30.AGO Domingo, 2015
21° Lima
Última actualización 02:42 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

"No sé si es la letra de Nadine"

Compartir:

Columna Enrique Castillo

Se equivoca Nadine Heredia si cree que a través de resoluciones judiciales va a lograr que se detenga toda la investigación que sobre ella existe.

Las múltiples denuncias y cuestionamientos que se hacen contra casi todos los voceados candidatos a la presidencia –y las que todavía faltan por hacerse– ponen a los electores en una situación muy particular. Si los nombres se mantienen, y la guerra de acusaciones se incrementa, podrían ser más las razones para no votar por alguno de ellos que los motivos para preferirlos.

No sabemos exactamente qué hace el gobierno para tratar de detener la ola criminal que invade el país. Nos dice muchas cosas y nos hace saber que presenta proyectos de ley, como el que pretende darle a la Policía –sin participación de un juez– toda la información de celulares y de instrumentos electrónicos de cualquier ciudadano. Y la justificación es que así podrán saber dónde están los delincuentes.

El gobierno trata desesperadamente de llenar los tremendos vacíos del discurso presidencial del 28 de julio. Y, de paso, busca que se modifique la percepción que a todos nos quedó: que el presidente ya dijo adiós, y que el Ejecutivo no tiene rumbo para su último año.

¿Qué puede decirnos el presidente Ollanta Humala en su mensaje del 28 de julio?

El presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, dijo que él es el vocero del gobierno, y así debería ser, pero la frase genera una interrogante.

Durante todo este gobierno, cuando al presidente o los ministros se les pregunta si están o no de acuerdo con la unión civil, con la aprobación en Estados Unidos del matrimonio entre homosexuales, con el aborto en caso de violación, sobre si se debe cumplir la sentencia de la Corte IDH, sobre la situación en Venezuela, sobre la eliminación del 24 por 24 en la Policía, sobre Tía María, entre otros temas, o evaden la pregunta o señalan que no pueden dar una opinión porque son gobierno; o simplemente cada uno contesta lo que se le ocurre, llegando a contradecirse o a enmendarse la plana entre ellos. ¿Es señal de que no toman posición por temor, por cálculo político, porque simplemente no conversan sobre estos temas o porque no tienen idea de qué hacer realmente?

La aprobación a la gestión del presidente Ollanta Humala y a la primera dama, Nadine Heredia, ha pasado del cielo al suelo. Después de estar por encima del 60% en los albores del gobierno –lo que les hizo creer (sobre todo a ella) que podían hacer lo que querían desde el poder–, ahora están en un paupérrimo 10%, y podrían seguir cayendo.

El congresista oficialista y colaborador incondicional de la pareja Humala, Teófilo Gamarra, ha señalado que “un poco más y van a incluir a las compañeras del salón de clases de Nadine Heredia…” en la investigación de la comisión Martín Belaunde Lossio. La frase puede tener sentido, pero debe estar dirigida a la misma primera dama y al jefe de Estado, y orientada a los nombramientos que ellos impulsan desde el gobierno.

La falta de capacidad para un buen manejo político, la insistencia en los propios errores, aferrándose a ideas o posturas equivocadas, y la soberbia de la presidenta del Partido Nacionalista –¿y presidenta de facto?–, Nadine Heredia, solo pueden ser “superadas” por la presidenta del Parlamento, Ana María Solórzano, que se ha esmerado en cumplir “aplicadamente” su papel de fiel e incondicional asistente de la primera dama, sin ninguna capacidad de iniciativa o intención de hacer algo por propia voluntad.

El viernes preguntábamos cómo se sentía el premier Cateriano–un hombre tan intransigente e implacable con la corrupción y toda clase de irregularidades–, así como los demás miembros del gabinete, con todo lo que enfrentaba el gobierno (compra y pérdida de pañales, el caso Martín Belaunde Lossio, los robos en Juntos y el caso Nadine Heredia, con dinero llegado de Venezuela incluido).

La primera dama se ha encargado, personal y públicamente, de disipar las dudas de los bienintencionados, de los incrédulos y de los ingenuos sobre quién manda en el Ejecutivo. De su propia boca todos sabemos hoy que ella es la que da las venias y autorizaciones. Aunque ha querido precisar que a Martín Belaunde Lossio no se las dio.

El caso Martín Belaunde Lossio no deja de manchar al gobierno. Aun cuando la fuga se haya realizado en Bolivia, las sospechas apuntan siempre al Gobierno peruano, que ha realizado extrañas acciones que beneficiaron al prófugo ex asesor de la pareja Humala.

No sabemos qué pensarán ustedes, estimados lectores, pero nos parece que si el gobierno y Southern querían una pausa para que se enfriara la situación en Tía María, lo que han logrado es exactamente lo contrario.

