Viernes 24 de octubre del 2014

Última actualización: 01:48 am

TIEMPO EN LIMA:

17°

COMPRA: $2.9060

VENTA: $2.9100

Además:

Este año han muerto 23 por accidentes en las minas

Viernes 10 de abril del 2009 | 07:50

El 48% de los percances fue causado por derrumbes o deslizamientos del mineral. Se calcula que al menos 600 mil personas trabajan en la minería informal.

Los dirigentes de los gremios de trabajadores mineros pidieron más seguridad para los obreros. (Paul Vallejos)
Compartir

La minería es una actividad de alto riesgo. Sin embargo, en las últimas semanas, los accidentes fatales – debido a las malas condiciones en que se desarrolla la actividad – han aumentado, dejando un saldo de 23 muertos. Según información del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), en lo que va del año se han producido 16 percances, uno por semana en promedio.

Las principales causas de los accidentes fatales fueron derrumbes o deslizamientos de mineral (48%), intoxicación, asfixia o radiación (16%), operación de maquinarias (24%), operaciones de carga y descarga (4%) y caída de personas (4%), entre otras.

“El panorama no mejora. Por eso se ha convocado a los gerentes de las empresas mineras para concientizarlos sobre la importancia de tener mayor cuidado. Las compañías deben capacitar a sus empleados, contratar personal calificado y crear talleres de prevención”, señaló Víctor Vargas, director general de Minería del Ministerio de Energía y Minas.

La autoridad advirtió que la estadística no considera los accidentes ocurridos en la minería informal, donde se calcula que laboran, de forma directa e indirecta, unas 600 mil personas, y solo en el mes de marzo se ha tenido conocimiento de tres accidentes graves que han dejado un saldo de 17 mineros muertos.

“Las malas condiciones en las que se desarrolla la actividad de la pequeña minería hacen que aumente la probabilidad de accidentes”, subrayó. En ese sentido, indicó que, para tratar de fiscalizar la situación, el Estado está incrementando su presencia en las zonas más alejadas y ha implementado oficinas desconcentradas en Puno, Madre de Dios, Piura y Arequipa.

MINERÍA INFORMAL. Precisamente, producto de esa vigilancia se ha detectado que, en Madre de Dios, la actividad minera informal ha crecido en forma descontrolada, incrementando el riesgo de accidentes. Jorge Medina Salazar, presidente de la Comisión de Energía y Minas del gobierno regional, indicó que se calcula que el 95% de la actividad minera en este departamento es informal y se desarrolla en condiciones de trabajo sumamente peligrosas. “En zonas como Huacamayo (en la carretera de Cusco a Madre de Dios), la informalidad minera crece desmesuradamente y ya se han reportado varios accidentes, felizmente sin víctimas mortales”, comentó.

Sobre el tema, el secretario general de la Federación Minera del Perú, Luis Castillo, sostuvo que la situación laboral de los mineros “es un problema muy serio” pues tienen la presión de trabajar aislados sobre los 4,000 metros de altura, con horarios atípicos de 12 a 14 horas, en condiciones de inseguridad e, incluso, con dificultades para la higiene. Por ello, pidió a las autoridades que hagan visitas inopinadas a las minas para verificar que las condiciones de seguridad se cumplan.