03.DIC Sábado, 2016
Lima
Última actualización 08:52 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Cuestiona a Heredia

Compartir:

Egipto: Al menos 29 personas mueren en aniversario de la revolución

Fuerzas militares disparan al aire para dispersar a manifestantes. Cientos de otros grupos corean lemas en apoyo al jefe militar.

En Egipto, la creciente violencia parace no tener fin a corto plazo. (EFE)
En Egipto, la creciente violencia parace no tener fin a corto plazo. (EFE)

En Egipto, al menos 29 personas murieron el sábado durante enfrentamientos y protestas contra el Gobierno, al tiempo que miles marcharon a favor de las autoridades respaldadas por las fuerzas armadas, lo que pone en relieve las volátiles fisuras políticas del país tres años después de la caída del presidente Hosni Mubarak.

Mientras la Policía intentaba calmar la agitación en las calles de El Cairo, un coche bomba estalló cerca de una estación policial en la ciudad egipcia de Suez, indicaron fuentes de seguridad citadas por Reuters.

La explosión, que fue seguida por un feroz tiroteo, sugirió que las autoridades podrían estar enfrascadas en una batalla a largo plazo con los insurgentes islamistas que están ganando impulso.

Un canal de televisión local reportó cifras del Ministerio de Salud indicando que 29 personas perecieron en el país durante disturbios y enfrentamientos para marcar el aniversario de la revuelta.

Pero la creciente violencia no ha mermado la popularidad del general de las fuerzas armadas, Abdel Fatah al-Sisi, cuyo derrocamiento del islamista Mohamed Mursi, el primer presidente democráticamente electo de Egipto, hundió al país en el caos.

En lugar de conmemorar la expulsión de Mubarak, decenas de miles de egipcios se reunieron en la Plaza Tahrir para expresar su respaldo a Sisi en un evento multitudinario organizado por el Estado.

Las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos y dispararon al aire para tratar de evitar que opositores al Gobierno alcanzaran Tahrir, el simbólico centro del levantamiento de 2011.

Pero el fin de la violencia callejera no parecía estar a la vista mientras se escuchaba el sonido de las canastas de gases lacrimógenos en el centro de El Cairo.

Según los reportes preliminares, al menos nueve manifestantes murieron en distintas partes de la capital, donde se desplegaron vehículos blindados de transporte de tropas para tratar de mantener el orden, y cualquiera que quisiera entrar en Tahrir tenía que atravesar un detector de metales.

En la población de Minya, en el sur del país, dos personas murieron en enfrentamientos entre partidarios de Mursi y fuerzas de seguridad, dijo el brigada general Hisham Nasr, director de investigaciones criminales del departamento regional de Policía. Una mujer murió en la segunda ciudad de Egipto, Alejandría, durante enfrentamientos entre partidarios de Mursi y fuerzas de seguridad.

CANDIDATURA EN LA MIRA
Sisi derrocó en julio a Mursi, miembro del poderoso movimiento Hermanos Musulmanes, tras unas protestas multitudinarias contra su Gobierno, que sus críticos consideraban cada vez más arbitrario y peor gestionado, desatando una confrontación con el veterano movimiento islamista que ha afectado duramente a las inversiones y el turismo.

Se espera que el general, quien fue jefe de inteligencia militar con Mubarak, anuncie su candidatura a la presidencia pronto y probablemente gane por abrumadora mayoría los comicios, programados para dentro de unos seis meses.

Varios políticos destacados han indicado que no se presentarán a las elecciones si Sisi lo hace, dejando en evidencia su dominio y el panorama político desértico que impera tras la caída de Mubarak. Los más críticos con el nuevo sistema – los Hermanos Musulmanes – han sido proscritos.

Las fuerzas armadas felicitaron a los egipcios en el aniversario de la revuelta de 2011 y dijo que ayudarían al pueblo a recuperar los beneficios de lo que define como la revolución del 30 de junio, referencia a las manifestaciones que desembocaron en la caída de Mursi.

Las tensiones siguen latentes desde que seis personas murieron en una oleada de atentados en El Cairo el viernes. Un grupo inspirado en Al Qaeda, basado en la península del Sinaí, reivindicó los ataques, según la organización de vigilancia SITE.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.