05.AGO Miércoles, 2015
17° Lima
Última actualización 01:28 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Cuentas bamba

Compartir:

Columna Carlos Basombrío

Pocos saben qué es el Consejo Nacional de la Magistratura. Para decirlo en corto, es el colegiado que elige, evalúa y remueve a jueces y fiscales. Dos de ellos, los representantes de los colegios profesionales, acaban de ser elegidos.

En su último mensaje, Humala ha desperdiciado la oportunidad de hacer una convocatoria de Estado para lanzar el conjunto de reformas institucionales que se necesitan frente al desborde de la inseguridad ciudadana, convertido en el principal problema del país. Es verdad que, a estas alturas, la posibilidad de que el gobierno lidere una convocatoria de esta naturaleza es mínima. Ya ha perdido cuatro años y van siete ministros del Interior y no hay una política de Estado que los respalde; han tenido iniciativas muchas veces incoherentes, y hasta contradictorias, cuyos resultados están a la vista.

En uno de sus tuits, Alan García dijo que, pese a que Obama también ha indultado a presos por narcotráfico, no se le sindica como corrupto. ¿Injusticia? Contextualicemos. Obama va a pasar a la historia como uno de los grandes presidentes de los Estados Unidos. En lo interno, por la recuperación económica, la reforma de la salud, los avances en reforma migratoria, su apoyo a la causa de las minorías sexuales y, más recientemente, el inicio de una reforma penal.

Usando como base datos de encuesta del INEI* el último año se han cometido 7´967,846 delitos, más de 650,000 al mes, más de 21,000 diarios, más de 900 cada hora cada hora, 15 cada minuto. Los más frecuentes son el robo de dinero, celular o cartera. Entre exitosos (la gran mayoría) y fallidos tenemos 6´055,563 por año, más de 11 por minuto. Lo de las estafas me sorprende, pero en un año habrían habido 1´593,569, más de 4,000 al día.

La noticia me estremeció. No es la más grave ni la más violenta sobre la delincuencia, pero sí una que revela algo muy profundo. Una combi fue asaltada por individuos armados que les robaron todas sus pertenencias a los pasajeros. Lo novedoso es que ocurrió a plena luz del día, a las tres de la tarde, y en la avenida Arenales, una de las centrales y más transitadas de la ciudad.

Es verdad que la economía se ha desacelerado y eso siempre cuesta algunos puntos de popularidad, pero, a la vez, nunca un presidente ha gobernado con tantos recursos. Es cierto que el fujimorismo ha hecho una oposición sin concesiones, pero, a la vez, hay pocos grupos tan desprestigiados como el que lo cuestiona.

El Congreso ha dado facultades al Poder Ejecutivo para legislar en seguridad. ¿A favor o en contra? Ni a favor, ni en contra, sino todo lo contrario. No es que quiera competir con Cantinflas, sino que quiero situar la discusión en un ámbito diferente.

Esta vez viniendo de Brasil, nos llegan nuevos datos sobre los niveles de corrupción en el Perú.

Señor ministro, usted sabe que, desesperados por la inseguridad, los alcaldes de San Juan de Lurigancho y San Juan de Miraflores reclaman que las Fuerzas Armadas patrullen sus calles para combatir a los delincuentes. Ya el ministro del Interior ha dado su opinión y Defensa también debe pronunciarse; después de todo, es un tema que lo toca directamente.

La delincuencia asola al país. La extorsión llega también a los colegios, los microbuses son atracados con pasajeros a la luz del día, los ‘bujiazos’ son cada vez más frecuentes, los restaurantes son asaltados con comensales incluidos, etc. Todo ello con cada vez más violencia y muerte. Peor aún, cada vez más policías aparecen involucrados en los delitos. Y, bueno, no hablemos del narcotráfico…

El viernes 20, al cuarto muerto, tuvieron que declarar en emergencia la provincia arequipeña de Islay. Los opositores al proyecto minero Tía María lo vieron como una nueva traición y los partidarios de la minería como una medida inútil por tardía.

Tía María es una suma de fracasos. En esta columna quiero focalizarme en uno de ellos, el orden público. Manifestantes y policías muertos son la punta del iceberg. ¿Se pueden hacer las cosas de manera diferente?

