22.DIC Lunes, 2014
Última actualización 02:41 am

LA PORTADA DE HOY

"La política en el Perú fracasó"

Compartir:
Además:

Los cambios hechos al código de Tránsito son contundentes, afirman expertos

Miércoles 22 de abril del 2009 | 03:39

La ONG Luz Ámbar dijo que las modificaciones que dispuso el sector Transportes para sancionar a los conductores que infrinjan las normas son sustanciales. Por ejemplo, por manejar ebrio y causar atropello con muerte, los choferes no podrán manejar de por vida.

Compartir

La ONG Luz Ámbar calificó hoy de “contundentes” las medidas dispuestas por el Ministerio de Transportes para sancionar a los conductores que infrinjan las normas de tránsito, como cuando manejan en estado de ebriedad, y señaló que estos cambios, a diferencia de los anteriores, son sustanciales.

El director de esta asociación especializada en temas de tránsito, Luis Quispe Candia, destacó que, en la nueva tabla de sanciones, se haya incrementado al 100 por ciento de una Unidad Impositiva Tributaria (UIT) la multa por conducir ebrio y causar atropello con muerte, además de retener el vehículo, la licencia e inhabilitar al conductor para manejar de por vida.

“El Reglamento Nacional de Tránsito ha sufrido durante años muchos cambios, pero lo que se ha hecho ahora es una modificación contundente y sustancial, en especial en lo que concierne a las multas”, afirmó.

Otro tema novedoso que incluye este nuevo código es el sistema de acumulación de puntos, mediante el cual se le asigna al conductor un puntaje de 12, que con cada infracción va disminuyendo y al final se le suspende la licencia de conducir, señaló.

Pero no solo se castiga, también se premia. Si los choferes no cometen infracciones, recibirán bonificaciones de dos puntos cada 36 meses.

SANCIÓN AL PEATÓN. Asimismo, el especialista destacó las medidas dispuestas para aquellos peatones que transiten por la ciudad en estado de ebriedad o bajos los efectos de las drogas.

“En estos casos el peatón será interrumpido por la Policía y será conducido a la comisaría donde se le practicará el dosaje correspondiente”, dijo.

ANTECEDENTES PENALES. Quispe Candia expresó su total acuerdo con la decisión de prohibir que personas que tengan antecedentes penales por narcotráfico, lavado de activos o contrabando puedan prestar el servicio de transporte público.

En otro momento, manifestó que en la actualidad está vigente un convenio entre la Municipalidad de Lima y la Policía Nacional para otorgar comisiones económicas a los efectivos por las papeletas que impongan.

Al respecto, consideró que tras la formalización del nuevo Reglamento Nacional de Tránsito, este convenio debería cerrarse, a fin de que los efectivos no cometan posibles excesos.