24.NOV Lunes, 2014
Última actualización 08:33 am

LA PORTADA DE HOY

Abogó por otras empresas

Compartir:
Además:

La minería informal es incontrolable en Piura

Martes 01 de septiembre del 2009 | 01:39

Unos seis mil pobladores se dedican a esta ilegal actividad poniendo en riesgo sus vidas. En los últimos 15 días, han muerto dos mineros artesanales en Las Lomas.

SE EXPONEN. La mayoría de los mineros informales no toma ninguna medida de protección (Johnny Obregón)
Compartir

Por Johnny Obregón Rossi

Pablo Periche vive en el sector de Pampa Larga (distrito de Suyo). Tiene 30 años, una esposa y tres hijos que mantener. Por eso –según propia confesión– trabaja en una de las cientos de mineras artesanales que hay en la región Piura.

Pablo está bastante asustado pues –como casi toda la población de Suyo y Las Lomas– escuchó hace unos días la noticia de que Martín Palacios, un poblador lomeño que trabajaba en una de estas mineras informales, murió víctima de la contaminación que le produjo su trabajo. “La autopsia reveló que sus órganos estaban destruidos por el cianuro”, denunció Jacinta Lázaro, tía de la víctima.

Pablo es uno de las casi seis mil personas que se dedican a la peligrosa actividad de extraer minerales en forma artesanal, que reciben un jornal de 30 soles al día y que lo hacen sin la protección adecuada. Perú.21 se trasladó hasta los distritos de Las Lomas (Piura) y Suyo (Ayabaca), donde se encuentran estas mineras ilegales que buscan oro y comprobó esta situación.

Servilleta, Pampa Larga, La Peñita, El Higuerón, La Tina, San Sebastián y Cachaquito son algunos de los sectores donde se encuentran las plantas ilegales, que aprovechando la lejanía de la zona (cerca a la frontera con el Ecuador) han instalado sus bases.

Allí están las pozas de cianuro y mercurio, donde se busca el oro. También están los timbaletes (un moledor de roca artesanal accionado por una gran tabla que presionan dos personas), que convierten el enorme rocado en pequeñas fracciones que van a las pozas de minerales.

SE TRIPLICÓ. “En los últimos cinco años, el número de personas que trabaja en la minería artesanal creció por lo menos tres veces. Aunque no hay una estadística exacta al respecto, se calcula que no menos de seis mil pobladores se dedican a esta ilegal actividad”, estima el jefe de Defensa Civil de la Municipalidad de Las Lomas, Benjamín Rojas.

En más de una ocasión –continúa– hemos realizado inspecciones y enviado los informes a la Dirección Regional de Energía y Minas y al Ministerio Público, pero no hemos obtenido respuesta.

“Los ilegales se ponen cada vez más agresivos y nos amenazan cuando nos ven con la camioneta municipal. Esta actividad se ha vuelto incontrolable”, destaca Rojas.

La agresividad de las personas pudo ser comprobada por Perú.21 cuando visitó la zona. Ellos tratan de evitar que las condiciones en las que trabajan sus operarios sean fotografiadas, y es que personas como Pablo Periche trabajan en contacto directo con los químicos (principalmente cianuro y mercurio), sin guantes, botas, mascarillas ni algún tipo de protección.

MEDIO AMBIENTE AFECTADO. El medio ambiente también se ve afectado por esta actividad, pues las pozas de cianuro son manipuladas sin ningún control y cuando hay lluvias en la zona, el agua contaminada con mineral se va a las quebradas.

Para la Fiscal de Medio Ambiente de Piura, Olenka Saldaña, la minería ilegal es un grave problema que debe ser atendido por el organismo correspondiente del gobierno regional, (Dirección Regional de Energía y Minas).

“Es sumamente preocupante, ya que aquí se contamina el agua, aire, subsuelo y también las personas que, sin la debida protección, trabajan en esta ilegal actividad”, agrega.

Saldaña destaca que en la región no hay un laboratorio para salud ambiental y que, por ello, no se pueden medir los niveles de contaminación en la zona.

“Estamos a la espera de alguna novedad sobre el anunciado Parque Minero Industrial que plantea hacer el gobierno regional”, dice.

Consultado sobre el tema, el director regional de Energía y Minas, Miguel Kuzma, cuenta que su despacho inició hace más de un mes un trabajo en el campo para identificar a las empresas ilegales y, posteriormente, promover su formalización.

“Un equipo de 18 personas se encarga de recorrer estos lugares ubicados en la zona de frontera. No es un trabajo que se puede hacer de la noche a la mañana, pero es una decisión del gobierno regional buscar la formalización de estas personas”, concluye.

DATOS

  • Hace dos semanas, familiares de Irvin Timoteo (21), poblador del asentamiento humano Miraflores, en Las Lomas, denunciaron que este falleció producto de los efectos de trabajar en una mina artesanal en el sector El Overal del distrito de Suyo.

  • No solamente pobladores de Piura se dedican a esta actividad, sino también de la zona sur (Trujillo, Chiclayo y hasta Arequipa), atraídos por el ‘boom del oro piurano’.
  • La Ley de Formalización y Promoción de la Pequeña Minería y la Minería Artesanal se ha convertido en letra muerta en la región Piura.