La fiscal Marita Barreto, que investiga a la mafia de Orellana, acusa al suspendido fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia, sobre la base de testimonios de colaboradores eficaces, de haber sido sobornado para proteger a esta organización criminal. Para ello “influía” en fiscales, varios de ellos aún en actividad. Habría que agregar que Ramos Heredia está también investigado por sus vínculos con la mafia de César Álvarez en Áncash. En concreto, se le acusa de haber destituido a los fiscales que investigaban al hoy preso presidente regional. Si estas dos acusaciones son ciertas, en cuántas otras cosas nada santas podría haber estado involucrado…

…hay que tener mucho cuidado

Como era previsible, Cateriano obtuvo la confianza del Congreso. Si bien Humala puso a Cateriano por su carácter explosivo y confrontacional, como un mensaje al Congreso de que no se dejaba amilanar, este, una vez en funciones, se entusiasmó y se reinventó como un político conciliador y dialogante. ¿Todos contentos y a trabajar? Pues no. Cateriano ha abierto un nuevo escenario de confrontación al plantear que el Congreso le dé facultades legislativas en un amplio abanico de temas.

No hay que ser muy avispado para conocer la importancia que tiene para Ollanta Humala y Nadine Heredia el contar, en el próximo Congreso, con una bancada grande que les permita capear el previsible temporal político, y quizá judicial, que se les viene.

En la política se ha pasado de la más feroz guerra verbal a un inusitado peace and love. No es malo, aunque no creo que se deba a un acto de contrición. Del lado del premier, su súbita conversión se debe a que necesita la confianza del Congreso. Sus encarnizados adversarios siguen el juego, conscientes del hartazgo de la mayoría ante tanta confrontación. Mientras eso sucede arriba, ha emergido de los de-sagües algo muy serio, que nos ilustra nuevamente sobre nexos entre políticos y crimen organizado.

No será ¡ya!, como se reclamaba en la consigna que animó el debate previo a la discusión en la Comisión de Constitución, ya que allí el proyecto de Carlos Bruce fue rechazado por siete votos contra cuatro. Sin embargo el debate ha permitido a muchos abrir sus mentes y aceptar que la situación actual es injusta. No a todos es verdad. Es así una lástima ver a personas valiosas en otros campos, como el Pastor Lay o Monseñor Bambarén, sosteniendo que a los homosexuales se les puede “sanar” o despreciando al promotor de la iniciativa acusándolo de actuar como un “maricón”.

Me parece positivo que se haya cobrado conciencia de la urgencia de reformas electorales. No es que las normas solas vayan a solucionar el problema, pero pueden ayudar. Lamentablemente creo que las prioridades son muy discutibles y que lo esencial no se va a concretar.

El jueves por la noche el emblemático café Gianfranco de Miraflores fue asaltado por cinco sujetos armados, encapuchados y con guantes que, en no más de dos minutos robaron todo lo de valor a los presentes y se llevaron el dinero de la caja. Habían asaltado previamente el restaurante “El 10, carnes y vinos”, unas cuadras más allá. Ello se suma al ocurrido en Sophie Bistro, también en Miraflores, antes de la salida de Urresti.

Gran noticia que se haya ido quien usó (exitosamente) el Mininter y la PNP para su promoción personal, pero que (más allá del efectismo) descuidó completamente las tareas centrales para mejorar la seguridad ciudadana. Buena noticia que hayan nombrado a Pérez Guadalupe, un hombre correcto, que sabe del tema y que tiene experiencia de gestión.

Actuar como premier de este gobierno ha demostrado ser una tarea difícil. No tanto por la habilidad de los opositores, sino, principalmente, por el poco espacio para ejercer su función, tanto por las interferencias de la primera dama, como por las contradicciones del presidente. Ya Lerner, Valdés, Villanueva y Cornejo han contado, en público o en privado, algunos de sus sinsabores cuando ocuparon el cargo.

He leído con mucha atención el artículo de Óscar Castilla en OjoPúblico, basado principalmente en informes de la UIF, sobre la probable proveniencia ilícita de US$215 mil dólares en cuentas de Nadine Heredia. No es moco de pavo. Por esos hechos un fiscal le ha abierto una investigación preliminar afirmando que cuenta con nuevos elementos que aún no ha revelado. El argumento de respuesta es de forma: ya se investigó y se archivó, y no cabe volver sobre lo mismo (muy parecido a la prescripción de García en el 2000 y a los errores en las citaciones de la megacomisión, que, en ambos casos, lograron liberarlo del fondo del problema).

