16.ENE Lunes, 2017
Lima
Última actualización 04:31 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Emergencia por huaicos

Compartir:

Columna Aldo Mariátegui

-Escandalosa la sospechosa ineptitud y lentitud del juez Abel Concha y la Fiscalía con Toledo. Dicen que ordenan la detención esta semana, pero ya el pájaro voló de madrugada.

No me sorprende esta explosión de vandalismo en Puente Piedra porque aquí campea la impunidad: ninguno de los detenidos por los disturbios anteriores ocurridos allí fue procesado. Ayer mismo esa cosa que generosamente llamamos PJ archivó el proceso contra los 54 acusados de extorsión agravada, disturbios, entorpecimiento de servicios públicos y otras linduras ocurridas en Cajamarca contra el proyecto Conga en el 2011. ¿Y no se acuerdan como hace poco no se encontró ningún responsable entre los procesados por la violencia durante el ‘Baguazo’? ¿Cómo este no va a ser un país salvaje y con un pobre 85 de coeficiente intelectual (según Lynn y Vanhanen, ver https://iq-research.info/en/page/average-iq-by-country/pe-peru) si a pedradas nos entendemos porque no te pasa nada si usas la violencia para imponer tus reclamos?

Distingamos lo urgente de lo importante. Es urgente investigar las confesadas coimas de las empresas brasileñas bajo Toledo, García, Humala y Villarán. Es importante del fujimorismo para atrás, pero no urgente dado que, de descubrirse algo, ya todo eso prescribió hace rato y nadie podrá ser procesado (además, “descubrir” a estas alturas corrupción en el fujimorato o el “Aprocalipsis” como que no es ninguna primicia…). La República y los rojicaviares que alientan esta cantaleta no son tontos y saben muy bien que eso ya está prescrito, sino que les irrita que esta vez sus héroes toledistas, humalistas y rojos son los embarrados y no sus odiados naranjas.

Uno ve este país y no puede dejar de pensar que es el Cartoon Network de Dios, que lo pone para reírse cada vez que está aburrido: la corrupta OAS vendió en agosto la Línea Amarilla a la francesa Vinci por US$1,430 millones. ¿Y la Fiscalía? Bien, gracias…

Todos están concentrados en las coimas de Odebrecht y las otras constructoras brasileñas, pero olvidan la indigna intervención que estas tuvieron en la política peruana, junto a su socio Lula y sus sueños imperialistas de generar gobiernos-satélites (ideológicos y económicos) de Brasil, desde Unasur, ALBA y el Foro de Sao Paulo.

-Hasta ahora no escucho a la villaranista Anel Townsend comentar nada de Odebrecht, Camargo u OAS con Toledo y Villarán, ella que se proclamaba la adalid anticorrupción años atrás. Lo más delicioso sería ver a Mónica Sánchez lavando la bandera brasileña junto al peaje de Puente Piedra, con Gustavo Bueno, Christian Thorsen y otros rojimios antirrevocatoria atrás, con los brazos cruzados sobre el pecho y cantando el himno brasileño “Ouviram do Ipiranga as margens plácidas/De um povo heroico o brado retumbante…”, mientras Luis Favre se carcajea de este “país”.

Juro que no entiendo la estrategia fujimorista (si es que hay alguna): no dejan de usar pésimo su tremendo poder de fuego congresal, derrochando municiones políticas.

Por favor, ingresen a esta dirección para que vean todos los nombres de algunos que se opusieron en su momento a que la Interoceánica Sur sea hecha sin su respectivo SNIP:

No solamente varios políticos, constructores y funcionarios son los actores locales que están embarrados con este huaico de corrupción brasileña en nuestra patria. También hubo gente de otro sector profesional colaboracionista: los periodistas. Duele decirlo, pero muchos coleguitas se dejaron seducir o auspiciar por la “geleia” (mermelada) brasileña, a través de medios indirectos como “charlas”, “talleres”, avisos, “consultorías”, redactar “libros decorativos”, “asesorías”, etc., que eran generosamente retribuidos. ¿O por qué creen que en el gremio éramos tan contados aquellos que denunciábamos, desde hace años, la corrupción brasileña? ¡Incluso hasta se burlaban de uno! Ojo, que distingo de aquellos colegas que abierta y públicamente trabajaban para estas firmas, como era su normal derecho laboral.

