28.JUN Miércoles, 2017
Lima
Última actualización 08:51 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Agendas valen

Compartir:

Arqueólogos belgas hallan piezas de oro preincas en lago Titicaca

En el lado boliviano también se encontraron huesos y cerámicas de hace 1,500 años, como parte del proyecto Huiñaimarca.

Piezas de oro y plata, huesos y cerámicas de hace 1,500 años fueron descubiertos en el lago Titicaca, en Bolivia, por un equipo de arqueólogos subacuáticos de Bélgica, informó este martes en La Paz uno de los peritos.

“Hemos encontrado algunas ofrendas (religiosas), cerámica, huesos, láminas de oro”, dijo el investigador de la Universidad Libre de Bruselas, Christophe Delaere, codirector del proyecto Huiñaimarca, impulsado junto con el Ministerio de Culturas y Turismo de Bolivia.

Además, “hemos hallado 2,000 objetos y fragmentos”, dijo en un acto en La Paz al que asistieron el mandatario boliviano Evo Morales, el ministro Pablo Groux, y diplomáticos de Bélgica.

El proyecto Huiñaimarca (Pueblo eterno, en aymara) comenzó hace dos meses en poblados circundantes al lago Titicaca, que comparten Bolivia y Perú, y que ocupa una superficie total de 8,562 kilómetros cuadrados, a 3,800 metros sobre el nivel del mar.

Las exploraciones subacuáticas se realizaron en diferentes puntos del lago navegable, en el lado boliviano, donde se hallaron objetos de diferentes épocas, incaica y preincaica (1438-1533).

En solo dos meses de exploración se ubicaron 31 fragmentos de oro laminado, principalmente alrededor de la Isla del Sol, desde donde la leyenda dice que emergieron Manco Cápac y Mama Ocllo para fundar en el Cusco el imperio inca.

“Tienen un valor histórico increíble porque son las primeras piezas de oro encontradas”, dijo Delaere.

También se realizaron excavaciones subacuáticas en otros lugares del lago, de donde se hallaron objetos de diferentes datas: “Hay cerámicas, urnas, de más de 500 a 800 años”, explicó Delaere.

En otros lugares también se vieron objetos “de hace 1,500 años en cerámicas”, como vasijas talladas en piedra, recipientes para incienso y figuras de animales como pumas.

A fines de la década de 1960 el explorador francés Jacques-Yves Cousteau se sumergió en varias expediciones en el lago Titicaca, hallando señales de una civilización.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.