Jueves 23 de octubre del 2014

Última actualización: 01:39 am

TIEMPO EN LIMA:

18°

COMPRA: $2.9070

VENTA: $2.9090

Además:

Avalancha de obras en Lima para el 2010

Jueves 12 de noviembre del 2009 | 07:13

¿Estos proyectos tienen afanes electorales? El alcalde Castañeda lo niega, pero prepara un desembalse de inauguraciones el próximo año.

Estas mejoras representan una inversión de más de 500 millones de soles. (Perú.21)
Compartir

Quizá la tentación de postular al sillón presidencial o de buscar la reelección ha obligado al alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, a iniciar obras viales en la ciudad sin atender a un plan responsable.

¿Sabías que en el último trimestre de 2010, cuando el burgomaestre haya decidido si postula a la Presidencia o tentar un tercer mandato municipal, su despacho estará inaugurando una serie de proyectos cuyo número exacto no puede ser respondido con certeza por sus asesores?

El propio Castañeda señaló que la idea de llegar a la Casa de Pizarro “no me quita el sueño”. Fue escueto y solo agregó que está dedicado a trabajar. Sin embargo, se advierte una avalancha de obras que, además de agudizar el caos que ya sufre nuestra ciudad, tendría fines claramente electoreros en caso de que el burgomaestre decida lanzarse a los comicios presidenciales (en 2011) o a la reelección .

INEXACTOS. Increíblemente, nadie en la Municipalidad de Lima parece saber cuántas obras se han ejecutado hasta la fecha. Armando Molina, asesor metropolitano, dijo a Perú.21 que la comuna iniciará siete obras viales importantes en los próximos meses.

No obstante, en la web de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) –ente donde se convocan las licitaciones ediles– se aprecian otros tres proyectos viales más. Obras de magnitud que, al parecer, Molina no considera o desconoce.

¿Acaso no se sigue una planificación establecida? ¿O es que, más bien, las obras se han ido decidiendo a medida que han pasado los años? Por más que le pedimos al funcionario tener acceso al plan de obras edil o saber cuántas ya se han realizado de acuerdo con el cronograma de ejecución o, incluso, cuáles se priorizarán en 2010, no obtuvimos respuesta.

Las últimas convocatorias de la OIM se refieren a cuatro trabajos: el corredor vial Nicolás Ayllón (tramo Av. Grau-Puente Santa Anita), la ampliación del Puente del Ejército, la rehabilitación de las avenidas Pachacútec y Salvador Allende (segunda etapa) y la construcción del primer intercambio a tres niveles del país (el que uniría la Panamericana Norte con Tomás Valle y con Angélica Gamarra).

PURA ESCALERA. Molina afirma que la gestión de Castañeda ha realizado más de 3 mil obras. De acuerdo con lo indicado, entre ellas destacan –por encima de parques, intercambios viales, losas deportivas y restauración de vías– las famosas escaleras ‘solidarias’: 2,550 de estas estructuras fueron levantadas en la periferia de Lima.

Llama la atención que no se haya atendido obras de más envergadura. ¿Quizá porque hacerlas demoraría más tiempo y sus estrenos ya no los comandaría Castañeda sino un eventual sucesor?

SIN PLANIFICACIÓN. Frente al déficit de infraestructura vial en Lima, nadie critica que la alcaldía se haya quedado paralizada. Lo preocupante es que parece no haber enmarcado los proyectos en un plan que distinga cuáles son urgentes y cómo se adaptarán a la transformación de la urbe para los próximos 10 años.

La excusa común cuando se pregunta a la Municipalidad de Lima por los retrasos es que se toparon con algún problema no planificado: tuberías antiguas o restos arqueológicos. Con el Metropolitano pasó así. Sin embargo, los críticos no le creen y dicen que es un simple cálculo electorero.

Los regidores metropolitanos Rafael García y Marisa Glave coincidieron en señalar que la municipalidad provincial no parece seguir ningún rumbo ni plan pre establecido de las inversiones que realiza. Opinan que, en los años que llevan en la administración capitalina, nunca oyeron nada sobre la existencia de un plan de ejecución de obras.

De otro lado, Fabiola Morales, congresista de Solidaridad Nacional, aseguró que no existe ningún cálculo de campaña electoral. “Es lamentable que alguna gente crea que todos son como ellos. Además, él (Castañeda) no ha manifestado si irá a la reelección o si postulará a otro cargo”, expresó.

¿El desembalse de obras metropolitanas para el 2010 significa que Castañeda quiere hacer en un año mucho más de lo que logró en cuatro? ¿Acaso pensará en una reelección edil o, como la mayoría cree, tiene fija la mirada en las presidenciales del 2011? ¿Tú qué crees?