sobornos de Odebrecht son la punta del iceberg del cáncer de la corrupción. Los presidentes Toledo, García, Humala y PPK nos deben una urgente explicación.

El nuevo ministro de Educación debería replantear la Sunedu o proponer su eliminación. Se hace necesaria, además, una profunda revisión de la Ley Universitaria.

La economía crecerá 4% en el 2016. Pero ¿cuánto del crecimiento se debe a la minería?

Ha muerto Fidel Castro. Y aunque no hay muerto malo, el legado de Fidel es desastroso para Cuba y América.

Los costos económicos de la corrupción son devastadores. A pesar de ello, nuestras autoridades parecen maniquíes cuando se trata de investigar y sancionar el robo sistemático al Estado peruano y al ciudadano.

El Perú es, para los peruanos, el país más importante. Pero nuestra economía es diminuta: menos de la mitad de la centésima parte del mundo. Para crecer rápidamente el Perú debe mirar al exterior. ¿Durante qué gobiernos crecieron más las exportaciones?

Cual David contra Goliat, Donald Trump ha derrotado a Hillary Clinton. ¿Por qué ganó Trump? ¿Habrá una hecatombe financiera y política internacional?

Augusto Leguía gobernó el Perú durante 15 años, más que cualquier otro mandatario republicano. ¿Cuál es su legado?

De acuerdo con el ministro Thorne, la inversión privada estaría en caída libre al haberse contraído 6% en el tercer trimestre. ¿Por qué la inversión no para de caer?

La gestión económica de Odría fue excelente. Su gobierno es, después del de Leguía, aquel en que más creció la economía peruana en el siglo XX. Los datos son del BCRP, Bruno Seminario y Gustavo Pons Muzzo.

Es un grave error que el Perú gaste 4 mil millones de soles en organizar los Juegos Panamericanos del 2019.

¿Para qué tenemos Petroperú? La empresa ha perdido plata y ha realizado inversiones ineficientes durante muchos de sus años de existencia; cada vez producimos menos petróleo, exploramos menos y nos vamos quedando sin reservas.

Donald Trump puede ser el próximo presidente de los Estados Unidos. ¿Qué explica su éxito inusitado? ¿Qué consecuencias traería su elección al Perú?

Economista

Edición Impresa
Lo más leído