Además:

Crece el mercado negro de armas

Domingo 19 de junio del 2011 | 07:16

Hampones son los principales compradores de pistolas y revólveres que consiguen en el centro comercial Las Malvinas y en la avenida Argentina.

290 armas han sido incautadas solo en el Callao desde enero hasta mayo, según la Policía. (USI)
Compartir

Por Ana Briceño

El mercado negro de armas existe y está a vista y paciencia de las autoridades. La compra y venta indiscriminada de revólveres y pistolas se da a diario en el emporio de Las Malvinas y en la avenida Argentina, del Cercado de Lima.

En este lugar se puede conseguir un revólver hasta por 300 soles. No hace falta tener DNI, solo necesitas un contacto. Perú.21 ubicó a uno de ellos. “Las armas llegan de todos lados y las ubicamos como se pueda. No es que tenga un arsenal”, contó.

En algunas ocasiones, las bandas –sobre todo del Callao– ni se toman la molestia de ir al emporio para conseguir armas porque se las llevan por delivery. Entre el 16 y el 30 de mayo, la Policía del Callao incautó 28 armas de fuego y 69 municiones. Pero, ¿de dónde provienen?

FRONTERAS. La Dirección General de Control de Servicios de Seguridad, Control de Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Dicscamec) advirtió que por las fronteras del país ingresan armas de contrabando porque no hay un control riguroso. Otro medio es a través de los robos, asaltos y emboscadas a policías y a soldados del Ejercito.

Durante un operativo policial en Andahuaylas se incautó 12 escopetas y una carabina que pertenecía a la Embajada de Turquía. Nadie sabe cómo llegó ahí.

Según fuentes de la propia Policía Nacional, ha habido casos en que los agentes vendieron sus armas al mercado negro, pero se aseguraron de sentar una denuncia como si sus armas hubieran sido robadas.

EN BANDAS. El último jueves, agentes de la Divincri de Independencia detuvieron a cuatro hampones que tenían en su poder un revólver, dos pistolas, una escopeta de retrocarga, una granada de guerra y tres armas de fuego de fabricación artesanal. Señalaron que este tipo de incautaciones son de todas las semanas.

El jefe de la División de Robos, coronel Arturo Espejo, indicó que la mayoría de asaltantes utiliza pistolas por su fácil acceso en el mercado negro. “Liman el número de serie de las armas para no identificar a su dueño”, declaró a Perú.21.

Entre tanto, el jefe de la Dirección Territorial Policial de Lima (Dirtepol), Javier Sanguinetti, informó que, entre enero y marzo, hubo 113 denuncias por tenencia ilegal de armas solo en Lima Metropolitana.

Según la Dicscamec, entre enero y abril de este año se incautaron 1,832 armas (236 pistolas y 602 revólveres), las cuales han sido destruidas y fundidas. Habrían unas 10 mil armas que forman parte de procesos judiciales como pruebas de algún delito.

CALLAO. A inicios de año, la Región del Callao se comprometió a entregar 100 dólares a los policías que capturen a delincuentes portando armas. El general Francisco La Madrid, jefe de la Décima Dirección Territorial del Callao, señaló que no contaban con toda la lista de beneficiados con esa entrega de dinero. La región Callao aseguró que entregó cheques a los policías que cumplieron con incautar armas, pero solo en febrero y marzo.