04.AGO Martes, 2015
19° Lima
Última actualización 02:53 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Comisiones en juego

Compartir:

Columna Mónica Delta

Tomo prestado el nombre de un libro que acaba de publicar Raúl Chanamé. Esa es la sensación que tengo en el 194° aniversario de la independencia del Perú. Nuestros antepasados no la tenían clara. Me da la impresión de que hasta ahora seguimos buscando la fórmula de la consolidación.

Los comediantes Jorge Benavides y Ernesto Pimentel vivieron, en 24 horas, lo que muchos ciudadanos padecen todos los días en el país. Miedo, extorsión, ataque y violencia. Ni gobiernos ni autoridades regionales yp distritales, además de la cadena responsable de impartir seguridad, parece entender lo que es prioritario.

Faltan 12 días para que empiece la cuenta regresiva de este gobierno. Ollanta Humala ingresa a su quinto año de administración y la percepción generalizada es que ha sido mediocre y que solo se espera que termine su mandato. El 28 de julio será su penúltima presentación en el Congreso y el 29 su último desfile militar.

¿Quién no ha soñado con el encanto de un apuesto rey y la belleza de una joven reina? Todos, en algún momento de la vida. Nuestro mandatario y su esposa no son la excepción. Observar la fascinación de Ollanta y Nadine en el Palacio Real de España confieso que me conmueve. Imagino que vuelven a sentir las cosquillas de la seducción juvenil. Quizá sueñan con ese poder de las monarquías, que no se eligen, sino que se heredan. Diera la impresión de que los pasillos de la realeza recargan sus afanes de encontrar culpables de “todas sus desgracias” y, sobre todo, de las de su amada, a quien en el Perú, según sus palabras, “siguen destrozando”.

Nadine Heredia quiere impedir que abran sus cuentas. Ha decidido pelear en el plano de la victimización. Tiene derecho a defenderse, pero insiste en confundir sus roles de dirigente partidaria y primera dama, y con presupuesto de todos los peruanos. La decisión que ha tomado la pareja de Palacio, cuando su respaldo no supera el 10%, es enfilar su esfuerzo en librarse de investigaciones y de lo que ellos llaman persecución. De lo contrario, lo temen, podrían terminar desapareciendo de la escena futura o, lo que es peor, en la cárcel.

El Diablo está metido en los detalles y también en las billeteras. Aunque puede ser tomada como anécdota, la Mesa Directiva del Congreso que encabeza Ana María Solórzano perdió, otra vez, la gran oportunidad de demostrar sentido de las prioridades y manejo político. Regalar billeteras de cuero a 1,295 padres y 850 madres del Poder Legislativo no es solo una ostentación y una evidencia del despilfarro sino también una demostración de ignorancia sobre las necesidades de los trabajadores. Escuchaba a Verónika Mendoza en el programa de Patricia del Río que hace años se demanda un lactario o una guardería para los hijos de quienes laboran en el Parlamento. Eso sí les mejoraría su calidad de trabajo, es más, se estaría cumpliendo con la ley. Pero no. En vez de analizar el gasto y usar un presupuesto de manera adecuada, usan 335 mil soles de los tributos pagados por los peruanos para comprar billeteras Renzo Costa.

Si repasamos los últimos días en la política nacional, nos llevamos la certeza de que nos tratan como idiotas. El congresista del PPC Juan Carlos Eguren intenta dar clases de ginecología en casos de violación. Sus argumentos deleznables quieren “probar” que una mujer violentada no va a estar en el dilema de abortar o no. Confunde, no sé si deliberadamente, lubricación (que la produce el placer del sexo) con “moco vaginal” para asegurar que, como resultado de una perversión de esa naturaleza, no hay embarazos. La cereza de la torta la ponen Lourdes Flores, que el silencio le hubiera quedado mejor, y Castro, como presidente de ese partido.

Faltan diez meses para la primera vuelta electoral. Serán intensos para todos los actores políticos, pero agotadores para la ciudadanía, que aspira al milagro de elegir a alguien capaz de adecentar el futuro inmediato del país para darle viabilidad. Uno lo escucha todos los días. Hay hartazgo, desasosiego y, en algunos niveles ciudadanos, solo resignación. La frase común es “estamos fregados”. Los indicadores económicos nos dicen que no estamos tan mal. En el exterior miran al Perú aún con expectativa. Sin embargo, nuestro propio espejo nos muestra, en el reflejo, deformados, enfermos, sin esperanzas. ¿Por qué estamos en un ambiente depresivo? ¿Por qué hace algunos años se respiraba optimismo? ¿Tiene que ver solo con que había un mejor precio en los commodities? ¿La gente tenía más plata? ¿Había menos pobreza? ¿O, en realidad, sin descartar lo anterior, había más alegría en la apuesta y teníamos más confianza en nuestras capacidades como país emergente y en el que la renovación podía afianzarse mejor con nuevos actores en el liderazgo nacional? Hay quienes han afirmado que los peruanos somos ‘tristones’. Creo, en realidad, que somos sobrevivientes de demasiadas crisis y, por un periodo corto, nos llegó la sensación de haber doblegado los malos momentos. En realidad, estamos en pañales (y no me refiero a los sucios que enfrascan la pelea entre dos ex ministras) como sociedad. No hemos dado ni un paso para un verdadero cambio en nuestros sistema político.

