20.DIC Sábado, 2014
Última actualización 10:45 am

LA PORTADA DE HOY

Trabas para adoptar

Compartir:
Además:

Callao: adolescente mata a su enamorada

Martes 09 de noviembre del 2010 | 08:11

Homicida estaba ebrio y drogado cuando le disparó en la frente a joven de 16 años. La menor era víctima de los celos enfermizos del muchacho.

Menor dijo que todo fue accidental. (F.Latina)
Compartir

El cuerpo de su enamorada tirado en el suelo, con el cráneo destrozado, fue lo que le hizo recobrar la conciencia a I.A.M.S. (17). Al darse cuenta de lo que había hecho, trató de huir, pero un contingente de efectivos policiales lo atrapó antes de que pudiera cruzar la puerta de su casa, ubicada en el jirón Marañón 346, interior 7, en el Callao.

El último domingo, a las 11 de la noche, la pareja llegó a la vivienda de I.A.M.S. luego de haber estado tomando con unos amigos en una pollada del barrio. Ambos empezaron a discutir porque la menor, de iniciales R.Y.L.G. (16), le dijo que quería terminar la relación que mantenían desde hacía varios meses debido a que él era muy celoso.

La pelea duró solo unos minutos y, luego, el sujeto sacó una pistola calibre 9 milímetros y le disparó a la adolescente en la frente. Su muerte fue instantánea.

Los vecinos alertaron a la Policía. Los agentes de la Divincri-Callao detuvieron al joven, quien horas después confesó el crimen y dijo que el arma se la había alquilado un hombre mayor. Sin embargo, fuentes cercanas a los muchachos señalaron que José Alexander Medina Contreras (39), alias ‘Piñata’, padre del menor, fue quien le dio el arma a I.A.M.S. para que se defendiera de las pandillas del barrio de Atahualpa.

El progenitor del homicida ha estado encarcelado en varias oportunidades por tráfico ilícito de drogas y tenencia ilegal de armas.

El asesino también estaba drogado, según fuentes policiales.

AMENAZADA. La familia de la víctima indicó que ella había terminado la relación varias veces, pero que él se resistía a dejarla.

Élmer Llontop, padre de R.Y.L.G., aseguró que su hija tenía problemas con su enamorado porque él era muy celoso y violento. Al parecer, ya la había golpeado otras veces.

La joven fallecida cursaba el quinto año de secundaria en el colegio Heroínas Toledo, en el Callao.