Además:

Habrá descuento en las gratificaciones

Martes 22 de junio del 2010 | 08:52

El Gobierno aprobó un Decreto de Urgencia que deroga una ley que exoneraba del pago de los trabajadores a Essalud y a las AFP.

Luis Galarreta cuestionó que se cambien las reglas de juego. (Canal N)
Compartir

El Consejo de Ministros le dio un golpe al Parlamento y aprobó un decreto de urgencia para que el aporte de 9% por pago a Essalud ya no sea entregado este año a los trabajadores en sus gratificaciones, sino que retorne a las arcas del Seguro Social.

Es decir, se eliminará parte de la exoneración de la que gozaban los aguinaldos de Fiestas Patrias y Navidad, y que fue aprobada por el Congreso mediante la Ley 29351, con vigencia para los años 2009 y 2010.

La semana pasada, la Comisión de Presupuesto del Parlamento aprobó un proyecto de ley bajo los mismos términos presentado por la bancada aprista. Sin embargo, los voceros de Unidad Nacional, de Alianza Parlamentaria y del fujimorismo adelantaron que no apoyarían la propuesta.

Por ello, el presidente de Essalud, Fernando Barrios, aprovechó ayer la visita del Consejo de Ministros en la inauguración de un hospital en Chincha para solicitar que se apruebe dicho decreto de urgencia; es decir, saltándose la decisión del Pleno.

La ministra de Economía, Mercedes Aráoz, manifestó que la posición del Ejecutivo es que la exoneración a las gratificaciones no representa una medida de estímulo fiscal porque –según ella– afecta a los más pobres que reciben los servicios de Essalud y beneficia a una minoría que está en planilla. Sin embargo, anotó que esperarán que el Congreso restituya los aportes de Essalud, por lo que se prevé que el Gobierno no publicará el decreto hasta que el Legislativo tome una decisión final.

ENFRENTADOS. Por lo pronto, el legislador de Alianza Parlamentaria Víctor Andrés García Belaunde aseguró que Essalud ya cuenta con suficientes recursos, pues en 2009 dispuso de S/. 260 millones más en sueldos.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Economía, Luis Galarreta, calificó de inconstitucional la medida, y sostuvo que cuentan con el apoyo de la mayoría de las bancadas y del propio titular del Congreso, Luis Alva Castro, para realizar un Pleno extraordinario en el cual se debata la derogatoria.