¿Es siempre la mejor defensa el ataque? No en el caso de las indagaciones fiscales sobre gastos suntuosos de la primera dama. El presidente Humala, que es un experto en ‘tacles’, ha dicho que es una persecución contra su esposa y ha pretendido hacer comparaciones siempre odiosas con otras cónyuges presidenciales. Como de costumbre, parece que le preocupa la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

Primer acto: una joven de 24 años atropella a delincuentes en moto después de ser asaltada con la modalidad del bujiazo en San Isidro y hoy se encuentra en problemas policiales.

De no mediar nada extraño, Martín Belaunde Lossio, ex asesor de las campañas electorales de Ollanta Humala, será extraditado de Bolivia. El Ejecutivo ha puesto el parche a través del ministro el Interior. “Esto va a demorar, por lo menos, 90 días”, dijo. Otras voces aseguran que no hay impedimento para que venga de inmediato. Su arresto domiciliario será hasta el 21, aunque garantizan que estará detenido lo que sea necesario.

La enfermedad es terminal en el caso de Tía María. Solo un milagro podría salvarla. Como Conga, esta es otra inversión perdida, que pudo dar oportunidad de mejorar la vida de miles de familias si se hubiese manejado bien. Los diagnósticos son conocidos. Una transnacional que no supo hacer su tarea social y de prevención. Un grupo radical antiminero que “arrasa con todo a su paso” como una pandemia, una población que se siente engañada y vulnerable, y, sobre todo, un gobierno sin liderazgo y autoridad que no tiene palabra y menos convicción para promover confianza, ingrediente básico en circunstancias de esta naturaleza.

Nombre de batalla: Luis Favre. Su identidad salió a la luz luego de la exitosa campaña de Humala. Le cambió el polo rojo por el blanco, le suavizó los gestos y lo ‘derechizó’ lo suficiente para ganar la segunda vuelta electoral. El ‘mago de las campañas difíciles’ salvó raspando a Susana Villarán de una segura revocatoria. La victimizó y fortaleció en la ‘Tía lentejita’ su cartel de honestidad .

En medio de la ‘narconovela’ Oropeza, las elocuentes facturas de golosinas del ex fiscal de la Nación Ramos Heredia, los congresistas fujimoristas caraduras que usaron la plata de los peruanos para un viaje proselitista, los cinco parlamentarios que han sido sancionados por Ética pero que siguen en funciones porque no se discute en el Pleno, probablemente porque los nacionalistas necesitan esos votos, opté por un ejercicio en mi programa de radio Capital: reemplazar, por un momento, al personaje del cuento Aladino y su lámpara maravillosa y preguntarle al público cuál es su deseo más ferviente en el último año del período gubernamental.

Mientras Cateriano, en su calidad de copiloto, sigue en un afán de sortear nubes negras para alcanzar gran altura y llegar a destino, el piloto principal sigue enfocado solo en los programas asistenciales, que pueden ser importantes para su propio aterrizaje pero que no abonan a la mejora de la productividad que el país requiere.

La obsesión de Ollanta Humala con el Apra parece ser tal que ha incorporado la escopeta de dos cañones a su estilo oratorio. Por un lado, respalda a su flamante primer ministro, Pedro Cateriano, en las conversaciones emprendidas con las demás fuerzas políticas en un afán de lograr entendimientos básicos para bajar tensiones y obtener confianza en el Congreso, y, al mismo tiempo, continúa descalificando al Legislativo en discursos diarios. La gran excusa para el insulto a los congresistas de la oposición es la defensa de su “exitosa” esposa, que lo único que pretende es “servir al país, sin recibir pago alguno”.

La testarudez y el manejo político equivocado de Ollanta Humala hicieron rodar la cabeza de Ana Jara. Me pregunto si todo el lamento y el respaldo que recibió la premier posteriormente no tiene grandes ingredientes teatrales. Las filtraciones a la prensa sobre los incansables trabajos de rastreo y seguimiento a políticos, empresarios y periodistas (en los que estoy incluida) salieron del corazón de la DINI. ¿A quién responde esta dirección? Al presidente de la República. Entonces, ¿qué tanto revuelo por la censura de Jara si quienes la subieron al cadalso fueron los propios? El Congreso solo ejecutó la acción. Ahora, pues, ¿qué camino tomará el gobierno? Si opta por la arrogancia y la confrontación, sabremos que no está dispuesto a concluir su mandato en concordancia con lo que el país necesita. Los peruanos entenderemos que quieren pervertir el mensaje y que no escucharán las voces que exigen un gabinete de consenso que acompañe un aterrizaje saludable para finalizar el quinquenio. Por más que le fastidie al jefe de Estado, debe prepararse para un Congreso sin mayorías y con una última directiva de la oposición. La censura ha sido un mecanismo de control, como funciona en cualquier nación democrática. A Ollanta no le conviene y al Perú menos una mayor polarización. Las cifras económicas comienzan a ser alarmantes. No estamos para juegos y, más bien, requerimos de un gobierno sensato, que no le ponga zancadillas a su próximo primer ministro, el número siete. ¡Casi dos cabezas de gabinete por año! ¡De locos! Cuatro años son suficientes para aprender que la cordura y la serenidad en el juego político, sobre todo si eres gobierno, son lo que debe prevalecer. Hasta ahora nos demostraron rabietas y pataletas. Ya es hora de encontrar la madurez política como para actuar en consecuencia. Ponerse el cuchillo entre los dientes logrará una mayor crispación con consecuencias funestas. El presidente Ollanta está en la obligación de mostrarse a la altura del cargo, al menos al final de su mandato. ¡Que Cristo resucitado lo ilumine!

