Jueves 23 de octubre del 2014

Última actualización: 03:17 am

TIEMPO EN LIMA:

17°

COMPRA: $2.9070

VENTA: $2.9090

Además:

Metropolitano: niños de seis años también podrán usar las tarjetas inteligentes

Sábado 16 de enero del 2010 | 12:05

Funcionarios de Lima indicaron que si el monto cargado en la tarjeta es insuficiente para el trayecto, la “deuda” se cobrará en el próximo viaje.

Las tarjetas del Metropolitano costarán tres soles, y luego se podrán cargar por el monto deseado. (vivirenperu)
Compartir

¿Será tan fácil su uso? El representante de la Municipalidad de Lima Óscar Pejerrey Cabrera, adelantó que las tarjetas inteligentes recargables para viajar en el Metropolitano, podrán ser usadas desde los seis años de edad, es decir, desde el inicio de la educación primaria.

Asimismo, el funcionario indicó que en caso que el saldo existente en la tarjeta no cubra el valor del pasaje de acuerdo a la distancia recorrida, se descontará la deuda en la siguiente recarga. Pejerrey añadió que en este nuevo servicio de transporte se respetarán las tarifas preferenciales para los pasajes escolares, universitarios e institutos superiores de estudio.

También dijo que el costo de adquisición inicial de la tarjeta será de tres soles y los pasajeros podrán abonar la cantidad que estimen necesaria para cubrir el pago de los viajes que necesiten realizar al día, a la semana o al mes.

Para ingresar a los buses en las estaciones, los pasajeros pasarán la tarjeta inteligente por un lector especial ubicado en los “torniquetes” o zonas de control de ingreso que poseen barras que giran y solo permiten el paso de una persona a la vez.

Una vez que el lector reconozca la validez de la tarjeta –que ha sido diseñada para evitar falsificaciones-, los torniquetes automáticos dejarán pasar al pasajero para que aborde el bus.

Luego de hacer el recorrido deseado dentro de la ruta del Metropolitano –De Chorrillos a Comas y viceversa- y antes de bajar en la estación respectiva, el pasajero deberá pasar su tarjeta inteligente por otro lector especial ubicado cerca de la puerta de bajada, que descargará el precio del pasaje en función de la distancia cubierta.