Como de costumbre, en este “país de desconcertadas gentes” no se suele valorar y reconocer lo que realmente vale, a menudo más por mezquindad que por miopía. Es que un personaje brilla en medio de este creciente lodazal de las constructoras brasileñas, que cada día ensucia más a tirios y troyanos, y no le damos el mérito correspondiente. Me refiero a Luis Carranza, quien renunció al Viceministerio de Hacienda cuando Toledo y PPK pretendieron que le otorgue luz verde a la Interoceánica Sur sin SNIP. Carranza también se fue porque se opuso a que PPK firme por aquel tiempo el Decreto de Urgencia 016-2005-MEF, aquel que convenientemente modificó la Ley 28563 y que sacó a las Interoceánicas del tope de 1% de PBI fijado para las deudas estatales. Bueno, así solemos ser de mezquinos con Carranza: solo este medio y Gestión informaron en portada que acaba de ser elegido presidente de la CAF, hecho que los peruanos debimos celebrar muchísimo más.

Según le describió Vargas Llosa, PPK es un hombre muy vanidoso. Pues más bien carece de orgullo y hasta autoestima, pues hace poco asistió a la graduación de la promoción militar Edgardo Mercado Jarrín. Teniendo en cuenta que ese fue primer ministro de la dictadura militar de Velasco, un perseguido implacablemente por esta como PPK no debió participar en esa graduación. Ya es suficientemente preocupante que a algún militarote de estos días le parezca correcto que las promociones lleven los nombres de golpistas.

Si a mí me pidiesen que nombrase al político peruano más sonso, sin lugar a dudas le entregaría ese laudo a Marco Arana, quien se lo ha ganado y con creces. Una de las primeras reglas de la política y otros menesteres –y no necesitas ver House of Cards para saber eso– es “nunca meter a otro gallo en tu gallinero”. ¿O ya no se acuerdan de lo que le pasó a Pocho con “El Veco”? Arana tenía la única inscripción de la izquierda a nombre de Tierra y Libertad, y con ello la candidatura presidencial hasta octubre del 2015. Entonces… ¿Por qué diablos fue tan cándido de caer en el canto de sirena de sus rivales políticos internos y accedió a esas elecciones primarias que perdió frente a la Mendoza, su ahora némesis política?

Habiendo sido Velasco un prepotente golpista, habiendo destruido el país y habiendo perseguido a PPK implacablemente… ¿No sería lo más pertinente por parte del actual ministro de Defensa Nieto ordenar que la promoción militar 2014 que, como baldón lleva ese nombre, lo cambie a otro que no acarree tanto oprobio? Pedro Cateriano, el fanático vargallosista que se ufana de ser un “gran demócrata”, pecó de pobre hombre y por esa eterna genuflexión ante Ollanta permitió sin chistar que este y posiblemente algún otro militarote velasquistoide extraviado le pongan ese ignominioso nombre a esa promoción, cohorte seguramente integrada por muchachos ignorantes de lo que significó ese maldito sátrapa para su país y tal vez intoxicados por esa leyenda elogiosa que aún cubre de vanagloria a Velasco en el Ejército porque malgastó miles de millones en comprarles carísimos juguetitos rusos que, entre otras estupideces de ese dictador (el oleoducto, subsidios masivos, edificios faraónicos), generó una inflacionaria deuda externa de la que recién salimos en los 90.

A más de uno le ha llamado la atención que la usualmente vocinglera izquierda peruana esté tan muda respecto a las revelaciones de las coimas de Odebrecht y otras constructoras brasileñas. Gente bulliciosa como Glave, Dammert, Mendoza, Nelson Manrique, etc… ni abren la boca al respecto. Tampoco vemos a Mónica Sánchez lavando banderas o a los pulpines haciendo su marchita.