Hablar de accidentes de tránsito debería ser un asunto de Estado. Díganmelo a mí que debo reportarlo, cada noche, luchando por no mirar la pérdida de vidas con indiferencia, como parecen observar las autoridades responsables. Estamos contando muertos como si viviéramos en medio de la peor de las guerras. Pero, además de las vidas ‘llevadas de encuentro’, el país pierde más de tres mil millones de dólares anuales porque nuestra dirigencia es incapaz de liderar una cruzada que minimice esta sangría, provocada básicamente por la laxitud de la autoridad y la incapacidad para la ejecución de medidas preventivas y de aplicación de la ley.

19/03/15 |

Lima, amarilla

0

El peor consejero de una autoridad es la obsesión por la revancha, por la refundación. Por querer trazar la línea del antes y el después. Por pretender desconocer y borrar de la historia lo hecho por algún adversario. Así de pequeña es la mirada de muchas autoridades en nuestro país, incluyendo la del propio presidente. Parece un asunto de almas acomplejadas. No puedo entender la actitud del alcalde Luis Castañeda. Se percibe en su humor, en sus palabras y en su pintura amarilla las ganas de desconocer cualquier intento de la gestión de Villarán. Susana hizo lo mismo y sabemos cómo terminó. Castañeda tiene respaldo suficiente como para demostrar, una vez más, que es capaz de gerenciar la ciudad y dar el salto. Pero me temo que la soberbia y su afán de “dar el vuelto” lo están cegando. Él y la ciudad están perdiendo energía y tiempo. El votante, el ciudadano, está más exigente. Ya no se conforma con escaleras y paredes pintadas. También quiere continuidad. Que la ciudad evolucione, que cambie y mejore. Esta Lima de casi 10 millones de personas no va a aceptar que vengan los ‘Atilas’ a destruir todo para comienzos mesiánicos. Todavía es posible tener una visión positiva de hacia dónde vamos en transporte, seguridad, limpieza, cultura. No nos quedemos en la mezquindad. Dejemos que el Poder Judicial investigue y castigue. Pongamos el mayor esfuerzo en un trabajo integral. Los Juegos Panamericanos y el bicentenario pueden ser grandes incentivos para demostrar que somos capaces de lograr una ciudad con mejores condiciones para vivir.

En conferencia con los periodistas extranjeros, el presidente Humala aseguró que el asunto del espionaje chileno no quedaría sin consecuencias. “No tener una respuesta es una respuesta”, espetó a las autoridades chilenas el mandatario. Pues bien, la diplomacia chilena contestó y dijo lo que siempre ha dicho: ni admite ni consiente prácticas de esa naturaleza, aunque a reglón seguido asegura que continuará investigando.

26/02/15 |

¡Ni un sol más!

0

La relación de la vicepresidenta Marisol Espinoza con el partido de gobierno continúa siendo tensa. Aunque ella alega que es una decisión temporal para cumplir con una labor social, dejar de aportar el 10% de su sueldo al partido es sintomático y resultado de haber sido ‘basureada’ sistemáticamente por los dirigentes de su agrupación y del gobierno.

19/02/15 |

Tomando aire

0

El gabinete fue oxigenado y Ana Jara empoderada. La caída de Urresti le da sabor a triunfo a la oposición y un respiro a la premier. Las salidas de los titulares de Justicia, Energía y Minas y Mujer eran necesarias. Hasta aquí una evaluación positiva de la decisión presidencial. Ahora bien, estamos hablando de 58 ministros que han desfilado en las diferentes carteras y del séptimo titular del Interior que se estrena.

El equipo de defensa de Nadine Heredia se refuerza. Además de contratar al constitucionalista Aníbal Quiroga, ya se anuncia el ingreso al equipo de Eduardo Roy Gates, quien ha tenido “momentos estelares” durante este gobierno, desde la primera campaña electoral, hasta la “conversación-presión” con la ex procuradora Jenny Vilcatoma por el caso Belaunde Lossio. Eduardo Roy pasa al ámbito de la defensa privada, pero, estamos convencidos, seguirá en el círculo más estrecho del poder. Lo que se evidencia es que la investigación por presunto lavado de activos contra Nadine, con pruebas nuevas o no, la ha puesto en serios aprietos y, aunque no quiera demostrarlo, la tiene muy preocupada. El suelo no está parejo para la presidenta del partido de gobierno, por lo que requiere, con urgencia, un manejo fino a cargo de un aparato jurídico que también tenga una estrategia política.

