23.NOV Domingo, 2014
Última actualización 02:52 am

LA PORTADA DE HOY

"Hay que retomar la agenda reformista"

Compartir:
Además:

El 40% de casos de maltrato infantil es ocasionado por la madre

Viernes 04 de septiembre del 2009 | 04:39

El Instituto Nacional de Salud del Niño, que pertenece al Ministerio de Salud, señaló que la violencia en la infancia y adolescencia es un problema grave en nuestro país. Añadió que se recibe en el primer semestre del año se recibió 200 consultas.

Compartir

Cerca del 40% de casos de maltrato infantil psicológico y físico es ocasionado por la propia madre y ocurre en el hogar, según datos del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN). La institución advirtió que la violencia en la infancia y adolescencia es un grave problema social en nuestro país..

Tras la madre, el padre, el primo y el tío son también los que maltratan al menor, indicó la psiquiatra Hilda Cerpa Salazar, del INSN. Explicó que ese nosocomio recibe un promedio de 350 a 400 casos de violencia infantil y solo en el primer semestre del presente año se han tratado más de 200 casos.

Detalló que la madre es causante principalmente de los casos de abandono (31%), maltrato físico (11%) y maltrato psicológico (12%). Sin embargo, este centro de salud también recibe casos de maltrato sexual, rubro que representa el 46% de incidencia.

“Según estadísticas de nuestros módulos, es la madre quien más vulnera al niño, sobre todo en el aspecto físico y psicológico, y también es ella quien en un 90 por ciento acompaña a los niños en la consulta”; apuntó.

AGRESIONES. Arguyó que los motivos por los que ingresan pueden ser desde un hematoma hasta fracturas de brazos y piernas, e incluso rupturas de vísceras intra abdominales y hemorragias intracraneales.

Explicó que el simple zarandeo en niños pequeños puede causar daños en la retina. Otro de los casos es por ingesta de sustancias tóxicas debido al descuido de los padres, lo que es considerado un maltrato por omisión o descuido. “En este rango también se consideran los casos en los que no se ha cumplido el rol de vacunaciones.”

La psicóloga indicó que esta violencia hacia los menores les acarreará consecuencias de orden emocional como ansiedades, miedos, depresiones, así como problemas de conducta. A su vez, señaló que en casos extremos pueden llegar hasta el intento de suicidio, lo que se registra cada vez más en edades muy tempranas.

A junio de este año, el INSN ha atendido cinco intentos de suicidio, cuatro en el género femenino y uno en el masculino. De ellos, tres están ubicados en el rango de 5 a 9 años y dos entre las edades de 10 a 17. “El caso más sorprendente que he visto ha sido el de un menor de 5 años, que intentó eliminarse”, refirió.

RECOMENDACIONES. A su turno, el psiquiatra Freddy Vásquez, director del Departamento de Prevención del Suicidio del Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado-Hideyo Noguchi, pidió a los padres no maltratar físicamente a sus hijos para corregirlos, sino castigarlos privándoles de lo que les gusta.

“Lo primero que deben hacer es ventilar sus propios problemas y determinar si son ellos quienes tienen el conflicto, e inmediatamente buscar ayuda profesional.”

Los expertos también recomiendan que para evitar llegar a la violencia se deben elegir otras formas de corregir conductas en los niños, como los estímulos positivos, reconocimientos o premios.

Añadieron que las personas deben hacerse responsables de sus actos y no asumir que el afectado merecía ser castigado. Explicaron que muchas personas o padres manifiestan que golpean o castigan al niño porque “se portó mal” y “era su culpa”.

En ese sentido, recomendaron a las personas que son propensas a ser violentas a visitar instituciones donde pueden ser acogidas y recibir tratamiento o consejería, tanto del Minsa como de la Policía Nacional, Misterio de la Mujer y Desarrollo Social o las ONG.