Además:

Los sicarios de Lima están en Internet y cobran S/.2,500 para matar a una persona

Domingo 07 de febrero del 2010 | 02:36

Le permiten al cliente elegir la forma en que acabará con la víctima. Para realizar el “trabajo” necesitan tres o cuatro días.

Un sujeto conocido como 'Fausto Antonio' solicitó 1,000 soles de adelanto para realizar el "trabajo". (Frecuencia Latina)
Compartir

¿Puede costar la vida de una persona 2,500 soles? En Internet hay muchas ofertas de sicarios limeños que ofrecen sus “servicios” con total descaro. Incluso explican la modalidad que usarán para no despertar sospechas de la Policía y que su cliente no se vea involucrado en el crimen.

El programa Reporte Semanal contactó por la Red a un hampón conocido como ‘Fausto Antonio’. A este se le solicitó acabar con la vida de una mujer de 40 años. “El precio es 2,500 soles y el trabajo es a modo de robo, dejando evidencia de que la persona se resistió a que le quiten sus cosas y murió en esta circunstancia”, explicó el supuesto sicario.

Pero es no es todo, ‘Fausto Antonio’ dijo que el cliente puede elegir la forma en que la víctima morirá. Al solicitarle que la haga sufrir y la mate a golpes, el sujeto pidió “tres o cuatro días de plazo para hacer el reglaje y luego entrar a su casa, matarla a golpes y llevarme todas sus cosas para que crean que fue un robo”.

El sujeto pidió 1,000 soles –que luego redujo a 600– como adelanto por sus servicios. El dinero debía ser depositado en una cuenta bancaria. Al consultar por el titular de esta, la entidad financiera informó que pertenece a Eduardo Cuentas Cabrera, un hombre de 75 años que se dedica a la carpintería y que -sin lugar a dudas- no era ‘Fausto Antonio’.

-->/">