Es verdad. El gobierno no sabe qué hacer en Islay, porque nunca entendió cuál era su verdadero rol con respecto a Tía María. Igual que con Conga y otros proyectos más.

A este gobierno ya se le han otorgado facultades legislativas y no dieron buenos resultados.

Cuando uno va al banco a hacer cualquier transacción mayor de diez mil dólares, le hacen firmar un formulario luego de someterlo a un interrogatorio. Por orden de la SBS, nos dicen.

¿Se da cuenta el presidente Ollanta Humala de que, mientras más trata de defender a su esposa, en más problemas la pone, más dudas genera y más resistencias provoca?

La posición de Pedro Cateriano –¿es la de todo el Ejecutivo?– ha ayudado a reducir la tensión generada luego de la censura a Ana Jara.

Resulta muy difícil creer que Pedro Cateriano será el último primer ministro de este gobierno. Y no solo porque en un gobierno que bate todos los récords históricos negativos –siete jefes de gabinete en cuatro años, censura al primer ministro después de 50 años, cuatro votaciones y voto dirimente para el voto de confianza a una premier– cualquier cosa puede pasar; sino porque va a ser difícil que el hoy premier no postule al Congreso o en la plancha presidencial, aunque no para la Presidencia.

¿Alguien del gobierno actual debe asumir la responsabilidad política por las búsquedas de la DINI, a pesar de que estas se hicieron desde los gobiernos de Toledo y García?

Es muy lamentable que la calidad de vida de los que habitamos Lima no sea tomada en cuenta por las autoridades municipales, que viven y actúan en función de sus broncas individuales, sus odios políticos, sus revanchas personales y sus intereses particulares.

¿Aceptaría que parte de su dinero sirva para financiar o ayudar económicamente a todas las iglesias que funcionan por ahí, y que son creadas por personas que se creen “elegidas” por Dios?

Tal parece que las llamadas reformas electorales no son otra cosa que el reflejo de los traumas que algunos políticos y congresistas han sufrido últimamente. Esto, lamentablemente, no los deja ver más allá de las amargas experiencias.

Primero fueron los pequeños chifas y pollerías en apartados lugares, y a partir de la medianoche. Luego fueron los restaurantes de los conos y distritos populosos, en horas de cierre. Y últimamente han sido varios renombrados restaurantes ubicados en transitadas y céntricas zonas, a tempranas horas de la noche. ¿Mañana serán los grandes restaurantes durante el almuerzo?

Daniel Urresti ha confirmado que participará en política y anunció que se inscribirá en el Partido Nacionalista.

Es curioso el caso de Nadine Heredia, una persona que quiere hacer política, pero que, mientras más política hace, más rechazo genera en la población.

En un inexplicable comportamiento, el gobierno no dio su brazo a torcer y, en lugar de dar un paso atrás para dar dos adelante, se enfrentó a la oposición (la de los partidos y la de la calle) y convocó al Pleno del Congreso para que sea este el que se pronuncie sobre la ley del régimen laboral juvenil. El resultado fue una catastrófica derrota del Ejecutivo de 95 a 17.

Siempre se puede estirar la vida política de un ministro que quiere seguir disfrutando de la cercanía al poder, aunque su presencia no signifique ya nada para el país ni para los ciudadanos, y, por el contrario, sea perjudicial para ambos.

Si algún mérito hay que reconocerle al presidente Ollanta Humala y a su línea dura en el gobierno, es que están logrando lo que nadie pudo desde la época de Alberto Fujimori: unir a todas las fuerzas de oposición –aunque estas todavía no la ven– y hacer que la calle empiece a percibir que el gobierno está cargando y contaminando innecesariamente el ambiente político.

Las declaraciones de Sergio Tejada –uno de los congresistas más cercanos a la pareja Humala– no pueden pasar desapercibidas, porque pueden ser el inicio de una nueva etapa al interior del nacionalismo.

Hace muy poco se condenó a Alberto Fujimori por el caso de los diarios ‘chicha’. Fue una repudiable etapa de la vida política peruana en la que desde el gobierno se utilizaron los recursos públicos para pagarles a algunos medios periodísticos a fin de que insulten, ataquen y hasta difamen a los opositores y todos aquellos que se enfrentaron al régimen de turno.

En un país azotado por la crisis política, el permanente enfrentamiento entre oficialistas y opositores, la delincuencia, la corrupción y los problemas económicos, un fiscal de la Nación se enteró de que el Gobierno de su país había enviado a uno de sus más fieles y obsecuentes colaboradores a hablar con unos consejeros para tratar de acelerar su suspensión.

29/12/14 |

¡¡No la vean!!

