23.NOV Domingo, 2014
Última actualización 06:31 pm

LA PORTADA DE HOY

"Hay que retomar la agenda reformista"

Compartir:
Además:

El cártel de Sinaloa detrás de cocaína

Viernes 17 de septiembre del 2010 | 07:16

El lote de estupefacientes incautado en Arequipa fue trasladado a Lima para realizar las investigaciones. Capturaron a 16 mafiosos.

PNP impidió que la cocaína fuera trasladada y distribuida en Asia. (P. Tamashiro)
Compartir

Por Miguel Sarria

La droga estaba pesada, distribuida en bloques iguales de un kilo cada uno y lista para ser sacada del Perú por el mar. El cargamento, de 3 toneladas y 157 kilos, tenía como destino el continente asiático. Según la Policía, se trata de cocaína de alta pureza, fabricada en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE).

El miércoles, comandos de la Policía Nacional incautaron la droga en el distrito de Majes-El Pedregal, en Arequipa, durante un megaoperativo. De forma simultánea se realizaron diversas capturas en Lima, en Arequipa (Camaná) y en la ciudad de Ilo, en Moquegua. En total fueron detenidas 16 personas. Entre los intervenidos figuran cuatro narcotraficantes mexicanos y un agente de la Policía en actividad.

MILLONARIO ENVÍO. La droga fue presentada ayer por las autoridades en la División de la Policía Aérea (DIPA), en Lima. De acuerdo con el director de la PNP, Miguel Hidalgo, se trata de uno de los mayores golpes al narcotráfico en lo que va del año.

Cabe señalar que, en el VRAE, la cocaína tiene un precio aproximado de mil dólares el kilo. En Asia, esta misma cantidad tiene un valor de hasta 150 mil dólares. Si se hubiera concretado el envío, la ganancia para el cártel habría sobrepasado los US$400’000,000.

La organización, denominada Los Mixtos, sería comandada por el Cártel de Sinaloa, según informaron fuentes policiales. Los mafiosos pretendían sacar el estupefaciente por los puertos de Matarani, en Arequipa, e Ilo, en Moquegua. Para ello, los narcos habían mandado fabricar embarcaciones pesqueras especialmente diseñadas para esconder la droga. Los barcos fueron incautados en Camaná y en Ilo.

DETENIDOS. El estupefaciente era traído de la selva en camiones que habían sido perfectamente acondicionados. La droga llegaba al depósito de Majes-El Pedregal, donde funcionaba el centro de acopio de los narcotraficantes. En dicho lugar, los mafiosos montaron un negocio fantasma –de venta de ganado, carne, leche y demás productos de origen vacuno– para pasar sin problemas los controles policiales en la carretera.

En el depósito de Arequipa, la Policía incautó, además de la cocaína, unas 200 cabezas de ganado. La droga estaba enterrada. Los mexicanos arrestados fueron identificados como Carlos Arredondo Pérez (52), José Ángel Ramírez Talamantes (31), Isabel Jacobi Carrasco (47) y Gonzalo Pozo Valenzuela (36).

Asimismo, se capturó a los peruanos Percy Gregorio Mares Febres (47), ”scar Manuel Girón Gonzales (31), César Augusto Tuanama Policarpio (32) y Jorge Valentín Villalobos Flores, de 47 años, suboficial técnico de primera y agente del Escuadrón de Emergencias de Arequipa. Los detectives de la Dirección Antidrogas buscan determinar los pormenores de la participación de Villalobos. No se descarta que otros policías en actividad estén involucrados con la narcobanda. La identidad del resto de detenidos no fue dada a conocer.

A TODO DAR. Los extranjeros residían en una lujosa finca en la exclusiva zona de Los Ángeles, en Cayma, Arequipa. La residencia fue allanada por la Dirandro. Desde ese lugar –informó la Policía– coordinaban todas las acciones con sus empleados peruanos y con los capos del Cártel de Sinaloa, que están en México. Una parte de las tres toneladas iba a ser enviada esta semana por mar a Centroamérica.

El general Hidalgo destacó el trabajo de los policías que estuvieron detrás de los narcos por varios meses y en los últimos siete días tuvieron que dormir en una zona despoblada de Majes-El Pedregal, a la espera de la orden para irrumpir en el cuartel de los mafiosos. La investigación se realiza con total reserva en la Dirandro de Lima.