05/02/15 |

Traje de campaña

0

Resulta contradictorio cuando el presidente Humala y su esposa se refieren al “ruido electorero” de la capital y a los “candidatos” cuando los adversarios denuncian o responden políticamente. El “traje de campaña” que el mandatario exigió a sus seguidores vestir, meses atrás, él lo exhibe, con pasión, en cada viaje e intervención que realiza, en nombre “de la familia presidencial”. Exacerbar la mirada de escepticismo que tienen las regiones hacia Lima no va a ayudar, sino que provocará una mayor desconfianza. Ha sido una táctica utilizada en el pasado por el fujimorismo, y ya vimos cómo acabó su líder. Es curioso e incoherente que, vistiendo ese “traje de campaña”, exija a los otros probables candidatos un trato distinto y especial. Queda en evidencia que el escenario primigenio de la extensión de su gobierno, a través de Nadine, quedó descartado. Sin embargo, se percibe una necesidad de protección personal y familiar, porque en el 2016 la cosa viene dura. Requieren urgente una defensa “leal y sin disidencias” en el próximo Congreso. Por lo tanto, no es tan difícil colegir que “la desconfiada Lima” no es la plaza idónea para sus objetivos electorales. La versión de la calle es que el año electoral se adelantó, que los enfrentamientos políticos se endurecerán cada vez más. Así, los peruanos perdemos porque en la polarización y en las malas estrategias de respuesta del poder, las oportunidades se diluyen hasta desaparecer. ¿Hasta qué punto de crispación y de enfrentamiento esas fuerzas del poder son capaces de llevarnos para conseguir sus fines? No caigamos en la trampa de “nosotros somos los buenos y todos los demás son los malos” porque esa historia ya la vivimos y no trae nada bueno. Seamos capaces de ayudar a que el “conductor” del gobierno deje el traje de campaña y se ponga el de estadista.

29/01/15 |

Sin inteligencia

0

La arrogancia y la testarudez son fieles enemigas de la inteligencia. Este perfil le ha costado muy caro a Ollanta Humala, quien, en una semana, ha perdido estruendosamente en su campo de acción. Una ley que nació con sentencia de muerte, la de empleo juvenil; un congresista, Sergio Tejada (el engreído jefe de la megacomisión contra Alan García) que renunció a su bancada; y la agudización del resentimiento de la única vicepresidenta que le queda, Marisol Espinoza, por “mandarla seguir”.

La entrega de Martín Belaunde a las autoridades bolivianas dejó interrogantes. ¿Por qué este personaje, que hasta el domingo decía que era un perseguido político, se puso a derecho? ¿Entró en razón? ¿Tuvo un súbito arrepentimiento? En las últimas semanas, las estrategias gubernamentales se han agudizado en acciones de defensa, ataque, inteligencia y contrainteligencia, mirando al adversario como un objetivo militar. Ollanta Humala –en medio de las acusaciones de reglaje hasta de su propia vicepresidenta– ha acentuado, junto a su predilecto ministro del Interior, la ofensiva.

15/01/15 |

El cautivo

0

Se aplica a la persona que se siente dominada por alguna cosa o que es prisionera de algo o de alguien. El concepto calza en el histriónico ministro del Interior como anillo al dedo.

08/01/15 |

En mi defensa

0

Martín Belaunde Lossio tiene un punto de defensa. Tirios y troyanos hoy lo acusan. No le queda quien lo defienda públicamente, salvo su abogado, quien sostiene que hay una persecución política. Sin embargo, sigue libre y coleando mientras en Bolivia deciden si le dan o no el refugio que solicitó cuando supo que la figura de la colaboración eficaz les había fallado a sus protectores de entonces. Lo interesante es que Belaunde Lossio no ha estado callado. Ha utilizado la altanería y la audacia a través de su cuenta en Twitter para seguir provocando. Conoce bien a sus poderosos (ex) amigos en Palacio de Gobierno y también maneja el enfrentamiento con opositores y periodistas.

18/12/14 |

¡Jo, jo, jo!

0

¡Feliz Navidad para todos! ¡Manuel Burga no va a la reelección de la Federación Peruana de Futbol! El más odiado amenaza con escribir un libro donde lo contará todo. ¿Todo? Su autodenominado cancerbero Daniel Urresti calienta motores para las grandes ligas: las presidenciales. Cuidado con que se le pase la mano y genere celos enfermizos en quienes lo contrataron para jugar. Sus creadores han apostado a que sirva de distracción, pero de ninguna manera de reemplazo de Nadine.

