Además:

Declaran patrimonio cultural a dos danzas típicas de Áncash

Lunes 06 de abril del 2009 | 03:53

La danza Los Negritos de Huayán y el baile Tinya Palla de Pomabamba, por su originalidad y contenido simbólico, constituyen una valiosa expresión del patrimonio inmaterial de esta región, consideró el Instituto Nacional de Cultura.

La danza Los Negritos de Huayán se representa en los meses de diciembre y enero, durante las fiestas de Navidad y de la Bajada de Reyes, respectivamente. (YouTube)
Compartir

El Instituto Nacional de Cultura (INC) declaró patrimonio cultural de la nación a las danzas Los Negritos de Huayán, en la provincia de Huarmey, y el baile Tinta Palla, de la provincia de Pomabamba, ambas en el departamento de Áncash.

Mediante resoluciones directorales publicadas hoy en el boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano, se indica que en el caso de la danza Los Negritos de Huayán, ésta es una representación andina de los pobladores de origen africano y de diversos pasajes de la esclavitud

Según los casos, señala la disposición, es una de las estampas más recurrentes en el orden de las representaciones danzadas en el área andina. La sola presencia de la figura del negro como protagonista de un conjunto de danzas con este nombre autorizaría a hablar de éstas como un género.

La danza Los Negritos de Huayán se representa en los meses de diciembre y enero, durante las fiestas de Navidad y de la Bajada de Reyes, respectivamente. Los negritos son los personajes portadores de la buena nueva de la llegada del Niño Dios o Niño Manuelito y con su sacrificado bailar rememoran las virtudes básicas del cristianismo.

En tanto, la danza Tinya Palla o Micro Palla es la versión de Pomabamba de un género particular de las danzas andinas, en el que se representa a las mujeres de la nobleza incaica, llamadas pallas, que tiene la peculiaridad de mostrar a éstas como protagonistas.

Dicha representación hace referencia a la desaparición de unos guerreros, en la que un grupo de mujeres desarrollan las faenas relacionada a su búsqueda.

La danza Tinya Palla se presenta en dos fiestas importantes: la de San Juan Bautista y la de San Francisco, que se celebran el 24 de junio y el 4 de octubre cada año, respectivamente.

Las resoluciones destacan que ambas danzas, por su originalidad y contenido simbólico e identitario, constituyen una valiosa expresión del patrimonio inmaterial de Áncash que contribuye a la afirmación de la identidad colectiva regional y nacional.

Ambas resoluciones llevan la rúbrica de la directora nacional del INC, Cecilia Bákula.

-->/">