Jueves 23 de octubre del 2014

Última actualización: 04:55 pm

TIEMPO EN LIMA:

20°

COMPRA: $2.9060

VENTA: $2.9100

Además:

Sábado 01 de diciembre del 2012 | 15:35

El Instituto Cubano de la Música informó que sancionará a los intérpretes y difusores de temas “agresivos, sexualmente explícitos y obscenos” que tergiversen la sensualidad de la mujer cubana.

Airadas críticas generó en la isla la letra sexista del “Chupi-chupi”. (Internet)
Airadas críticas generó en la isla la letra sexista del “Chupi-chupi”. (Internet)

En clara referencia al ‘reggaetón’, el Instituto Cubano de la Música (ICM) informó que sancionará a los intérpretes y difusores de temas musicales de contenido vulgar o que vayan contra la “ética”.

“El ICM y su sistema de instituciones han adoptado medidas que van desde la descalificación profesional de aquellos que violen la ética en sus presentaciones hasta la aplicación de severas sanciones a quienes, desde las instituciones, propicien o permitan estas prácticas”, declaró Orlando Vistel, presidente del ICM, al diario oficial Granma.

Se trata de “textos agresivos, sexualmente explícitos, obscenos, que tergiversan la sensualidad consustancial a la mujer cubana, proyectándola como grotescos objetos sexuales en un entorno gestual aún más grotesco”, expresó el presidente del organismo cubano.

Asimismo, indicó que las autoridades cubanas vienen preparando una ley que busca regir los usos públicos de la música, “en un espectro que cubra los medios de difusión, las programaciones recreativas, las fiestas populares y la ambientación sonora de lugares públicos”.

“No se trata exclusivamente del reggaetón”, dijo Vistel a Granma, agregando que “expresiones vulgares, banales y mediocres se registran en otras prácticas musicales (…). Pero no es menos cierto que en el reggaetón esto es mucho más notorio”.

“Obviamente, cada quien es libre de escuchar en su privacidad la música que desee, pero esa libertad no incluye el derecho de reproducirla y difundirla en restaurantes y cafeterías estatales o particulares, ómnibus para el transporte de pasajeros y espacios públicos en general”, dijo.

En noviembre de 2011, las autoridades culturales pidieron a los medios que difundieran “a muy bajo perfil” un reggaetón de moda entre los adolescentes de la isla, el Chupi-Chupi de Osmani García, que fue calificado como “horrible” y expresión de “chabacanería” por Vistel.

  • Peru21.pe no se responsabiliza por los comentarios publicados, que son autoría de los usuarios que los firman.
  • Los usuarios asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus comentarios pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • Peru21.pe se reserva el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al usuario.