No es mi propósito desestabilizar ni hacerle el juego a nadie, pero PPK tiene algunos temas con Odebrecht que sería bueno que aclare:

Nancy Lange, esposa de PPK, formuló ayer unas interesantes e inquietantes declaraciones a LR. Interesantes porque revelan sensatez. Inquietantes porque confirman lo que fuentes cercanas al Gobierno cuentan: PPK no escucha lo que no le gusta oír, es terco con sus opiniones ya formadas, no escruta los medios, anda estresado (¿y las idas al Golf?) y no alterna socialmente mucho con la gente. Ignoro si llega a ser también tan vanidoso como Vargas Llosa le describe en la página 217 de El Pez en el Agua, pero el cuadro es preocupante y seguramente por eso se explica –y no por esa maledicencia de una senilidad precoz que sueltan algunos– que un hombre tan inteligente pueda ser tan increíblemente torpe al abrir la boca y soltar tonterías como esas del “poquito de contrabando”, “voy a ir al Congreso con los mineros”, “le voy a jalar congresistas”, “salgan del clóset” o esta última tontería de arruinar la distensión conseguida por mediación de Cipriani para ponerse innecesariamente gallito con los fujimoristas, sin venir a cuento y sin que le sume nada. Hasta ahora no entiendo la lógica de provocar a la mayoría congresal (“no nos dejaremos pisar”), a Keiko (“la segunda es la que vale”), al fujimorismo (“luchar contra la dictadura y la corrupción”. Lo dice quien apoyó a Keiko el 2011 y estuvo calladito en los 90…), a los medios (“los opinólogos”) y el diálogo (“se acabó la transición”). ¿Estaba borracho o qué?

Permítaseme caer en la jactancia: hace AÑOS que venía siendo la solitaria voz que advertía sobre la corrupción y la injerencia política que las constructoras y el gobierno brasileño ejercían en nuestro país. Desde Correo denuncié innumerables indicios, lo que era respondido con indiferencia (no me extraña. No solo los políticos estaban “aceitados” por el unto carioca. Muchos de mis coleguitas han dado “charlas” o “talleres” para los brasileños o han tenido avisos) y hasta con burlas (Marcos Sifuentes). Vinieron un día a ofrecerme “charlas”, me imagino que para que deje de cuestionar a una autoridad edil a quienes ellos querían mantener en el cargo. No acepté. A los dos meses me botaron del diario. ¿Da que pensar, no? Esta revelación de que Odebrecht repartió US$29 millones para corromper a funcionarios peruanos reivindica mi postura. Y aún faltan las travesuras de las otras constructoras brasileña (OAS, Camargo Correa, Andrade Gutiérrez), además de las cómplices locales.

Ha sido muy divertido observar la pataleta que sufrió nuestra izquierda criolla y sus “compañeros de viaje” por la mediación del cardenal Cipriani en la cumbre PPK-Keiko. También se aduce que la Iglesia no debió meterse porque se pierde institucionalidad. Last but not least, a los zurdos les irrita que PPK supuestamente “capitule” y se “humille” al dialogar.

No pasa un solo día sin que LR y la izquierda en general se quejen de los “fujitrolls”, sean estos privados, sean estos supuestos funcionarios públicos. Les entiendo, pero jamás observé la misma indignada reacción de Mohme y sus chicos cuando durante el régimen humalista y la municipalidad villaranista todos aquellos que no éramos de izquierda fuimos implacablemente zarandeados por unos pobres diablos rojos, al parecer vinculados a la PCM, a Palacio o a la comuna. ¡Allí sí que La República (¿una ex colaboradora suya no andaba metida?), otros medios y los rojos andaban calladitos! No les hagas a otros lo que no te gustaría que te hagan a ti y no grites “¡foul!” después de que tus amigos anduvieron repartiendo impunemente patadas: sóbate y sigue jugando.

George Orwell opinaba que “a los 50 años cada uno tiene la cara que se merece”. Pues que ese adagio es puntualmente trágico para el PPC, partido que está por cumplir el medio siglo en medio de una crisis que ya parece terminal: la pugna entre los mayoritarios castristas y los minoritarios lourdecistas parece la pelea de dos calvos por un peine, dentro de un partido reducido a su reducto edil de San Isidro, sin congresistas siquiera. ¡Solo Velarde y sus bicicletas salvarán al PPC!

