25.JUN Domingo, 2017
Lima
Última actualización 02:17 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

"Nos agradecieron el apoyo"

Compartir:

Ex convicto mexicano es ahora uno de los mejores chefs del mundo

Eduardo García, el reconocido cocinero y fundador de los restaurantes ‘Máximo Bistrot’ cuenta sobre su vida tras las rejas.

Ex-convicto es ahora reconocido chef (AXM)
Ex-convicto es ahora reconocido chef (AXM)

La vida le dio una segunda oportunidad, y él la aprovechó. El chef Eduardo García cometió errores que hicieron que termine en una cárcel de Estados Unidos para finalmente ser deportado. Pero a pesar de todos estos inconvenientes, su vida cambió.

Al volver a México , tuvo la suerte de trabajar en el célebre restaurante ‘Pujol’ (considerado uno de los mejores del mundo) y después, al adquirir la suficiente experiencia, pudo abrir un negocio propio con su esposa bautizado como ‘Máximo Bistrot’.

En una entrevista de Guy Trebay para The New York Times en español, el reconocido chef contó cómo comenzó con su proyecto que lo llevaría al reconocimiento mundial.

“Empezamos ‘Máximo’ en 2011 con cuatro empleados. La idea era mantener las cosas sencillas. Pero después de un tiempo me di cuenta de que los empleados estaban construyendo casas (…) Entonces, decidimos finalmente que era buena idea crecer el negocio y emplear a cuanta gente fuera posible, porque en México se inflan más y más las billeteras de muchos, pero nunca las de las personas comunes y corrientes.”


Gracias al éxito de su primer negocio, Eduardo García ahora posee tres restaurantes en la ciudad: ‘Máximo Bistrot’, ‘Lalo!’ y ‘Havre 77’. Todo lo que se cocina es, principalmente, franco-mexicana y cuenta con 130 empleados. Ahora es un hombre nuevo, y uno de los mejores chefs en México y a nivel mundial.


“No me escondo de nada de esto porque quiero que la gente a mi alrededor sepa quién soy. Muchas personas han pasado por lo mismo que yo”, expresó Eduardo García y agregó que lamenta lo que sucedió en su pasado, pero fueron cosas que lo convierten en lo que es hoy.

“Sí, da pena decir que hiciste fraude y que fuiste deportado y estuviste en la cárcel. Pero esos son errores que puede cometer cualquier humano. Al leer sobre las deportaciones —una historia de un pobre tipo en Tijuana que saltó de un puente— quiero fomentar que los mexicanos que estén en la misma situación sepan que aquí son bienvenidos y pueden hacerla en su país”, finalizó.

Te puede interesar




Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.