‘Lópezgate’, ‘Martíngate’, Roy Gates. En las últimas semanas, el ruido político se ha hecho insostenible porque han seguido creciendo los indicios y verosímiles especulaciones sobre hombres cercanos al presidente que han tenido comportamientos indebidos y a quienes estamos ayudando a recobrar la memoria. La incómoda prensa no ha cesado en recordarle las actividades dudosas, insistentes llamadas telefónicas e impropias reuniones de sus más cercanos colaboradores con el ex operador de Montesinos Óscar López Meneses y el más buscado del ubicuo Urresti, Martín Belaunde Lossio. Más allá del ‘cierrafilas’ oficialista alrededor del ministro de Justicia, Daniel Figallo, y el asesor presidencial Eduardo Roy Gates, antes abogado personal de Ollanta Humala en casos emblemáticos como Madre Mía, ha sido evidente el interés de ambos en que el otrora amigo, proveedor ¿y socio? de la pareja presidencial encuentre fórmulas para librarse de la cárcel a través de una colaboración eficaz. La ex procuradora Yeni Vilcatoma, despedida en vivo y en directo por un exaltado ministro, les ha salido corajuda y respondona. Parece que el gobierno pensó que sus fichas en el tablero de ajedrez llamado Belaunde Lossio estaban moviéndose con maestría, pero se equivocaron y están quedando como ‘calichines’. Recordemos que, al explotar el escándalo, el propio mandatario pidió tener cuidado con “las honras” y la familia del ex amigo. Más adelante, cuando la bola siguió creciendo, cambió su discurso y hasta la primera dama le solicitó públicamente que “mejor se entregue”. Otro hombre del presidente, como el dos veces ministro José Urquizo, resulta que habría almorzado con el “resguardado” López Meneses en Batallón Libres de Trujillo y que hablaba con frecuencia por teléfono con él. Ni qué hablar de las más de 400 veces que se comunicó su otro asesor, Adrián Villafuerte (‘El Ácido’), con el entonces director de la Policía durante la época de la ilegal custodia policial. Muy peligroso que Belaunde Lossio y López Meneses se conviertan en un Watergate peruano.

Lima, en el ojo del mundo. Hablamos de la metrópoli que alberga delegaciones de 195 países, de gente importante que discute cómo lograr algún consenso que impacte positivamente en el cuidado del planeta, de los grandes responsables de las emisiones de carbono y el calentamiento de la tierra: Estados Unidos, China e India. El 2015 nuestra capital será también sede de una cumbre económica mundial. Por eso vino la “todopoderosa” directora del FMI, Christine Lagarde. Hasta ahí, Lima la ciudad gourmet, moderna, activa y prometedora. La otra Lima, la horrible, en la que impera la violencia, el asesinato y, sobre todo, la corruptela política es con la que convivimos todos los días, una ciudad bipolar, con gobernantes que solo quieren hablar con “la visita” evadiendo los problemas reales de la casa y de “la familia” más cercana.

27/11/14 |

¡Soy inocente!

0

En los oídos de todos los peruanos aún reverbera esa frase de Alberto Fujimori antes de ser sentenciado a 25 años de cárcel. Escuchar al presidente Ollanta Humala buscando el énfasis para minimizar el perfil cercano del fugitivo Martín Belaunde Lossio como el “soy inocente” suena estridente, hueco, mentiroso.

¡Bienvenidos, damas y caballeros, presentamos una función continuada repleta de trucos, en la que cada uno de ustedes puede ser protagonista! ¡El circo todos contra todos presenta uno de sus números favoritos! ¡Que salgan los viejos leones! ¡Que los payasos entretengan al público! ¡El fútbol, Burga y Urresti de teloneros! En las tribunas, Mulder y Vitocho alegran el ambiente de carnaval y, escondido, muy cerca, el polifacético, el único, el invisible Martín Belaunde Lossio festeja la plataforma de entretenimiento, pero también envía mensajes encriptados que le recuerdan a Nadine un pasado reciente. “¡Asesorías bien pagadas!”, grita una voz sin rostro. En el palco presidencial, la pareja, para que el público observe, ladea la cabeza en señal de desaprobación. Mientras tanto, reciben los reportes de ‘ayayeros’ tras la presentación de los ilusionistas. La ‘cazuela’ ruge y toma cuentas ‘prometidas’. “¡Te dimos 17 kilos de oro y hoy ni nos miras!”, gritan los mineros ilegales. Los pateros de siempre le tapan los oídos, le limpian el saco al mandatario y a su esposa, mientras que los monos con metralleta siguen disparando desde todos los lados. ¡El ministro del Interior se coloca todos los sombreros! El de policía, hincha, candidato, ¡es la estrella del show! La gente aplaude a rabiar y se olvida de los sicarios, extorsionadores, Belaunde Lossio, ‘La Centralita’, Orellana, el fiscal, la desaceleración de la economía, la debilidad institucional. ¡Bahh! Esas son pamplinas. ¡Que siga la jarana y que pasen más trago! Total, hay tanto número que al final ni recordaremos cómo empezó todo y menos cuánto nos terminará costando.

