24.NOV Lunes, 2014
Última actualización 02:32 am

LA PORTADA DE HOY

Abogó por otras empresas

Compartir:
Además:

Denuncian una construcción ilegal de la Universidad Alas Peruanas

Viernes 07 de mayo del 2010 | 07:40

Vecinos de San Isidro se oponen a la proliferación de centros de estudio en la jurisdicción.

Vecinos se oponen al nuevo centro de estudios en San Isidro. (Lucero del Castillo)
Compartir

Ellos aseguran que el municipio vulnera sus derechos y que vivir en San Isidro será cada vez peor. Por su parte, la comuna defiende la construcción. La edificación de la sede de posgrado de la Universidad Alas Peruanas ha generado una fuerte disputa entre la Municipalidad de San Isidro y los vecinos de la urbanización Country Club, en esta jurisdicción.

El futuro local de la casa de estudios está en la avenida Salaverry 2690. Este recinto, donde hasta hace unos años funcionaban las oficinas de la inmobiliaria Gremco, posee un área de 2,396 metros cuadrados y, actualmente, está siendo demolido. El diseño proyecta la construcción de dos sótanos –para una playa de estacionamiento con capacidad para 105 vehículos– y de seis pisos.

CONFLICTO. Según Manuel Gonzales Woll, presidente del Comité Vecinal de Defensa de Límites de San Isidro, la ordenanza de alcaldía número 103 –emitida en abril de 2005– limita la construcción de nuevas casas de estudios en San Isidro. “El distrito está copado de centros educativos. Somos una zona residencial y, por ley, no puede haber más locales que tengan concurrencia de gente”, enfatizó.

Argumentó que el municipio de San Isidro “está haciendo caso omiso a la ordenanza del distrito”. Además, señaló que la licencia otorgada para la edificación del inmueble fue a favor de Fidel Ramírez Prado, actual rector de la universidad, y no para la institución como tal.

DESCARGO. Ante la denuncia, Juan Vega Fernández, gerente municipal de San Isidro, aseguró que “sobre la ordenanza 103 está la 312 –dada en 2004 por la Municipalidad de Lima–, que sí permite la construcción”.

También mencionó que a nombre de Ramírez Prado solo se emitió el certificado de edificación, mas no la licencia. “Los trabajos no van a ser paralizados porque sí tienen permiso”, dijo. La licencia está a nombre de Alas Peruanas. Al cierre de la edición, no obtuvimos respuesta del centro de estudios.