Ana Jara no existía políticamente hace tres años. Mérito suyo (y de su madrina Nadine) haber llegado hasta el premierato. Había expectativas de que lo podía hacer bien, al reconocérsele habilidad política y vocación concertadora. Tres crisis superpuestas (Belaunde Lossio, reglajes ilegales y ‘ley Pulpín’), así como los conflictos con Urresti, en donde este torpedeó toda posibilidad de una discusión política civilizada, la han magullado bastante. Casi toda la oposición pide su salida y están corriendo una moción de censura. Heredia ha salido a respaldarla por tuit y el presidente no parece tener la intención de ceder a las presiones haciendo un cambio de gabinete, dado que sería concederle un triunfo a la oposición.

Esta semana, un destacado participante venezolano en una reunión del Diálogo Interamericano que preside Michael Shifter nos explicaba las crisis que sufre su país, usando la metáfora de un paciente que está sufriendo el dengue y al que ahora lo ha picado el mosquito de la chikungunya. El dengue es la pavorosa crisis económica que vive Venezuela como consecuencia de políticas irresponsables de control de precios, subsidios y tasas cambiarias abismalmente menores a las reales (6 oficial vs. 177 negro). Las principales consecuencias: continuo desabastecimiento de los productos básicos y un Estado en bancarrota. La chikungunya es el gigante hueco adicional que genera, ahora, la caída del precio del petróleo (US$30 mil millones).

Una característica de Humala ha sido la de ceder parte importante del protagonismo político y del poder simbólico a alguien con mucha popularidad que ejerce el poder de facto. A su vez, ese personaje termina impidiendo que existan auténticos presidentes del Consejo de Ministros, convirtiéndose en una verdadera piedra en el zapato para estos.

Los primeros días de enero corroboran que continúa imparable el deterioro de la inseguridad. Veamos, nomás, lo que está ocurriendo con los asesinatos por parte de sicarios y los que se cometen contra policías en estos pocos días del año.

Muy importante la decisión de la mayoría de los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura de suspender por seis meses al fiscal de la Nación, mientras deciden sobre los cuatro procesos que Ramos Heredia tiene pendientes en esa instancia y que debieran terminar con su destitución. Ojalá que el fiscal Pablo Sánchez, quien asume interinamente el cargo, tome decisiones que limpien la imagen de una institución tan importante y que ha llegado en los últimos meses a niveles de desprestigio que solo tuvo con Blanca Nélida Colán durante el fujimorismo.

El caso del aún prófugo Belaunde Lossio y las marchas de protesta de los jóvenes han llenado las páginas políticas de diciembre y han ocasionado que pase desapercibida una noticia preocupante. El 18 de diciembre el presidente Humala clausuró el año académico de la Escuela Militar en la que se graduó la promoción de oficiales del Ejército General de División Juan Velasco Alvarado. El presidente estuvo acompañado del ministro de Defensa, Pedro Cateriano.

América Latina ha estado en las noticias mundiales esta semana, por dos noticias positivas y de gran importancia.

Con sus altas y con sus bajas, el siglo XXI venía bastante bueno. Después de décadas de violencia, crisis y autoritarismo, en estos últimos años el país había venido mejorando en varios aspectos.

Pasan las semanas y los temas Belaunde Lossio y López Meneses siguen dominando la política y haciéndole un tremendo daño al gobierno. Hay quienes piensan que los medios de comunicación que cubren estos temas con abundancia debieran bajar el tono y pasar a otros asuntos. Eso no va a ocurrir. Escándalos como estos son siempre noticia de primera plana, más todavía, cuando rozan tan de cerca al poder.

Miguel Facundo Chinguel fue en el gobierno de García el encargado de preparar los indultos que luego revisaba y otorgaba el presidente. Chinguel está en la cárcel y el fiscal pide 17 años de prisión, basado en que, de las 5,246 conmutaciones de pena durante el gobierno anterior, 3,007 lo fueron para narcotraficantes; además, hay indicios importantes de que muchos “compraron” ese beneficio presidencial, algo que hasta ahora la Fiscalía ha documentado ya en 23 casos.

25/11/14 |

¡Agua va!

0

Nacidos en las cloacas, le ha dicho Humala a los fujimoristas. La idea de que gran parte de la política (y no solo el fujimorismo) transcurre por las alcantarillas no es demasiado original; así lo piensa la mayoría de la población. El asunto se complica, sin embargo, cuando lo dice un jefe de Estado al que todavía le faltan 19 meses, que no tiene mayoría propia en el Congreso y cuando se lo dice a la primera bancada de oposición.

A veces parece que el Perú se nos cae a pedazos de nuevo y estamos como antes. No es tanto así. Lo que pasa es que se hace difícil digerir tantas cosas a la vez sin atragantarse.

