Además:

Ascienden a 50 los muertos del accidente aéreo en Estados Unidos

Viernes 13 de febrero del 2009 | 09:15

Un avión cayó sobre una vivienda en Búfalo, Nueva York. Fallecieron todos los ocupantes de la nave y una persona que estaba en el inmueble. El presidente Barack Obama expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Los bomberos apagan las llamas provocadas por la explosión del avión en Clarence. (AP)
Compartir

Agencias/Perú21.pe. Las víctimas del accidente aéreo ocurrido anoche en Búfalo (Nueva York) ascienden a 50, indicó hoy la aerolínea Colgan Air, que señaló que los muertos son 44 pasajeros, cuatro miembros de la tripulación, un piloto que no estaba de servicio y uno de los ocupantes del inmueble contra el que se estrelló la nave.

“Las primeras informaciones indicaban que el vuelo transportaba 44 pasajeros y 4 miembros de la tripulación. Había asimismo abordo un miembro de la tripulación de Colgan Airlines que no estaba en servicio, elevando el número de personas abordo a 49”, señalaron las autoridades.

Otras dos personas, que no estaban a bordo del avión, fueron hospitalizadas tras sufrir heridas. Las causas del accidente son aún desconocidas.

El avión cayó en una vivienda en la localidad de Clarence, cerca de Buffalo, a unos 10 kilómetros del aeropuerto de Nueva York.

Los testigos aseguraron que, inmediatamente después de estrellarse, la aeronave explotó, por lo que se formó una enorme bola de fuego que provocó un gran incendio.

En cuestión de segundos efectivos del cuerpo de bomberos se movilizaron al lugar del siniestro, aseguró el jefe de operaciones de emergencia de la ciudad, Erie County. Dadas las dimensiones del incendio, avivado por los restos de combustible del avión, se vieron afectadas 12 viviendas de las inmediaciones, las cuales tuvieron que ser evacuadas.

Uno de los testigos, que vive a unos 150 metros de la zona de impacto, declaró haber oído un fuerte ruido justo antes del accidente, informó el diario “Buffalo News”.

“Uno o dos segundos después se produjo una gigantesca explosión. Pensé que algo había impactado contra nuestra vivienda. Toda la casa temblaba”. De acuerdo con el testimonio de este vecino, poco después enormes llamaradas se alzaban hasta alcanzar entre 10 y 15 metros de altura.

El avión había despegado del aeropuerto de Newark, en el estado de Nueva Yersey, con destino al Aeropuerto Internacional Buffalo Niagara. La nave se estrelló a las 22:17 (hora local), poco antes de aterrizar. En el momento del accidente las condiciones meteorológicas eran adversas.

Se trata del accidente más grave en Estados Unidos desde que se estrelló un vuelo Comair en Lexington, en el estado de Kentucky, el 27 de agosto de 2006. Entonces también fallecieron 49 personas.

SE PRONUNCIÓ OBAMA. Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas y agradeció a los bomberos y efectivos policiales y de rescate que acudieron al lugar del siniestro.

“Michelle y yo estamos profundamente entristecidos por el trágico accidente que ocurrió en Búfalo. Nuestras condolencias van a las familias y los amigos que perdieron a sus seres queridos”, señaló el mandatario en un comunicado.

Hasta el momento no se saben las causas del accidente aéreo, el segundo en el año. En enero, un avión tuvo que realizar un acuatizaje de emergencia en el río Hudson después de chocar con una bandada de pájaros. Todos los pasajeros resultaron ilesos gracias a la pericia del piloto.

-->/">