Miércoles 22 de octubre del 2014

Última actualización: 09:01 pm

TIEMPO EN LIMA:

18°

COMPRA: $2.9070

VENTA: $2.9090

Además:

Contaminación vehicular supera límites

Martes 30 de noviembre del 2010 | 08:22

Un estudio del INEI señala que los índices de gases tóxicos emitidos por los vehículos en Lima traspasan lo permitido por la OMS.

Diversas autoridades realizaron una serie de intervenciones en Jesús María y Cercado de Lima. (Difusión)
Compartir

Con la finalidad de sensibilizar a las unidades de transporte público y privado que contaminan el medio ambiente, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, el Ministerio del Ambiente, la Policía Nacional y la ONG Luz Ámbar realizaron una serie de intervenciones en el Cercado de Lima y Jesús María a los vehículos que emiten gases tóxicos.

Según un último reporte del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), los índices de contaminación del aire en Lima se encuentran por encima de los niveles exigidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe revela que el nivel de contaminación del aire se mide por la existencia del material particulado en base a dos tipos: PM-10 (partículas menores e iguales a 10 microgramos) y PM 2.5 (menor e igual a 2.5 microgramos, que es 100 veces más delgada que un cabello humano). Su peligrosidad radica en que pueden ser inhalada y penetrar con facilidad al sistema respiratorio humano, afectando la salud de las personas.

Hoy el nivel de PM-2.5 se ubica en 41 microgramos por encima de los límites permisibles de 15 microgramos, y en el caso del PM-10 en 61 microgramos, cuando el límite es de 50 microgramos. En este último, la OMS exige que sea menor a 20 microgramos.

“Con estos indicadores Lima sigue siendo una de las ciudades más contaminadas de la región, si la comparamos con capitales como Santiago de Chile, Sao Paulo, Río de Janeiro o México DF”, sostuvo el presidente de la ONG Luz Ambar, Luis Quispe Candia, tras señalar que es necesario que las autoridades sean más estrictas con el tema de las revisiones técnicas, así como promover la renovación del parque automotor e incorporar el uso de los combustibles limpios.

Por su parte, los especialistas dijeron que si bien hay una tendencia de disminución, en el caso de las PM-2.5 estamos todavía lejos de llegar al límite permisible por lo que es necesario continuar incentivando a la población y a los conductores a preservar el medio ambiente.

Luis Quispe recordó que la población ha mostrado su preocupación sobre este problema pues, según la última encuesta de IPSOS Apoyo (noviembre 2010), la contaminación ambiental en Lima Metropolitana será el tema que menos atención tendrá en los próximos años. El 58% de la ciudadanía considera que en cuatro años la situación será igual o peor a la actual.

Mientras que en el informe “Lima cómo vamos”, elaborado por el Instituto de Opinión Pública de la PUCP, revela que el 51% de la población limeña considera que la contaminación ambiental es el tercer mayor problema de la capital, precedido por la inseguridad ciudadana y el transporte.

Datos:

• El reporte del INEI muestra que si bien hay un avance en la reducción del material particulado (PM 10), aún es 22% mayor a los niveles establecidos por el gobierno (50 microgramos por metro cúbico). Los reportes del INEI no proporcionan información de cantidad de azufre y CO2 que hay en Lima.

• El material particulado es altamente peligroso porque son respirables en un 100% y por ello se alojan en bronquios, bronquiolos y alvéolos pulmonares. Pueden alterar los mecanismos defensivos del organismo y facilitar el ingreso de microorganismos, como bacterias o virus, produciendo infecciones respiratorias y problemas cardiovasculares.

• En setiembre del 2009, el Observatorio de medición de la calidad del aire, ubicado en el cruce de la avenida Abancay con el jirón Áncash (Estación CONACO), registró 16,0 microgramos por metro cúbico (μg/m3) de dióxido de azufre, reduciéndose en 45,3% respecto a similar mes del 2008. Asimismo, en relación a agosto del 2009 disminuyó en 20,0% y 80,0% comparado con el estándar establecido que es de 80,0 μg/m3.