Martes 21 de octubre del 2014

Última actualización: 11:45 pm

TIEMPO EN LIMA:

18°

COMPRA: $2.9000

VENTA: $2.9050

Además:

Decomisaron a Damaris un instrumento que iba a utilizar en Viña del Mar

Martes 24 de febrero del 2009 | 07:23

La aduana chilena le confiscó un wajrapuco, elaborado con las partes del cuerno de vaca, porque en ese país está prohibido ingresar restos de animales. Se lo devolverán cuando la cantante abandone Chile.

El wajrapuco es un instrumento de viento, similar al pututo, que está hecho con trozos de cuernos de vaca o de toro. (Internet).
Compartir

A su arribo a Chile, donde mañana participará en el festival de Viña del Mar, la cantante peruana Damaris sufrió el decomiso de un wajrapuco, instrumento musical hecho con las partes del cuerno de una vaca, debido a que en ese país está prohibido ingresar restos de animales.

Según informa la agencia Andina, la intérprete tuvo que dejar el instrumento en el aeropuerto y dirigirse hacia al hotel, aunque las autoridades de la aduana le aseguraron que se lo devolverán cuando abandone el país.

Mañana miércoles, por segundo año consecutivo, Damaris inicia su participación en la competencia folclórica del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar que este 2009 celebra sus Bodas de Oro.

“Me retuvieron el wajrapuco porque está prohibido el ingreso de restos de animales. El año pasado había traído ese instrumento a Viña y no pasó nada, pero ahora hasta quisieron destruirlo pero cuando se dieron cuenta que era un instrumento musical se detuvieron y prometieron devolvérmelo a mi retorno”, contó Damaris desde Viña del Mar.

El wajrapuco es un instrumento de viento autóctono del Perú andino, similar al pututo, que está hecho por trozos de los cuernos de la vaca o el toro, y que Damaris aprendió a tocar con mucha dedicación.

Precisamente, el año pasado la joven cantautora peruana sorprendió al público y jurado del Festival de Viña cuando se apareció en el escenario de la Quinta Vergara tocando este instrumento andino como apertura a la interpretación de su tema “Tusuy kusun”, que finalmente le dio el triunfo en la competencia folclórica al ganar dos Gaviotas de Plata.

Lejos de afectarse, y demostrando absoluta comprensión con las disposiciones del país que la acoge, Damaris contó que en lugar del tradicional y milenario instrumento se presentará con otro de similares características.

“Igual me quedé con un yungor, que es similar al otro instrumento pero está hecho de caña”. En realidad me siento muy tranquila y con ganas de divertirme y disfrutar del festival más que competir porque soy consciente que todas los temas participantes son canciones ganadoras” expresa con la sencillez que la caracteriza.

Añadió luego que anoche se quedó hasta muy tarde viendo la actuación de Jorge Pardo (que representa a Perú en el género internacional), estuvo magnífico y también junto con mis músicos aplaudimos fuerte a la otra cantante peruana que compite con un vals de Carlos Rincón en el género folclórico”, refirió la joven cantautora oriunda de Huancayo e hija de la prestigiosa intérprete de música tradicional andina, Saywa de Ayacucho.

Damaris cuenta además que los participantes están muy concentrados en preparar sus presentaciones. “Es que el ambiente está más tranquilo que el año pasado y lo único que nos preocupa es que no surjan inconvenientes de última hora como le pasó a uno de los participantes en la primera fecha que se le apagaron los micrófonos. Igual daré lo mejor de mi para enaltecer nuestra música andina mañana miércoles y luego a esperar los resultados”, refirió.

Damaris contó además que ha hecho pequeños arreglos a su tema “Tusuy kusun”, “pero estos cambios son muy sutiles”, aclaró.