Viernes 31 de octubre del 2014

Última actualización: 10:19 am

TIEMPO EN LIMA:

19°

COMPRA: $2.9160

VENTA: $2.9200

Además:

Los misterios de Maucallacta en Arequipa

Lunes 31 de agosto del 2009 | 07:09

El complejo arqueológico fue un gran adoratorio y un centro de abastecimiento. Arqueólogos polacos trabajan en la puesta en valor del monumento de la provincia de Castilla.

Maucallacta sigue sorprendiendo al mundo por sus edificaciones. (Jorge Astudillo)
Compartir

Incrustado en la cima de uno de los cerros del pueblo de San Antonio, distrito de Pampacolca, provincia de Castilla, se levanta el complejo arqueológico de Maucallacta, construcción de las antiguas civilizaciones que habitaron la región y que fue utilizado por los Incas como un centro administrativo y ceremonial para rendirle culto al apu Coropuna.

Aquí, gracias a la puesta en valor del sitio desde hace tres años, se vienen develando los misterios de los muros de piedra que resguardaron durante años los rezos y cultos de los antepasados arequipeños.

“Aun falta mucho por descubrir, pero sin duda esto fue un gran templo con fines de adoración y un centro de abastecimiento que albergaba a antiguos caminantes”, explica Maciej Sobczyk, uno de los arqueólogos polacos que trabaja en la recuperación del lugar.

Sobczyk añade que el origen de Maucallacta es anterior a la presencia de los incas en el Perú. “Sin embargo el tallado en las puertas de ingreso de algunas de sus construcciones permite saber que el imperio, en su afán expansionista, llegó y asumió su conducción tanto en la construcción de nuevos edificios así como en la devoción a los apus”, acotó.