-¿Alguien le preguntará a la izquierda peruana (Arana, Mendoza, Glave, Dammert, Lévano) qué opina del fujimoristoide CUARTO intento de su ídolo Evo Morales para reelegirse presidente de Bolivia? ¿De la fujimoristoide cuarta reelección del sandinista Ortega? ¿No criticaban a Fujimori por reeleccionista? ¿Y les preguntarán qué opinan de la mano durísima que les aplica sin asco Rafael Correa a los antimineros indígenas y ONG ecuatorianas (cosa que aplaudo), militarizando la zona? ¿De la necedad de esa cosa llamada Nicolás Maduro de retirar los billetes de 100 bolívares en víspera de Navidades sin antes reemplazar esa masa monetaria con billetes de mayor denominación, generando disturbios por hambre? ¿De los robos de Lula y su banda del PT brasileño? Y dado que el Frente Amplio criticó la visita del presidente de China por dictatorial, me imagino que estarán felices con que Trump corteje ahora a la democrática Taiwán. ¡Los rojos peruanos acabaron de trumpistas! Reeleccionistas. “Represores”. Necios. Ladrones. ¡Y trumpistas! Eso es la izquierda continental.

Lamentablemente, ayer fue censurado Saavedra. Cierto que Saavedra no era perfecto: no se ocupó diligentemente de los Panamericanos (¿Cuándo desistimos de ese carísimo despropósito?), era medio huraño al sistema escolar privado y por economía no extirpó las rojicaviaradas que le dejó su antecesora Salas en los textos escolares impresos (como exagerar las figuras de Barrantes y Degregori y otros rojos, “conflicto armado interno”, etc…), pero en general estaba haciendo una muy competente labor. ¡Muy mal el fujimorismo de censurarle!

-¡La rojicaviarada debe estar de plácemes! Se acaba de elegir a Amado Enco como nuevo procurador anticorrupción, un puesto clave. Enco trabajó durante años con la ONG IDL, así que ya se imaginan su línea política y contra quiénes va a accionar con más ahínco… Enco otrora fue asesor del entonces ultracaviar ministro de Justicia paniagüista Diego García Sayán y participó junto a Ernesto de la Jara (el sumo pontífice del IDL hasta hace muy poco) en la polémica Comisión de Indultos de la época, cuando precisamente se liberó por diabetes al encarcelado por terrorismo Gerardo Saravia, hoy integrante del… IDL. Luego Enco fue procurador edil con Villarán. Seguramente por todo lo anterior es que mi amigo Arbizu saludó tan calurosamente su reciente designación. ¿El gobierno nombra ahorita a este ultracaviar y después espera llevarse bien con los fujimoristas y que le perdonen la cabeza a Saavedra? ¡Más torpes no pueden ser!

Urge una cumbre YA entre PPK y Keiko para evitar un choque de trenes, este jueves, que a nadie va a conducir a nada bueno. Que PPK la cite públicamente a Palacio (sería imposible que Keiko no acuda y quede completamente desprestigiada por un desaire así). Allí PPK puede negociar salvar a Saavedra a cambio de algún espectacular gesto de efecto (¿Abandonar los Panamericanos por costos? ¿La prisión domiciliaria del padre en aras de la concordia?) que le salve la cara a un fujimorismo que ya anunció la censura. ¡Les apuesto que Manuel Prado lo hacía! En política no hay imposibles: L.A.S. cuenta que quiso rescatar al ministro de Agricultura Enrique Basombrío Echenique en 1945 planteando inesperadamente una inédita e insólita “moción de esperanza” en lugar de una moción de censura o confianza (L.A.S. ganó, pero lamentablemente Basombrío ya había renunciado).

Según fuentes bien enteradas del gobierno, la estrella ascendente del mismo es el ministro Nieto Montesinos, quien, junto al canciller Luna y el premier Zavala, integra el mínimo grupo al que PPK escucha de verdad cuando este sale de sus laboriosas mañanas y medias tardes en el Golf de San Isidro. El arequipeño Nieto, pariente de personajes tan disímiles como el ‘Doc’ y el dirigente moscovita Gustavo Espinoza, perteneció de joven al PCR-Trinchera Roja/facción Cucho Haya y estudió la ardua carrera de Sociología en la PUCP (claustro donde los memoriosos aseguran que tuvo un fugaz romance con la también entonces socialista –ex F.E.R.– Martha Chávez), radicando luego en México.

Ya satura esto de la censura y la confianza. A otro tema: el vocal supremo Javier Villa Stein estuvo espectacular el miércoles pasado en el Congreso.

