Martes 21 de octubre del 2014

Última actualización: 08:34 am

TIEMPO EN LIMA:

18°

COMPRA: $2.9010

VENTA: $2.9030

Además:

Los taxis no deben pasar los diez años de antigüedad

Lunes 20 de abril del 2009 | 07:24

El especialista en temas de transporte, Paul Concha Revilla, recomienda establecer más condiciones para mejorar este servicio en Lima.

Compartir

La sobreoferta y el mal estado en el que se encuentra un importante porcentaje de taxis son los principales problemas que existen en este servicio limeño, factores que dan origen a la imperante informalidad y que, por ende, afecta a toda la ciudad.

Como sabemos, las autoridades competentes han hecho poco para revertir esta situación. Sin embargo, para el especialista en temas de transporte Paul Concha Revilla la solución de esta problemática no tiene nada de complicado, pues solo basta establecer una serie de nuevas condiciones – y sobre todo hacer que se cumplan – para que un vehículo pueda operar como taxi en la capital.

En diálogo con Perú.21, refirió que si bien el Reglamento Nacional de Vehículos ya establece requisitos para estas unidades, como el que tengan una cilindrada de al menos 1,450 centímetros cúbicos y un peso no menor a 1,000 kilogramos, es necesario que hayan otros lineamientos orientados a garantizar que los pasajeros viajen seguros y que – a la vez – disuada a los conductores a integrarse a este negocio, para que así, paulatinamente, el parque automotor de este servicio se reduzca.

El experto señaló que entre la nuevas condiciones debería fijarse que los taxis no deben superar los diez años de antigüedad y que para obtener una licencia para dar este servicio no deben tener más de tres.

“El peso y la cilindrada nos aseguran que el auto es fuerte y que, al tener más potencia, su carrocería está preparada para impactos a altas velocidades. Sin embargo, estas unidades están sometidas a un gran desgaste, mucho mayor al que soportan los vehículos particulares. Por ello, sus piezas se fatigan con mayor rapidez y luego de los diez años están muy corroídas. Aunque pasen la revisión técnica este problema puede estar presente”, explicó.

A MEDIANO PLAZO. Concha Revilla añadió que también sería importante que se prohiba que los autos con timón cambiado puedan funcionar como taxis. Sin embargo, manifestó que esta medida se debe aplicar gradualmente para evitar un negativo impacto social. “Estos vehículos tienen un ángulo de giro más reducido. No hay forma de que sean tan seguros como los que tienen timón original”, puntualizó.