Este fue el último exabrupto del ex presidente Toledo cuando periodistas de Frecuencia Latina lo abordaron en un restaurante campestre. No quiere que le pregunten por Ecoteva. No quiere que lo cuestionen por el lío judicial en el que ha metido a su suegra, a raíz de las millonarias compras de la casa en Las Casuarinas y la lujosa oficina de más de 800 mil dólares. No quiere que le pregunten sobre el sorpresivo cambio de fiscal en su proceso. Quiere llegar al Perú y ser un intocable. Quiere dictar sus reglas, sin dar explicaciones. ¿A quién cree que asusta? Cree tontamente que un par de lisuras va a apagar una cámara o disuadir a los periodistas para no cuestionarlo. El blindaje del gobierno no le alcanza para que los periodistas no le hagan preguntas incómodas. Así que, si ha regresado al país para su campaña electoral, que ensaye otras respuestas porque hay muchas preguntas que le haremos hasta el hartazgo, a fin de que, algún día, diga la verdad.

Si hay un personaje que puede unificar criterios en el Perú es Manuel Burga. Encarna la viveza, la arrogancia, la ineficiencia y, por qué no, la corrupción en el fútbol peruano, que solo nos ha traído fracasos en los últimos 32 años. Sin embargo, si por obra y gracia del azar, la selección hubiese clasificado al Mundial, el ‘inefable’, por arte de magia, se hubiera convertido en un ‘héroe nacional’. No hubiese cambiado nada.

30/10/14 |

Sicariato S.A.C

0

El ministro del Interior, Daniel Urresti, dijo que el sicariato era un asunto de mafias y que no debíamos preocuparnos. Pues bien, la siguiente recopilación habla por sí misma. El 14 de agosto de este año dispararon contra el alcalde del distrito de Amarilis, Marzony Puskas. De un certero disparo, asesinaron a Líder Villasana Flores, candidato a la Alcaldía de San Martín de Pangoa. Tres adolescentes estuvieron a punto de matar a la presidenta de la asociación del centro comercial Polvos Azules. Al vehículo de Carlos Días Lezama, candidato a la Alcaldía Provincial de Gran Chimú, le dispararon en el distrito de La Esperanza, en La Libertad. Ezequiel Coronado Murillo quedó gravemente herido tras ser acribillado por Jorge Aranda Ruiz, a quien una turba le dio muerte. El otro sujeto que esperaba al sicario logró huir. Días antes de asesinar a Ezequiel Nolasco, el sicario Christian Cruzate Pereda, alias ‘Colombiano’, y el sujeto vinculado al narcotráfico Juan Obregón, alias ‘Huachanito’, se grabaron en un video mostrando sus armas de corto y largo alcance. El taxista Ítalo Obregón Centeno fue hallado con una bala en la sien tras enfrentamiento de sicarios cerca del billar Real y, por las mismas fechas, en el distrito de Cumba, provincia de Utcubamba, en Amazonas, Domel Gonzales, un precandidato a la alcaldía, fue eliminado a balazos.

El presidente no tiene quien le escriba. Este affaire del ex operador de Montesinos, Óscar López Meneses, ha llegado a extremos inaceptables por un pésimo manejo de Palacio. Ni la prensa ni los líderes políticos debemos arrinconar al gobierno por la palabra de un individuo que trabajó con un régimen corrupto y que ahora se da el lujo de amenazar a la más alta investidura con una desfachatez que impresiona. El ex presidente García se equivocó al sumarse al cargamontón. Humala, por su parte, desde el principio debió manejar apropiadamente y con la verdad el tema del irregular resguardo policial en la casa de este ex operador de Montesinos. Y, de yapa, sus operadores políticos, lejos de tener un manejo fino del caso, recurren al insulto. Pero de ninguna manera podemos permitir que la gobernabilidad del país se ponga en juego por alguien que se burla del poder y obedece a sabe Dios qué intereses. La soledad de Ollanta es preocupante. Lo peor es que ni siquiera se da cuenta de que hace mucho ha perdido contacto con la realidad del país. No sé si no escucha porque no quiere escuchar o porque no tiene idea de cómo defenderse sin que parezca una reacción “soldadesca”.

Los sicarios en el Perú son producto de la globalización, dice Humala, mientras que Urresti asegura que al 80% de la población no le preocupa esta modalidad de crimen. ¿Qué país gobiernan?, nos preguntamos los peruanos. Urresti dice que pretenden dejarlo como un “imbécil”, pero los ciudadanos exigimos que no insulten nuestra inteligencia. El problema es de fondo. Una sociedad donde hay un porcentaje enorme que vive en la informalidad, donde las autoridades regionales y distritales no tienen temor de convertirse en delincuentes (Roberto Torres y su clan, César Álvarez y su mafia, Gregorio Santos, etc.). Un Poder Ejecutivo que es incapaz de liderar una verdadera transformación institucional, un ministro del Interior que está más preocupado por aparecer en la televisión, organizaciones delictivas de construcción civil que son incontrolables, el narcotráfico que se mete en todas las instancias y hasta financia campañas políticas, la minería ilegal que tiene protectores en el Congreso son parte de nuestra realidad. Si no hay sanción, hay desbande. Los juicios son interminables. Hay prófugos de la justicia que parecen protegidos por altas esferas (Orellana, Belaunde).