Cuentan que el genial jefe de Inteligencia Fouché exclamó: “Es peor que un crimen. Es un error” cuando se enteró de que su jefe Napoleón Bonaparte había fusilado por gusto al Duque de Enghien. Algo así sentí al enterarme el miércoles de que el fujimorismo anunciaba que iba a censurar a Saavedra: no solamente es un despropósito (y hasta maldad se advierte, junto a desinformación e ignorancia), sino que les va a volver a la cara como un boomerang. No les entiendo: queman pólvora en el inocuo BCR cuando lo IMPORTANTE es el reemplazante de Urviola en el TC. Y queman balas parlamentarias con Saavedra como si este fuera Darth Vader. ¿Tanto pesan las “universidades-chatarra”?

No tengo nada contra el flamante ministro Salvador del Solar como persona o cineasta, sino que me preocupa su camiseta política, que no es rosada del Sport Boys, sino roja (y mercantilista): Salvador firmó un manifiesto, en vísperas de la primera vuelta pasada, a favor de la candidatura de la comunista Mendoza por sintonizar con sus “políticas culturales” (que son básicamente subsidios, derechos de sala y proteccionismo).

Sería suicida que hoy el Congreso decapite al ministro Saavedra tras la publicación ayer de los últimos resultados de la prueba PISA, en la que Perú ha evidenciado progresos y ya les pisa los talones a Brasil y Colombia. Sería tan torpe como meter adrede el dedo en el enchufe. Espero que no cometan un error absurdo.

No me cuadra esta torpe sobredosis de caviar en vísperas de la interpelación. ¿Qué sabrá Nieto de Defensa? ¿Por qué embutirles un caviar a los militares? ¿Por joder? Tampoco es que Nieto la haya hecho linda en Cultura, donde forzó una bronca absurda con Ramón Mujica, el competente ex director de la Biblioteca Nacional. Me dirán que hasta Waisman fue ministro de Defensa, pero pongamos alguna vez civiles que conozcan. Bachelet no es santa de mi devoción, pero por lo menos tenía un máster en Defensa antes de ejercer esa cartera en Chile.

- Me parece una locura esa disforzada cantaleta de una otrora fujimorista acérrima coleguita de sugerirle al Ejecutivo que plantee una cuestión de confianza al Legislativo para forzar una renuncia del gabinete y así que el Congreso quede al borde de la disolución si después deniega una segunda confianza. Tanto en el mejor escenario (que el fujimorismo otorgue la confianza y todo quede allí) como en el peor (que la deniegue y quede con la espada de Damocles colgándole), lo que se va a generar es que durante los próximos 4 años y medio vamos a tener un Legislativo haciéndole la vida a cuadritos al Ejecutivo, porque la situación política se polarizaría aun más entre la oficialista derecha tecnocrática y esta naranja derecha populista opositora. Solo la izquierda sería la única ganadora, que creo que es finalmente lo que quiere la fujicaviar.

Como la FAO le movió las fichas al aplazar su asunción al cargo, había mucha chilla y podían ordenar su detención, Nadine hizo otra maniobra táctica y vino a Lima, donde asumió esa esperable actitud de victimizarse y al mismo tiempo ponerse gallita. Así, insolentemente, le “pide explicaciones al juez”, afirma que “se ha vulnerado su derecho al trabajo” y que “existe persecución política”. ¡Fuuiiiiiraa! Ese libreto solo se lo creerán los tontos y sus periodistas de la libreta, pero nadie con dos neuronas. Vamos a ver ahora si el complaciente juez le acepta reportarse en Ginebra. Es capaz.

- No le ha venido bien la última encuesta de GfK a Verónika Mendoza: su desaprobación sigue creciendo exponencialmente, a razón de 4% mensual desde agosto, y su aprobación ha caído al 27%, muy por debajo del 41% de Keiko o el mismo 35% de Luz Salgado. Incluso, registra niveles altísimos de desaprobación en Lima (58%) y el Centro (65%). Y salvo el personal ruido mediático de Glave, la fracturada bancada mendocista no existe. También me dicen que el mendocismo anda muy corto de fondos para la recolección de dos millones de firmas en bruto, que te sale a un dólar cada una como costo operativo.

