21.NOV Viernes, 2014
Última actualización 11:21 am

LA PORTADA DE HOY

Se dicen de todo

Compartir:
Además:

Puede ahorrar hasta mil dólares si elige bien su crédito vehicular

Martes 17 de marzo del 2009 | 07:12

El Continental, el Scotiabank y Falabella son los bancos que ofrecen las cuotas y cobros más bajos. También puede afiliarse a un fondo colectivo o comprar un auto a GNV con el préstamo.

Conozca cuánto podría pagar por un préstamo de US$9,600 en 24 meses. (Perú.21)
Compartir

Por Alejandra Costa La Cruz

Ya lo decidió. Se va a comprar ese carro nuevo que ha estado mirando con ansias desde el calor de la combi por algunos meses. Como no es ningún irresponsable, averiguará qué modelo de carro le ofrece el mejor rendimiento por galón de combustible, cuál tiene los repuestos más baratos, qué carrocería es más resistente y cuántos años de vida útil puede tener antes de desembolsar una inicial y pedir un préstamo para pagarlo.

Sin embargo, además de comparar esos detalles, debe dedicarle un tiempo a analizar las condiciones que le ofrecen los bancos para un crédito vehicular, de modo que le cobren menos intereses, menos cargos y el seguro más económico.

Según información publicada por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), los diez bancos que brindan este tipo de préstamos ofrecen tasas de costo efectivo anual (TCEA, que incluye los intereses, seguros y cargos) de entre 14.49% y 24.8%. Esa diferencia, que tal vez no le parezca tan grande, podría hacer que ahorre US$1,176 en los dos años que le tomará pagar un crédito por US$9,600 para comprar un auto de US$12 mil (entregando el 20% de inicial).

La entidad que le ofrece la mejor TCEA y, por ende, la menor cuota mensual, es Falabella, porque no cobra cargos mensuales. El HSBC, el Banco Financiero y el BIF, son los que tienen las más altas. La TCEA también incluye la comisión por evaluación crediticia que se cobra a los que solicitan un préstamo. El Banco Financiero le pide US$180 por este concepto, mientras que el BIF y el Scotiabank le solicitan US$150.

OTROS PAGOS. Existen otros gastos que no están calculados dentro de la TCEA y que debe comparar en la página web de la SBS (http://www.sbs.gob.pe). Uno de ellos es una póliza de seguro. Los bancos cobran entre 0.272% y 0.3953% al mes sobre el valor del auto.

También tienen que considerarse los gastos notariales y los gastos registrales que incluyen la inscripción de la prenda. Si bien estos se hacen solo una vez, hay diferencias que pueden reducir el ahorro.

El que aplica los cobros más altos por el registro de prenda y los pagos notariales es, precisamente, el Banco Falabella (US$173.58), por lo que, a la larga, el ahorro que se obtiene gracias a los pagos mensuales más bajos, se diluye un poco.

En conclusión, reuniendo todos los pagos que se deben hacer, las entidades con mejores ofertas, a la fecha, son el Continental, el Scotiabank y el Banco Falabella.

OTRAS OPCIONES. También debe saber que solicitar un préstamo vehicular es la forma más rápida, pero no la única ni la más económica para comprar un vehículo. Si no quiere pagar intereses y su necesidad por un auto no es urgente, tal vez le convenga afiliarse a un fondo colectivo, como Pandero o a Maquisistemas.

Como es un fondo colectivo, que mes a mes junta dinero para comprar una cantidad fija de vehículos y repartirlos por sorteo y subasta, las penalidades en caso de atraso en el pago son bastante altas, así que uno debe inscribirse solo si está seguro que su capacidad de pago no se va a deteriorar en los próximos cinco años. Además debe tomar en cuenta que tendrá que esperar, en promedio, tres años y medio para que le entreguen su auto nuevo.

Asimismo, si utiliza su auto para hacer taxi o recorre más de 200 kilómetros al día, adquirir un auto a GNV con el sistema Cofigas le puede servir. La ventaja es que no se hacen abonos mensuales, sino que se paga un adicional cada vez que va al grifo a abastecerse de gas, amortizaciones que son registradas en un chip electrónico que se instala en este tipo de vehículos.

El cargo adicional está calculado para que el precio final por el equivalente a un galón de gasolina no sea más alto que el que pagaría por este combustible.