Jueves 23 de octubre del 2014

Última actualización: 04:16 pm

TIEMPO EN LIMA:

20°

COMPRA: $2.9060

VENTA: $2.9100

Además:

El drama de la anciana mutilada en el hospital Sabogal

Lunes 01 de febrero del 2010 | 10:30

Los parientes de Emiliana Bazán (72) narran su calvario después que mujer quedara sin piernas y brazo. Aparecen más denuncias contra Essalud.

Emiliana Bazán dice que se siente como "un fastidio y una carga" para su familia. (Frecuencia Latina)
Compartir

La vida de Emiliana Bazán de Guimet (72) y sus familiares se convirtió en un calvario desde el año 2006, cuando la anciana que entró al hospital Alberto Sabogal del Callao por un prolapso rectal y después sufrió la amputación de sus piernas y un brazo por un virus que habría contraido en el quirófano.

“Mi hija soltera duerme conmigo y tengo que levantarla hasta tres veces en la noche para que me ayude a hacer mis necesidades, luego ella debe ir a trabajar. Esto es un fastidio, una carga. Yo les digo a los doctores que me hicieron esto que Dios los perdone, porque yo ya lo hice”, dijo la anciana al noticiero A primera hora.

Una de sus hijas contó que la fascitis necrotizante, la infección que atacó a su madre, se manifestó después que fue dada de alta. “Empezó a hacer fiebres altas y en la Emergencia solo le daban medicinas básicas. Luego la derivaron a Ginecología y de allí a la Unidad de Cuidados Intensivos. Aquí me dijeron que mi mamá tenía una probalidad de sobrevivir del 20% y que si pasaba las Fiestas Patrias, se iba a sanar”, dijo.

OTRAS DENUNCIAS. Los padres de Bertha Ottone Suyón (38) denunciaron en el noticiero Buenos días, Perú que su hija quedó en estado vegetativo tras ser sometida a una cirugía de reducción de estómago en el hospital Sabogal, en octubre de 2008. Señalaron que denunciaron al jefe de Cirugía de ese entonces, doctor Martín Colca Cahuana, y al nosocomio ante la 12 Fiscalía del Callao, pero hasta ahora no hay respuesta. Ambos están preocupados porque quieren dar de alta a su hija y no tienen los medios para atenderla en su domicilio.

En tanto, Alberto Salazar Requena (67) señaló en ATV Noticias que en Policlínico Grau de Essalud le amputaron dos dedos del pie derecho sin su consentimiento, hace dos años. “Denuncié mi caso ante la 42 Fiscalía de Lima, pero lo archivaron porque sustentaron que la supuesta limpieza quirúrgica a la que me iban a someter implicaba la amputación de la zona afectada”, manifestó este paciente diabético.

Sigue el debate de este tema en nuestro Twitter.