Viernes 24 de octubre del 2014

Última actualización: 09:45 pm

TIEMPO EN LIMA:

18°

COMPRA: $2.9100

VENTA: $2.9120

Además:

El Gobierno inició una investigación sobre el menor reclutado por el Ejército

Miércoles 15 de abril del 2009 | 04:25

El premier Simon anunció también que se prepara una norma para prohibir que vayan a zonas de emergencia jóvenes de menos de 21 años, tras el caso del cabo Robinson Macedo Cima, quien tenía solo 17 años cuando fue abatido en la emboscada terrorista de Sanabamba.

Ya no pueden hacerse 'levas' forzadas, recordó el ex ministro de Defensa Roberto Chiabra. (Perú21.pe)
Compartir

El Gobierno ha iniciado una investigación por el caso del cabo del Ejército Robinson Macedo Cima, quien fue reclutado a los 16 años en el Servicio Militar y asesinado – cuando tenía 17 – en la emboscada terrorista ocurrida el jueves último en Sanabamba Ayacucho, afirmó esta tarde el premier Yehude Simon.

Macedo Cima fue uno de los 14 militares que murieron en el ataque subversivo a dos patrullas. El menor iba a cumplir 18 años recién en dos meses: nació, según la partida de los registros de la Municipalidad de Coronel Portillo, el 19 de junio de 1991.

Es más, el jefe del gabinete, tras participar en el Consejo de Ministros en Palacio, anunció que se viene trabajando una norma para evitar que cualquier joven menor de 21 años vaya a zonas de emergencia, como la del Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE).

“(Desde ahora) se trabajará especialmente con los soldados preparados, reenganchados y, de esa manera, evitar los trágicos sucesos que se conocen”, dijo Simon, tras adelantar que mañana no acudirá al Congreso para explicar el ataque se Sanabamba porque cuando se aprobó su invitación ya tenía un compromiso pactado en Arequipa.

La madre de menor muerto contó que su hijo fue reclutado a la fuerza por el Ejército. Pero, ¿cómo es posible esto, no se supone que la denominada ‘leva’ ya no existía en el ámbito castrense? ¿Cómo un chico de 17 años es enviado a una zona de emergencia como el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE)?

El ministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz, dijo que se investigará este caso, aunque sostuvo que esta irregular situación se habría dado porque hay jóvenes que dan información falsa para poder ingresar al servicio militar, y de esta manera poder recibir la propina que se les da a los reclutas.

“No hay reclutamiento compulsivo, aquí lo que ha habido es una infracción clara a la ley, porque esta dice con claridad que el servicio militar es a partir de los 18 años de edad”, enfatizó, tras asegurar que se sancionará a los responsables de que un menor haya sido reclutado en el Ejército. “No vamos a tapar a nadie”, añadió.

Al respecto, el ex ministro de Defensa Roberto Chiabra aseguró que no hay razón para que menores de 18 años pertenezcan a los institutos armados o que las incorporaciones se efectúen a través de las ‘levas’ forzosas pues están prohibidas por ley, por lo que demandó que se realice una exhaustiva investigación sobre este caso. Agregó que los responsables de este lamentable desenlace podrían ser separados momentáneamente del Ejército hasta que duren las indagaciones respectivas.

PIDEN EXPLICACIÓN. Marta Maurás, miembro del Comité de los Derechos del niño de la Organización de las Naciones Unidades (ONU), dijo por su patre que tanto el Estado y el Ejército deben dar una explicación sobre el tema y comprometerse a que no vuelva a suceder.

“Hace algunos años se aprobó un protocolo facultativo, un anexo a la Convención de los Derechos del Niño, sobre el tema de los niños en conflictos armados, que prohíbe taxativamente el reclutamiento y la utilización de menores de 18 años en cualquier acto armado. En consecuencia, si se encontró un muchacho menor de 18 años, que portaba uniforme y arma, lamentablemente es contrario absolutamente a las convenciones que ha suscrito el Estado peruano”, manifestó Maurás en Ideeleradio.

El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Francisco Contreras, al ser consultado al respecto, dijo que se trata de un “aspecto administrativo” que deberá ser investigado por la institución. Añadió que confía que el comandante general de esa arma, Otto Guivobich, sancionará a los que resulten responsables de este grave hecho. “Está muy mal que se reclute menores”, dijo en RPP.

Por su parte, la Fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, resaltó que este caso debe ser investigado y determinar si hubo algún error de tipo administrativo en el reclutamiento del menor.

“Este es un tema que tiene varias aristas. Administrativamente debe haber algún un problema. Uno puede inscribirse para el Servicio Militar a los 17 años. (...) Entonces hay que averiguar e investigar qué pasó ahí y si ha habido algún tipo de infracción de orden administrativo de quien lo admitió, esa es una cuestión interna”, sostuvo.

La titular del Ministerio Público se mostró a favor de indagar qué fue lo que pasó en este caso. “Ojalá que por eso no nos ataquen (las Fuerzas Armadas). Dicen que nosotros atacamos, pero no separan la paja del trigo. Reconocemos lo que hacen nuestros soldados por el país, pero tampoco podemos permitir algunas cosas”, apuntó la magistrada.

El secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), Ronald Gamarra, también anunció que su organismo le brindará asesoría legal gratuita a la madre del menor muerto en la embocada de Sanabamba, y sostuvo que el Estado de ninguna manera debe permitir el reclutamiento indebido en las fuerzas del orden.