0

¿Sabía usted la semana pasada que existía una exposición de pinturas de los presos de Sendero Luminoso? Nosotros, honestamente, no. Y seguramente casi nadie conocía algo al respecto. Pero, gracias al ministro del Interior, Daniel Urresti, hoy son muchos los ciudadanos que ya saben que Elena Iparraguirre y los demás delincuentes senderistas pintan y exhiben sus obras en Lima.

22/12/14 |

Los politiqueros

0

Hacen muy mal todos los congresistas de los partidos que iniciaron, continuaron y consolidaron el modelo económico que hoy tenemos en darles la espalda a sus propios postulados e ideas en materia de promoción del empleo al cambiar repentinamente de opinión, y pasar –en el caso del régimen especial laboral juvenil– del apoyo con votos al rechazo total.

15/12/14 |

Los intocables

0

Curiosa actitud la del presidente de la República, Ollanta Humala. El hombre de la honestidad para hacer la diferencia ahora hace diferencias en temas de honestidad.

Triste papel el del ministro de Justicia, Daniel Figallo. El responsable de asesorar al presidente para que se respete la legalidad en el país está metido en reuniones secretas para tratar el tema (¿ayudar y beneficiar?) Belaunde Lossio, el amigo de los Humala, para quien el mismo presidente pidió un trato benévolo, y que es acusado de ser la cabeza de una red de corrupción propia y cabecilla de otra red en Áncash.

Pese a la gran cantidad y variedad de delitos que se cometen todos los días en todo el país y la evidente ausencia de un trabajo planificado, orgánico e institucional en el Ministerio del Interior y la Policía Nacional, un alto porcentaje de la población (48% según GfK) aprueba la gestión del ministro Daniel Urresti.

24/11/14 |

Elija, Presidente

0

Todos enfrentamos momentos en los que debemos tomar decisiones trascendentales. Dependiendo de nuestra situación y posición, esas decisiones pueden ser para nuestro beneficio personal y de nuestro grupo, o para beneficio de todos los demás, incluyéndonos a nosotros.

Si uno revisa con detenimiento los resultados de las encuestas a la población y a los empresarios, y las compara con las acciones y declaraciones de los miembros del Ejecutivo, se podría concluir que el gobierno y el país van por cuerdas separadas, no tienen comunicación, están de espaldas. Y esto no es de hoy. Aquí solo unos ejemplos.

El Ministerio de Economía y Finanzas ha anunciado el cuarto paquete de medidas que busca dinamizar la economía.

El superintendente de Banca y Seguros ha dicho que aceptaría que un afiliado a una administradora de fondo de pensiones (AFP) pueda retirar una vasta mayoría de su fondo en caso de sufrir una enfermedad terminal.

Decir que porque se elimina la reelección de presidentes regionales y de alcaldes se va a eliminar o se va a reducir la corrupción en esas instituciones es una inocentada, una broma, un engaño que ni los mismos congresistas creen.

La realidad y la población le han dado una sonora y contundente respuesta al ministro del Interior, Daniel Urresti, por las declaraciones en las que señaló que el sicariato solo debe preocuparles a los delincuentes.

Vamos, señor presidente, tápeles la boca a todos. A aquellos que no le creen, a aquellos que dicen que usted tiene miedo y a aquellos que quieren usar el tema políticamente.

06/10/14 |

Hay de todo

0

Enrique Castillo,Opina.21 Estas elecciones nos han traído resultados que no han sido del todo sorpresivos. Claro, para los que tenían ojos para ver.

Enrique Castillo,Opina.21 Gregorio Santos podría ganar en primera o segunda vuelta en Cajamarca. Y esto no tiene nada de increíble para los cajamarquinos, aunque para la gran mayoría de peruanos sí tenga mucho de incomprensible.

Enrique Castillo,Opina.21 Según la última encuesta de Datum, a casi la mitad de Lima no le importa que Luis Castañeda robe, porque hará más obras. Esto habla muy mal de Castañeda, pero habla peor de la gestión de Villarán, y también de los demás candidatos en Lima.

Enrique Castillo,Opina.21 Susana Villarán empieza a pagar el alto precio que le exigen sus malas decisiones, su miopía, su soberbia y esa indefendible decisión de postular a la reelección, incumpliendo su palabra y sacándole la vuelta al electorado que la salvó de la revocatoria.

Enrique Castillo,Opina.21 El ministro del Interior anunció que prohibirá a los autos particulares usar lunas polarizadas. Dice que los asaltantes suelen robar vehículos nuevos con lunas oscurecidas para cometer un acto delictivo. “Si tienes lunas (polarizadas) y carro nuevo, te estás poniendo primero en la lista de los que pueden ser asaltados”, señaló.