23.NOV Domingo, 2014
Última actualización 02:52 am

LA PORTADA DE HOY

"Hay que retomar la agenda reformista"

Compartir:
Además:

Sindicato de Ripley evalúa huelga

Sábado 20 de agosto del 2011 | 04:48

Los trabajadores acatarían tal medida si no les convence la propuesta de aumento salarial que planteará la empresa de capitales chilenos.

Sutragusa se reunirá con los gerentes de Ripley este lunes en el Ministerio de Trabajo. (USI)
Compartir

El Sindicato Único de Trabajadores del Grupo Ripley S.A. (Sutragrisa) evalúa iniciar una paralización indefinida de labores si la empresa de capitales chilenos no convence con sus mejoras salariales, en la reunión de este lunes en la sede del Ministerio de Trabajo.

La secretaria general de dicho gremio, Mirtha Llanos Marín, dijo que la medida podría ser adoptada si la asamblea del Sutragrisa rechaza la propuesta de incremento salarial que los representantes de la referida empresa llevarán a la cita.

“Iremos a una reunión extraprocesal en el Ministerio de Trabajo porque ya se agotaron las posibilidades de conciliar. Y si no hubiera algún acuerdo, la asamblea en pleno podría tomar algunas medidas. La paralización indefinida es una posibilidad”, dijo.

En declaraciones a la agencia Andina, Llanos Marín explicó que los trabajadores de Ripley tienen un sueldo básico de S/. 100, lo que se incrementa, en promedio, hasta S/. 1,200 de acuerdo con el área de trabajo, campaña comercial y tienda en la que se desempeñen.

“La empresa señala que los trabajadores en promedio ganan S/. 2,300, pero esto es en los mejores casos, cuando hay una campaña muy fuerte y se trabaja en sucursales con mayores niveles de ventas de productos de alto costo”, sostuvo la dirigente en conferencia de prensa.

Detalló que en la reunión con los gerentes de Ventas y del Banco Ripley pedirán un incremento de S/.400 en el salario de todos los trabajadores, en contra propuesta al aumento de S/. 50 ofrecido por la empresa.

Consideró que una empresa con altos ingresos económicos y que cuenta con 16 sucursales en todo el país no debería remunerar a sus trabajadores con salarios bajos y con contratos a modalidad; es decir, que no ofrecen estabilidad y que son renovados cada tres o cuatro meses.

“El pasado 5 y 6 de agosto realizamos un paro preventivo, pero si no llegamos a un acuerdo, podría haber una paralización indefinida”, comentó Llanos, tras aclarar que el Sutragrisa no se opone a la inversión extranjera y, por el contrario, saluda que sus utilidades se hayan invertido en el Perú.

Dicho sindicato, explicó, también demanda otros derechos laborales como vacaciones remuneradas, compensación por tiempo de servicios (CTS) y licencias sindicales a sus dirigentes, además de un registro formal de asistencias.

Detalló que de los 4,800 trabajadores que tiene Ripley, solo el 30 por ciento goza de una situación estable y el 70 por ciento están sujetos a contratos a modalidad.

“La mayoría de los miembros del sindicato tenemos contrato indefinido y, por ende, gozamos de estabilidad, pero aquellos con contratos temporales son presionados para no integrarlo porque luego los despiden”, añadió.