Mónica Delta,Opina.21 Mi intención no es hablar ni de victoriosos ni de derrotados. La hora de la verdad comienza después de las lides electorales. Luis Castañeda asumirá funciones en enero y no tendrá ni luna de miel ni las contemplaciones de otras épocas. Lima exige respuestas y soluciones reales. Susana Villarán tiene dos meses y medio para una transición inteligente en la que la “sangre en el ojo” es lo único que no debe aparecer.

Mónica Delta,Opina.21 ¿A qué se enfrentan las próximas autoridades en Lima? Somos nueve millones 752 mil habitantes, tres veces la población de Uruguay. Lima Norte y Lima Este suman más de cinco millones. San Juan de Lurigancho es el distrito de mayor población. Ya supera el millón. Somos 100 mujeres por cada 95 hombres y 23 de cada 100 hombres tienen educación universitaria, porcentaje que sigue siendo más alto que el de las mujeres con estudios superiores.

Mónica Delta,Opina.21 Una pregunta desvergonzada para los eventuales votantes de Lima. Una respuesta que nos ‘calatea’. Provocación calculada para enfrentarnos a nosotros mismos. Creo que sí. Percibirnos a nosotros mismos como cínicos nos envilece. Sin embargo, se desprende de la desfachatez de una intención de voto que pone como prioridad “hacer obras sin importarnos que roben”. ¿Debemos ruborizarnos porque un porcentaje muy alto de ciudadanos admita, sin empacho, que votará por candidatos con esas características? Confieso que me impresiona la dimensión del estado de cinismo que resulta de esta premisa. Nos define como una sociedad débil, doliente y enferma. Nos arrincona en nuestra frustración de creer que todos son iguales en la clase política. Me rebela que, sin luchar, claudiquemos nuestro poder ciudadano, nuestro derecho a cambiar el estado de las cosas. De ninguna manera podemos darle paso a un voto indiferente y desdeñoso. Me duele que expresemos nuestro ánimo electoral con un “¡qué más da!, ¡todos son iguales!, ¡voto contra este o esta!”. Un momento. ¡Vota por quien quieras! ¡No votes porque tienes mucha rabia acumulada! ¡Vota a favor de alguien, no contra alguien! ¡Si pides honestidad, empieza por ser honesto tú mismo! ¡Pregúntate cómo usarás tu derecho a votar! Convéncete no por decires o por sospechas ajenas. ¿Quién no utilizará mal tu dinero? Recuerda que la corrupción no es solo robarte, sino también no priorizar lo que la ciudad o tu distrito necesita. Cuestiona a ese candidato y respóndete con franqueza si merece tu voto. Pregúntate si a ese candidato le dejarías custodiar a tus hijos. Si le prestarías dinero para que lo gerencie mejor. Haz tu tarea, no seas ocioso y no busques que alguien la haga por ti. Es un ejercicio saludable que te dará el poder de revertir el statu quo del sistema político. Si tú contestas que no te importa si alguien roba o no, te conviertes en eso mismo. Que el espíritu cínico que nos amenaza permanentemente no nos alcance ni nos envuelva. Este 5 de octubre, ¡elige bien!

Mónica Delta,Opina.21 No hay peor ciego que el que no quiere ver. A 16 días de las elecciones municipales y regionales, cada candidato se aferra a su propia percepción que no necesariamente refleja la realidad. El caso más claro es el de la actual alcaldesa, cuyo fastidio es evidente ante los resultados de tres encuestas que la colocan muy por debajo de sus expectativas. Ella las llama encuestas “publicitarias”, es decir, mentirosas, que buscan inclinar la balanza torciendo la voluntad de un electorado que, según ella, “debe saber” que es “decente” y tiene “las manos limpias” (lo repite hasta el hartazgo). Lo curioso es que una de esas encuestadoras, GFK, es patrocinada por un medio escrito que promociona y respalda su candidatura. Las otras dos son Datum y Apoyo, ambas de mucho prestigio.

11/09/14 |

Juego de Tronos

0

Mónica Delta,Opina.21 Ollanta juega para hoy. Nadine para hoy y mañana. Podemos preguntarnos, entonces, ¿por qué insisten en alianzas que aparentemente restan y no suman? Estar cerca de Toledo desacredita. Estar avalando la candidatura de Susana no suma. ¿Qué están pensando en el binomio del poder? Probablemente en quién podrá defenderlos en el 2016, frente al fujimorismo y al Apra. Descartada una reelección conyugal a consecuencia de una campaña certera respecto al impedimento de la ley, los actuales inquilinos de Palacio necesitan defensores en el próximo Congreso. Queda claro que los propios no serán suficientes, y menos eficientes, para protegerlos durante cinco largos años. Ollanta tendrá que guardarse y desterrar, para siempre, el polo rojo, que polariza y atrae a los radicales en una campaña. Nadine, que está viajando mucho por el Perú como presidenta de su partido (esperemos que no con plata de todos los peruanos), está sembrando para la ocasión propicia. Entre tanto, en los juegos congresales, todos sorprendidos por la unanimidad obtenida para que investiguen a Toledo en el Ministerio Publico, incluidos los votos de su partido y de sus aliados. Evidentemente, es para que haya menos repercusión política (a diferencia del caso García) y con esperanza de que, en la Fiscalía, el caso Ecoteva pueda “manejarse mejor”.

