Además:

Conozca una boutique para gorditas coquetas

Domingo 27 de septiembre del 2009 | 08:48

No encontrar prendas para su talla obligó a Ada Leiva Escobar a confeccionar su propia vestimenta. Hoy tiene “Gorditas Fashion” en el centro de Arequipa.

En su tienda Gorditas Fashion, Ada Leiva viste y anima a las mujeres con sobrepeso. (USI)
Compartir

Por Gabriel Centeno

La frase “dos por uno” ha asegurado el éxito para el negocio que hace cuatro años empezó Ada Leiva Escobar en Arequipa. Ella es dueña de la boutique plus size Gorditas Fashion, que no solo ha vestido a cientos de coquetas clientes con sobrepeso u obesidad, sino que las hizo sentir bien consigo mismas brindándoles soporte emocional.

Este negocio familiar se inició con mil soles de inversión. Inicialmente ofertaban sus productos en la sala de su casa. Para ello buscaban clientes a través de Internet o amigos. Hace más de un año se formalizaron y ahora tienen una tienda en el centro de Arequipa.

“Soy la tercera de cuatro hermanas. Todas, incluyendo mi madre, somos gorditas. Cada una tiene gustos diferentes, por eso cuando alguna quería comprar ropa, empezaba la odisea. Con solo acercarnos a una boutique y admirar una prenda, salía una chica delgada a decirnos, “¡para tu talla no hay!’”, recuerda.

Entonces decidieron confeccionar su propia ropa y, de coser prendas para cinco personas (su familia), pasaron a enfocarse en las mujeres que, como ellas, no encuentran su talla de pantalón, blusa, chompas o, incluso, ropa interior.

La madre de Ada (que también se llama Ada) solicitó un préstamo como profesora y todas sus hermanas fueron piezas claves para el éxito de la tienda. July manda catálogos de ropa desde París (Francia). Rossi está en Indiana (EE.UU.) y envía la lencería. Sissy vive en Lima y tiene a su cargo el pequeño taller donde se confeccionan las prendas. Ada es la vendedora por excelencia.

EXCLUSIVIDAD. En Gorditas Fashion se fabrican prendas de un modelo en un solo color para todas las tallas. Desde S (estándar) para gorditas que tienen desde 85 hasta 99 centímetros (cm) de cintura hasta 6X para clientes que tienen desde 151 hasta 160 cm de cintura. “La talla “small’ está vetada”, advierte con ironía Ada.

PARA EL MUNDO. Su página web le ha permitido vender en Chile, Ecuador, México, Israel y Francia. “Tengo un negocio hecho a mi medida. Creo que el éxito radica en que soy parte del club de las gorditas. Siempre que llega una cliente trato de animarla para que se atreva a lucir como ella quiere, que diga ¡soy una gordita, pero una gordita superfashion!”, cuenta. Ada planea lanzar una línea de ropa para varones, que se llamaría Cueritos Redonditos.

Y no le falta razón. La Asociación de Centros Comerciales y de Entretenimiento del Perú (ACCEP) prevé que el rubro de retail más dinámico este año será el de venta de ropa.