Además:

Rusia modernizará 19 cazas MiG-29 de la Fuerza Aérea del Perú

Miércoles 13 de agosto del 2008 | 07:30

El ministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz, destacó el acuerdo con la corporación rusa MIG para devolver la capacidad operativa a la FAP. La repotenciación de los aviones demanda una inversión de 106 millones de dólares.

Compartir

La Fuerza Aérea recuperará su poderío y su capacidad de defensa y de disuasión en un plazo más corto del que se esperaba, gracias al contrato firmado ayer, en Chiclayo, con la Federación Rusa por 106 millones de dólares.

El acuerdo, suscrito en el marco del llamado Núcleo Básico de la Defensa y en presencia del ministro Ántero Flores-Aráoz, comprende la reparación y repotenciación de 19 aviones de caza Mig-29 comprados a Bielorrusia.

El titular de Defensa destacó los términos del contrato, hecho de gobierno a gobierno, y aseguró que “esta negociación es la mejor prueba de que se ha iniciado con buen pie la recuperación de la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas”.

“Hemos logrado excelentes condiciones y, por ello, no dudo que nuestros pilotos, nuestro personal técnico y el Perú entero se sentirán orgullosos de este paso, que nos pone nuevamente en el carril adecuado para tener Fuerzas Armadas operativas”, expresó.

Gran parte de los trabajos de reparación y mantenimiento se realizará en la base FAP de Chiclayo, lo cual permitirá una transferencia tecnológica directa, causando, de paso, un impacto económico en la región Lambayeque.

Los aviones Mig-29 poseen características que los convierten en ganadores en el combate aéreo, por su maniobrabilidad y por un poderoso radar que puede detectar al enemigo a una distancia de 100 kilómetros.

Los Mig-29 de la Fuerza Aérea Peruana pueden considerarse de la variante Mig-29SMT. Cada uno está artillado con 4 misiles R-73 de corto alcance y dos R-27 de medio alcance.

PLANIFICACIÓN. José Robles, experto en temas de Defensa de Ideele, saludó el acuerdo con la Federación Rusa para la reparación de los aviones, y señaló que el Perú no debe ver el llamado Núcleo Básico como una necesidad de “salir de shopping” y entrar en una carrera armamentista, sino como un proceso bien planificado para devolverles a nuestras Fuerzas Armadas su capacidad de defensa y disuasión.

“Este acuerdo es un paso importante en el llamado Núcleo Básico. No nos pone a la altura del poderío bélico de Chile, pero nos proporciona herramientas importantes para la defensa de nuestra soberanía. La ventaja del Perú es la reconocida capacidad de nuestros pilotos de combate”, dijo.

Robles coincidió con quienes sostienen que el Gobierno debería hacer un esfuerzo adicional para acortar las distancias con Chile en poderío bélico, pero insistió en que cualquier decisión debe responder a un proceso de planificación. Destacó, en ese sentido, el trabajo de la viceministra Nuria Esparch.

-->/">