04/09/14 |

‘Yesocaína’

0

Mónica Delta,Opina.21 El laberinto urrestiano cada vez se enreda más. El ministro del Interior, Daniel Urresti, sufre de verborrea y está en todas partes. Tiene el don del verbo florido y parece que también el de la ubicuidad. Está científicamente probado que las mujeres podemos utilizar 7 mil palabras diarias y los hombres solo 2 mil, pero el entusiasta miembro del gabinete es la excepción. El riesgo es alto cuando se excede la comunicación porque se cometen errores y a veces horrores. Precisamente le ocurrió con el anuncio que hizo el 1 de agosto sobre la incautación de media tonelada de droga en la camioneta de un candidato municipal en Barranca. Resultó ser un tremendo fiasco. No era cocaína, sino yeso. ¡Plop! ¿Hubo cambiazo? ¿Le hicieron el avión al ministro? ¿Quiso obtener crédito político al vincular el hallazgo con un candidato de un partido opuesto al régimen? ¿O fue una pura y dura mentira?

Mónica Delta,Opina.21 Fue a la tercera. El gabinete Jara obtuvo la confianza con el voto dirimente del ‘capricho’ de la pareja presidencial: Ana María Solórzano. El gobierno, una vez más, impone su voluntad, pero por la debilidad de los otros y no por su propia fortaleza.

14/08/14 |

En boca cerrada

0

Mónica Delta,Opina.21 ¡Que el ‘mudo’ hable! ¡Que no aparece ante los medios independientes! ¡Que no responde sobre Comunicore! ¡Que no da cuenta de sus propuestas! ¿Está mal de salud? ¿Está más delgado? ¡Arrastra el pie derecho! ¡No mueve bien la mano! Y Castañeda sigue apareciendo en sus videos hechos en casa. Resultado: se mantiene a años luz de su más cercana competidora, la alcaldesa de Lima, Susana Villarán.

Mónica Delta,Opina.21 Previamente al discurso presidencial, comenzó la estampida parlamentaria en el grupo del gobierno. Aunque, a decir verdad, esta se inició cuando el grupo encabezado por Javier Diez Canseco (Q.E.P.D.) se apartó de la bancada nacionalista.

31/07/14 |

Pasión prohibida

0

Mónica Delta,Opina.21 Se preguntarán a qué viene ese título. No es una telenovela, pero encajaría dentro de un reality. El protagonista, el presidente Humala. Hemos señalado hasta el cansancio que nos parece un hombre con buenas intenciones, aunque desconfiado hasta la obsesión.

24/07/14 |

La muñeca de Ana

0

Mónica Delta,Opina.21 Ollanta Humala juega su última carta de confianza al nombrar a Ana Jara como presidenta del Consejo de Ministros. Jara, quien empezó en el gobierno con un perfil dubitativo y errático y con el tiempo logró convertirse en la única operadora visible de la pareja presidencial, hoy recoge sus frutos. La siempre lista Ana estuvo dispuesta a ‘ajustarse’ a las necesidades políticas de Ollanta y Nadine, sin perder de vista su propio objetivo. El cambio de Cornejo ya estaba definido, incluso antes de la denuncia contra su asesor. Cornejo comenzó en el gabinete, hace cinco meses, con fecha de caducidad por el caso Helios, denunciado desde el minuto uno por Víctor Andrés García Belaúnde. Carlos Paredes pudo haber sido el sucesor (lo siguen guardando para cualquier momento), sin embargo Nadine quería, para hoy, una Ana en el Ejecutivo y a la otra en el Legislativo. Los ‘rebeldes’ de su propio grupo partidario amenazan con formar otra bancada si insiste en el “capricho” de poner a Ana María Solórzano en la Presidencia del Congreso, pero ya su propio consorte ha sido claro al asegurarles a los contestatarios que la puerta está abierta. No para que entren, sino para que salgan, si no encajan en “los usos y costumbres” de su movimiento. Más claro ni el agua. No hay marcha atrás y la Solórzano seguirá contra viento, marea y tempestades. Para eso cuentan con pequeños aliados cuyas palabras y compromisos se los lleva el viento con mucha facilidad y sin ninguna vergüenza. Nos referimos a Perú Posible y al “león desdentado” que ahí tienen, cuya única misión es salvarle el pellejo a Alejandro Toledo. José León con su “vocecita de ratón” había asegurado que Solórzano no estaba preparada para asumir tremendo encargo. Sin embargo, esa presunta independencia acabó muy pronto. Le ofrecían a Perú Posible la primera vicepresidencia con Solórzano. Esos son nuestros ‘representantes’ siempre tan dispuestos a repartijas y negociados. Veremos si la ‘muñeca’ de Ana en el Ejecutivo logra que se lleve la fiesta en paz con la otra Ana en el Parlamento. ¡Feliz 28!

Mónica Delta,Opina.21 Esta semana tenía en mente otro tema, pero me volvió a caer como bofetada con mano fría lo que la Procuraduría Anticorrupción señala sin que las autoridades se sonrojen.