-Verónika Mendoza negó este domingo a LR que su letra sea la de la “Nadineagenda”… Y el ex canciller y ex embajador en España humalista Roncagliolo también le declaró ese mismo día a LR que el MRTA es “un caso distinto” a Sendero porque eran guerrilleros y no terroristas… Estos izquierdistas son increíbles…

- Uno debe tener en cuenta que el comunismo es una religión (laica) y que por eso la fe y no la razón es lo que prima en esas personas (supuestamente inteligentes, porque sospecho mucho que hay que ser bruto para ser rojo) que andan hoy por hoy haciendo maromas mentales para elogiar o disculpar a Fidel Castro. Así como el católico defiende a su San Pedro, el rojo defiende a su santón Fidel y por eso minimizará o negará las evidentes monstruosidades de este y alegará que todas las barbaridades del fidelismo y su vasallaje a la URSS –a cambio de un parasitario subsidio ruso para mantener la isla. Luego le suplantó Venezuela– valieron la pena finalmente para que Cuba sea conocida (otrora) en el mundo por enfrentarse a USA, saque (otrora) muchas medallas olímpicas o consiga niveles altos en salud (otrora) y en educación (o sea, Cuba es una cárcel con una buena enfermería y con presos letrados…). Los rojos son fanáticos tontitos sin remedio.

A las lloronas e ignorantes viudas de Fidel Castro (Mendoza, Huilca, Arana, Lévano, Dammert, etc.) les recomiendo La doble vida de Fidel Castro (Editorial Península. También pueden descargar el PDF en http://www.fiuxy.net/ebooks-gratis/3837312-la-vida-oculta-de-fidel-castro-juan-reinaldo-sanchez-pdf-espanol.html), obra escrita por su guardaespaldas Juan Reinaldo Sánchez, quien durante 17 años vio cómo Fidel:

- Peruano, no olvides jamás el nombre del fiscal Germán Juárez Atoche, aquel que “imprudentemente” le dejó la puerta abierta a Nadine al no pedir la prórroga de restricción de salida del país. Peruano, pronuncia siempre su nombre con el repudio debido.

¡Con muchas ansias estoy esperando la marcha de protesta de los caviarines y los NAK; la lavada de la bandera por Mónica Sánchez y Gustavo Bueno; las portadas de La República/Diario 1, los artículos de RMP y algún FB de su ex secretaria Verónika contra esta extraña salida de Nadine del país! ¿Nadine les mandará chocolates Godiva y Toblerone desde Suiza?

Una coalición de congresistas, casi todos con vinculaciones económicas con universidades privadas, se ha armado para tumbarse al mejor ministro de Educación en décadas, apoyados por varios coleguitas, columnistas y opinólogos que también chambean para esas universidades (y que deberían reseñarlo al opinar). Por eso, rochosamente le están “armando muñecos” (Panamericanos, computadoras, audios de Boza, “ideólogo de género”) por todos lados y todo el rato. ¡Solo un cojudo no se da cuenta!

“Agradezco a Aldo por cederme su columna para dejar en evidencia un cargamontón malicioso, pues, para descalificar mi elección al directorio del BCR, algunos han repetido –por calles, plazas y medios– una falsedad que han querido deducir de unas declaraciones mías, convenientemente editadas, para dar a entender que yo he admitido que no tengo experiencia ni conocimiento para ocupar competentemente ese cargo y que recién me pondría a estudiar.

-Nuestro país es tan uniformemente desastroso que hasta puedes acabar incinerado en los sitios más exclusivos, como en los cines de Larcomar o en Wong de “Eisha”. País del Tercer Mundo que, borracho, pronuncia palabras aún exóticas como OCDE y APEC… ¿Y por qué tantos incendios tremendos en este año por “cortocircuitos”? ¿Eso es lo normal? ¿No se estarán dando subidas excesivas de tensión (“picos” u “oscilaciones”) en el suministro eléctrico que pagamos? Las eléctricas, el ministro Tamayo u Osinergmin deberían despejarnos las dudas.

Estas recientes y extrañas desgracias en Larcomar, Cantagallo y el depósito del Minsa nos traen a colación otros importantes incendios pasados, cuyo origen nunca fue descubierto y que tuvieron gran impacto en nuestra historia, como los siniestros que destruyeron a nuestra biblioteca nacional (domingo 10 de mayo de 1943) y a gran parte de Palacio de Gobierno (1921), de los que siempre se sospechó fueron adrede.

-Mientras observo las imágenes del incendio en Larcomar, no puedo dejar de pensar la hecatombe que podría haber sido ese siniestro de haber ocurrido un viernes o sábado por la noche. ¡Estaríamos posiblemente hablando de centenares de víctimas! Nunca van a faltar las desgracias imprevistas (“shit happens”), pero seguimos fallando en la cultura de la prevención, aun en los sitios más sofisticados del país.

