Martes 21 de octubre del 2014

Última actualización: 10:07 am

TIEMPO EN LIMA:

19°

COMPRA: $2.9010

VENTA: $2.9030

Además:

Jefferson Farfán reitera que vino al Perú para ver a su abuela enferma

Martes 03 de febrero del 2009 | 11:03

La ‘Foquita’ negó que haya viajado desde Alemania para solucionar problemas con su esposa, Melissa Klug, tal como se especula. “Me sorprendió leer esas tonterías en la prensa”, dijo el delantero.

Compartir

Se aferra a su versión. Ante la avalancha de especulaciones en la prensa peruana, que asegura que el delantero peruano Jefferson Farfán no vino a Lima para ver a su abuela enferma – tal como él aseguró –, el Schalke 04 pidió su versión de los hechos. El peruano reiteró los motivos de su viaje y descartó que haya venido a solucionar problemas personales con su esposa, Melissa Klug.

“Me sorprendió leer esas tonterías en la prensa peruana. No es cierto que me esté separando de mi esposa. Me molesta que digan que inventé lo de la enfermedad de mi abuela para poder venir a ver a mi esposa. Todo está bien con mi familia”, señaló el delantero, según refiere el portal oficial del Schalke 04.

Farfán pidió permiso para viajar a Lima por supuestamente tener a su abuela gravemente enferma. Sin embargo, trascendió que ninguna abuela de Farfán se encuentra grave y que la verdadera razón por la que el atacante voló sorpresivamente a Lima es otra: el cumpleaños de su pareja Melissa Klug.

La ‘Foquita’ habría querido aprovechar esta situación para hacer las paces con la también madre de su hijo Adriano, con quien últimamente había tenido problemas. Pese a que el onomástico de la chalaca es hoy, se supo que la fiesta – en un local privado – fue anoche, debido a que la “Foquita’ debe tomar el vuelo de regreso esta tarde.

Se supo que Farfán le habría regalado a Melissa una camioneta valorizada en 80 mil dólares. Y que ella partiría la próxima semana a Gelsenkirchen para unirse otra vez con el jugador.

“Tengo la responsabilidad con el Schalke, pero pedí permiso porque estoy muy preocupado por la salud de mi abuela, Peregrina. A mí me dijeron que su vida corría peligro. Felizmente, ahora está mejor y puedo regresar a Alemania más calmado”, señaló Farfán al portal del Schalke.