Además:

"La ley de expropiación de terrenos es inconstitucional"

Jueves 05 de febrero del 2009 | 03:04

Walter Gutiérrez, decano del Colegio de Abogados de Lima, dijo que en la norma sobre expropiación y titulación de predios invadidos, aprobada por la Comisión Permanente, se confunden “los conceptos de necesidad pública con el de interés social, que son conceptos jurídicos distintos”.

Gutiérrez dijo además que la ley "es una mancha muy seria" en la trayectoria del Gobierno. (Perú21.pe)
Compartir

El decano del Colegio de Abogados de Lima (CAL), Walter Gutiérrez, calificó de “inconstitucional” la norma que permite la expropiación de terrenos invadidos en favor de quienes lo ocupen actualmente, ya que “se confunde los conceptos de necesidad pública con el de interés social, que son conceptos jurídicos distintos”.

“Necesidad pública es, según la Constitución, cuando se expropia para hacer una carretera con el objetivo de beneficiar a todo el país o ciudad. Acá no se está haciendo eso, se le está quitando a alguien para dárselos a otros, pero solo a un grupo, y eso es interés social”, refirió a Perú21.pe.

La Comisión Permanente aprobó el martes una ley que formaliza la titularidad de los terrenos ocupados ilegalmente hasta diciembre del 2004. Con esto, los invasores tendrán que pagarles a los verdaderos dueños de las propiedades un justiprecio.

Para Gutiérrez, con esta norma “se debilita el derecho de propiedad, porque el mensaje que está dando es que se puede invadir y que el Estado puede convalidar en el futuro esa acción, además que se está promoviendo la informalidad en el país”. “Esta disposición es peligrosa porque debilita el derecho de propiedad que viene a ser la base del sistema de economía social de mercado”, puntualizó.

Por esa razón, el jurista indicó que esta norma representa “una mancha muy seria en la trayectoria del Gobierno – que hasta el momento se ha manejado muy bien en el aspecto jurídico- económico -, pues la misma es propia de otros tipos de gobierno, como el boliviano y el venezolano, donde se hace un uso político del derecho”.

Sin embargo, Gutiérrez no cuestionó el objetivo de la ley, “que podría ser encomiable, habida cuenta que es importante que esa gente que tiene invasiones consolidadas vea la forma de regularizar su propiedad, pero hay compatibilizar eso con el derecho de propiedad y con el mensaje que se da a la sociedad”.