La política es igual en todos lados del planeta: ya le metieron un tremendo torpedo al ex presidente Sebastián Piñera en Chile en cuanto este apareció en las encuestas como el más posible reemplazante de Bachelet, sin ningún rival de fuste al frente. A Piñera se le acusa de haber invertido en Exalmar, una pesquera peruana, siendo presidente y en pleno conflicto limítrofe con nuestro país por el mar. Claro, sus acusadores olvidan que en ese lejano pedazo de mar ganado por Perú no se puede pescar anchoveta y que la inversión la hizo el “fideicomiso ciego” que administraba su dinero mientras era presidente, algo de lo que él no tenía por qué estar informado, porque se supone que él debía estar totalmente alejado del manejo de su fortuna. Sin embargo, ya la izquierda local agarró el caso y agitar la bandera siempre es potente en la política sudamericana. ¡Aquí hubiera funcionado de maravillas algo similar! ¡Imagínense a Yonhy Lescano o a Dammert con un PPK, o quien sea, que hubiese metido plata en una pesquera chilena durante ese contencioso (si hubiesen sido Siomi o Mohme, no pasaba nada, porque son empresarios de izquierda)! Todo es de una demagogia suprema y muy tercermundista, pero dudo mucho que Piñera salga indemne y siga siendo un candidato viable.

- Es muy preocupante que el oficialismo no llegue aún al semestre de ejercer el poder y ya tenga una baja en su –de por sí escasa– representación parlamentaria, además de estar divididos allí en cuatro facciones: 1) Los más experimentados “toledistas” (Bruce y Sheput). 2) Los “violetistas” provincianos (nueve en total). 3) Los limeños de derecha (Aráoz, Olaechea y Heresi). 4) Los limeños antifujimoristas caviares (De Belaunde, Costa, y Lombardi).

El reciente anuncio de que el ejecutivo brasileño Jorge Barata, el mandamás de Odebrecht en Perú y gran parte de Latinoamérica por años, se ha acogido a un convenio de colaboración eficaz con la justicia brasileña debe haber provocado más de un desmayo entre los políticos y constructores peruanos: si ha habido cutras de Odebrecht aquí, Barata las debería conocer al revés y al derecho. Lo que salga de allí será de verdad NUCLEAR, no como esas recientes tonteras que trajo la ONG IDL sobre Castañeda y que solo a RMP, los caviares y su collera se les ocurrió cacarear –para imponer en la agenda de varios medios timoratos– como si esa conversación de esa asesora edil fuese la gran revelación de grandes consecuencias penales. ¡Fuiiiraaa! No pasó de barato humo caviar para incordiar a su eterno enemigo Castañeda.

Los coleguitas no solo deberían preguntarle a Mendoza, Glave y la izquierda sobre Venezuela, sino también sobre esta vergonzosa TERCERA reelección de sandinista Daniel Ortega en Nicaragua, en unas elecciones tan groseramente amañadas —incluso se impidió participar al principal candidato opositor, Eduardo Montealegre– que finalizaron con un evidentemente inflado 73% de votos favorables a Ortega.

- ¡Universitarios limeños, “pulpines”, háganse una marchita contra Trump para detenerle!

-Si quisiésemos hacer un símil de estas elecciones yanquis con el Perú, estas serían como ver a un controvertido empresario tipo Genaro enfrentando a una típica política tradicional y pactista –¡hasta apoyó a Villarán en la revocatoria!– tipo Lourdes, en una versión más caviaroide. No necesariamente las primarias generan los mejores candidatos, pues puede suceder que primen los activistas emotivos y te salga un Trump o un ultrarreligioso tipo Ted Cruz o un demagogo rojo a lo Sanders.

No nos debe sorprender ver a Verónika Mendoza reapareciendo en los medios tras varios meses de silencio, dado que mis chismosos rojos me cuentan que ella anda muy preocupada desde que registró en el último Datum del viernes pasado un desplome de 11 puntos en su aprobación nacional (de 33% a 25%) y un elevado rechazo en Lima (63%) y el Centro (60%). Hasta en su bastión del Sur apareció desaprobada (44% contra 30%).