24.NOV Lunes, 2014
Última actualización 07:25 pm

LA PORTADA DE HOY

Abogó por otras empresas

Compartir:
Además:

Ahorre solicitando una compra de deuda al banco

Jueves 14 de mayo del 2009 | 07:11

En un contexto como el actual, en el que hay incertidumbre sobre las futuras tasas y los ingresos de las personas, es una buena idea concentrar todas las deudas en una sola entidad y cancelar el resto.

Compartir

Por Alejandra Costa La Cruz

Tener más de una tarjeta de crédito puede servir para impresionar a los demás al abrir la billetera, pero no es una buena idea si se quiere tener las finanzas bajo control.

En un contexto como el actual, en el que hay incertidumbre sobre las futuras tasas y los ingresos de las personas, es una buena idea concentrar todas las deudas en una sola entidad y cancelar el resto.

¿CÓMO HACERLO? HAY DOS OPCIONES. Si tiene una tarjeta de crédito con línea disponible, puede pedir a su banco que compre la deuda de los demás plásticos – hasta por el límite de su línea – y que le arme un plan de cuotas mensuales. Así, pagará una cuota fija de esa deuda, adicional a las cuotas propias de su cuenta.

Si no tiene suficiente línea de crédito libre, puede pedir que se le amplíe su línea o que le otorguen un préstamo personal. En cualquier caso, deberá anular las ya pagadas para evitar sobreendeudarse.

¿Cuánto cuesta? El Scotiabank, que ha emitido la quinta parte de las tarjetas de crédito del mercado, ofrece tasas mensuales de entre 0.99% (oro) y 1.19% (clásicas) para este servicio. Dicha institución solo compra deuda de los medios de pago de otras entidades bancarias – no las de establecimientos comerciales – y el total se puede pagar en cuotas desde dos hasta 36 meses.

Para ello, puede usar el 100% de su línea de crédito disponible en su tarjeta del Scotiabank, mientras que el Banco de Crédito (BCP) solo le permite utilizar el 95% de la misma.

En el caso de este último banco, que maneja el 10% del dinero plástico del mercado, la mínima deuda que puede comprar es de S/.400 y se aplica una tasa mensual de 1.33% para las clásicas y de 0.99% para las doradas o las de mayor categoría. Asimismo, la obligación crediticia puede ser dividida entre seis y 36 cuotas.

¿Cuánto puede ahorrar? Como el banco que le da este servicio cancela la deuda total que usted tiene con la otra entidad, se anulan los intereses futuros y se consigue un importante ahorro.

Esto le conviene especialmente si usa el sistema revolvente en su tarjeta de crédito, cuyos intereses acumulativos dificultan el pago de la deuda.

Incluso si usted es ordenado y solo compra en cuotas, también puede ahorrar aplicando esta modalidad, pues las tasas de compra de deuda son más bajas que las que ofrecen los bancos.

Por ejemplo, si tiene una Visa Clásica del BCP y realiza una compra de S/.5,000 en 12 cuotas, terminaría pagando hasta S/.6,024 al cabo de un año.

Si pide, como en este ejemplo, al Scotiabank que le compre esa deuda y la divida en 12 cuotas con su tarjeta Clásica – antes de que le empiecen a cobrar intereses –, acabará pagando S/.5,395 y ahorrando S/.629.

Y viceversa. Si usted hiciera esa compra con su Visa Clásica del Scotiabank, terminaría pagando hasta S/.6,205. En cambio, si pidiera que el BCP le comprara esa deuda, pagaría S/.5,442 y ahorraría S/.763. El ahorro podría ser mayor si tuviera un ejemplar dorado pues los intereses son menores.

En caso de que no tenga línea en una tarjeta, puede solicitar un préstamo personal para cancelarlas. Por un crédito de S/.5,000 en el Scotiabank pagaría hasta S/.5,764 y, en el BCP, hasta S/.5,860, sin contar portes, comisiones ni seguros.