Además:

Expertos piden que se cumpla el silencio administrativo

Lunes 19 de octubre del 2009 | 08:27

Opinan que es la mejor manera de agilizar los trámites en las instituciones públicas y no creen que sea efectiva la medida para que las entidades atiendan los fines de semana.

Compartir

La iniciativa presidencial para que los fines de semana y la mayoría de feriados sean considerados días hábiles por las entidades del Estado generó dudas en especialistas en gestión pública como Gustavo Guerra-García y Marco Tulio Gutiérrez, para quienes tal medida no es la más adecuada si se quiere hacer más ágil a la burocracia.

Gutiérrez, experto en Derecho Administrativo, comentó que en más de 1,700 municipios del interior ya se labora los días sábado y que eso no hace que su burocracia sea más veloz. En su opinión, lo que el Gobierno debe hacer es asegurarse de que se cumpla la Ley del Silencio Administrativo.

Como se sabe, con esta ley, si una solicitud dirigida a una entidad pública no es contestada en un plazo de 30 días, se entiende que tiene una respuesta afirmativa y el solicitante puede dar como resuelto a su favor el trámite.

Gutiérrez dijo que actualmente muchas instituciones anulan los permiso o autorizaciones que se obtienen con el silencio administrativo positivo, alegando que no se cumplieron ciertos requisitos, y que eso retrasa las cosas. “Debe anulárseles esa potestad y deben ampliarse los plazos”, aconsejó.

Guerra-García, por su parte, opinó que antes que ampliar días hábiles o acortar los plazos, se debe reducir la debilidad institucional de los tres niveles de gobierno. “El problema es más de escalas remunerativas, de la calidad de los funcionarios, de los procedimientos para elegirlos. Hay que ver primero por qué el silencio administrativo no está funcionando”, aseveró.

-->/">