Además:

Las personas sedentarias pueden sufrir enfermedades crónicas a los 35 años

Sábado 20 de marzo del 2010 | 12:21

Quienes no tienen el hábito de practicar deportes, son más propensos a sufrir serios daños a su salud a temprana edad.

El Ministerio de Salud recordó que entre 14% y 40% de la población entre los 35 y 64 años tiene hipertensión. (boomboxtv.cl)
Compartir

¿Eres de los que vive entre la oficina y la casa, y el único deporte que practicas es pasear al perro? Si tienes 35 años o más, quizá debas empezar a pensar en practicar algún deporte “adicional”.

Las personas, tanto adolescentes como adultos, que no practican deporte o evitan realizar algún tipo de actividad física como caminar, correr y subir las escaleras con relativa frecuencia, están propensas a presentar, a partir de los 35 años, enfermedades crónicas, las mismas que representan la principal causa de mortandad en el país.

El coordinador de la Estrategia Nacional de Daños No Transmisibles del Ministerio de Salud (Minsa), Aldo Tecse, explicó que una persona que no hace deportes, a partir de los 35 años comienza a sentir malestares o diferentes síntomas de alarma en la salud, como respiratorios, hipertensión y aumento de la grasa.

Detalló que entre 14% y 40% de la población entre los 35 y 64 años tiene hipertensión, y de ellos, solo un 27% se controla adecuadamente. Por su parte, la diabetes se comienza a registrar entre los 35 y 64 años, por lo que se estima que dentro de este segmento de edades, entre un 9% y 18% tiene dicha enfermedad.

Para incentivar el deporte como una estrategia para la prevención de las enfermedades crónicas y garantizar la buena salud de la población, Tecse Silva expresó que el Minsa celebra cada 6 de abril, el Día Mundial de la Actividad Física, fecha escogida para promover el deporte y sus beneficios.

“La fuerza laboral de la mayoría de los países se ve afectada por enfermedades y factores de riesgo que, en gran medida, pueden prevenirse. Las enfermedades no transmisibles como el cáncer y la diabetes cobran casi cuatro veces más vidas que las enfermedades transmisibles y las afecciones maternas, perinatales y nutricionales juntas”, refirió el especialista.