Como era previsible, el affaire Belaunde Lossio había llegado para quedarse y cada día complica más al gobierno. Ingenuos, ellos, creyeron que con un par de cortinas de humo y cortando cabezas de personas con vinculación marginal al tema se podía controlar este asunto.

En la campaña del 2011, Humala planteó establecer el juicio de residencia para los ex presidentes. Fue una de las promesas que cumplió. Lo hizo a través de la megacomisión que investigó a Alan García.

El Congreso ha aprobado por amplia mayoría la modificación constitucional que impide la reelección de presidentes regionales y alcaldes. Se requiere una segunda votación el próximo año para que entre en efecto.

El reciente proceso electoral ratifica la urgencia de un conjunto de reformas. Tratando de contribuir al debate vengo proponiendo algunas. Así, en el artículo anterior, mencionaba la necesidad de eliminar las organizaciones políticas locales para tratar de estructurar un sistema de partidos nacionales.

La semana pasada inicié una serie de artículos sobre la urgencia de una reforma política y electoral. Dados los problemas de gestión y el control de recursos, así como la creciente desarticulación política y dispersión electoral, empecé proponiendo la reducción significativa del número de regiones y municipios con criterios técnicos e incentivos políticos. Avanzo ahora con dos más, igualmente importantes y difíciles de implementar, pero necesarias. ¡A grandes males, grandes remedios!

Carlos Basombrío,Opina.21 Las elecciones del domingo no han hecho sino confirmar los grandes males que afectan a nuestro sistema político, que lo hacen totalmente inadecuado para elegir bien y gobernar eficazmente.

06/10/14 |

Resultados 2014

0

Carlos Basombrío,Opina.21 En Lima la elección de Castañeda era casi segura desde el inicio de la campaña. La razón: el enorme rechazo a la fallida gestión de Villarán. Esta, en contraste, hacía brillar la administración previa, que, si bien tuvo algunas obras importantes, mantuvo intocados los problemas de la ciudad.

Carlos Basombrío,Opina.21 …porque es la única forma de empezar a revertir la crisis institucional en la que el Ministerio Público se encuentra.

Carlos Basombrío,Opina.21 Hay respuestas que remecen. A una pregunta de Datum, el 49% de los limeños responde que Castañeda robará en el cargo, pero hará obras. Es decir, casi todos sus electores piensan que es un ladrón. ¿Cómo explicar algo tan abrumador?

16/09/14 |

La era Castilla

0

Carlos Basombrío,Opina.21 Castilla era mucho más que el último sobreviviente del primer gabinete. Fue un ministro de Economía especialmente importante en varios sentidos. En primer lugar, su nombramiento fue sorpresivo, ya que las especulaciones andaban por el lado de miembros moderados o radicales del entorno de Humala. Su elección fue, por tanto, un mensaje político inesperado de que la política económica se mantendría con la misma orientación que en los gobiernos anteriores, lo que, en términos generales, se cumplió a lo largo de sus 38 meses de gestión.

Carlos Basombrío,Opina.21 Desde que se descubrió que el ministro Urresti tenía un proceso penal por homicidio se ha argumentado, empezando por el presidente y la alcaldesa, que mientras no haya una sentencia definitiva hay que presumir que es inocente y dejarlo en el cargo.

Carlos Basombrío,Opina.21 Por más de una década la economía ha crecido a un ritmo tremendamente importante. Nuestro PBI se ha triplicado. La pobreza se ha reducido a la mitad y los niveles de desigualdad han mejorado. Lo que viene en adelante va a ser más difícil.

Carlos Basombrío,Opina.21 No la anunció Jara, ni Solórzano, ni Humala. No, la concesión con la que buscan evitar la censura fue lanzada por Twitter por la primera dama. ¡Qué obsesión de que todos sepan que ella es la que decide!

12/08/14 |

No son ratas

0

Carlos Basombrío,Opina.21 El congresista Daniel Abugattás ha calificado de ratas que abandonan el barco a los congresistas de su grupo político que se han alejado y formado la bancada Dignidad y Democracia. Más allá del discutible sentido de oportunidad y el tono de sus declaraciones: ¿qué hay de cierto en la crítica?

Carlos Basombrío,Opina.21 En un buen operativo de la Dirandro en Barranca, se incautó un importante cargamento de cocaína en un vehículo de campaña del candidato fujimorista a la Alcaldía. El detenido es cuñado del candidato de Fuerza Popular y es uno de los beneficiados por las conmutaciones de pena de Alan García.