26.NOV Miércoles, 2014
Última actualización 03:11 pm

LA PORTADA DE HOY

Sin salida

Compartir:
Además:

Hubo sorpresas en los ascensos de las Fuerzas Armadas

Lunes 12 de octubre del 2009 | 08:20

El secretario del comandante general ascendió a general de división. Jorge Carcovich tiene cuatro años como general de brigada y la ley de ascensos exige cinco.

Compartir

Como ocurre todos los años, el último proceso de ascensos en el Ejército no está libre de polémicas. Esta vez, el involucrado principal es el general de brigada Jorge Carcovich Cortelezzi, secretario personal del comandante general del Ejército, quien ayer fue ascendido a general de división pese a que no cumpliría los requisitos que exige la ley.

Sucede que Carcovich llevaba solo cuatro años en su grado anterior y la Ley de Ascensos de Oficiales de las Fuerzas Armadas –modificada en setiembre por el Congreso– establece que para ascender a “divisionario’ los aspirantes deben tener cinco años como generales de brigada.

Fuentes del Ejército afirman que el hecho de que Carcovich sea secretario del jefe del Ejército, general Otto Guibovich, determinó que haya sido favorecido irregularmente.

Según la resolución publicada ayer en las Normas Legales, el otro general de brigada que ascendió es el general Benigno Cabrera Pino, jefe de Operaciones de la Región Militar del VRAE. Cabrera fue denunciado por ejecuciones extrajudiciales en el río Huallaga en los noventa y durante la campaña de 2006 fue considerado cercano a Ollanta Humala. En el camino se quedó el jefe de la Casa Militar de Palacio de Gobierno, el general Juan Urcariegui.