Además:

Adolescentes extranjeras se prostituyen en la capital

2004/05/07
Compartir

Falta de legislación permite que adolescentes europeas y argentinas ejerzan meretricio. Escolares y autoridades piden al Congreso que apruebe la sanción a los clientes. Los focos de prostitución infantil en Lima se han incrementado de forma alarmante. A las menores de edad que ejercían este oficio en diversas calles de la ciudad, hoy se suma un numeroso grupo de adolescentes extranjeras que también alquila su cuerpo. De acuerdo con una investigación de la ONG Acción por los Niños, una red de explotadores sexuales viene propiciando el ingreso a la capital de chicas argentinas y europeas para que trabajen aquí, donde las leyes lo permiten todo. En sus países existe una legislación más severa, por lo que instalarse en el nuestro resulta para los traficantes un buen negocio. Se sabe que estos sujetos convencen a las muchachas con el argumento de que encontrarán dinero y comodidades, por la gran cantidad de usuarios que hay en nuestra capital. Mientras esta situación era expuesta, más de 200 escolares se concentraban en el Congreso de la República para exigir que se apruebe el proyecto de ley que contempla una sanción penal para los clientes del meretricio infantil. Según María Pía Hermoza, miembro de la ONG, los padres de la patria han aplazado tres veces el tema. ¿Por qué? Norma Rojas, coordinadora del Programa de Promoción y Protección del Niño, reveló que solo 21 congresistas se han manifestado a favor de dicha norma. Sobre esto, la legisladora Judith de la Mata mencionó que sus colegas varones no se muestran convencidos con la propuesta, "porque son hombres". Rojas, por su parte, agregó que hasta se burlaron del tema. Lo cierto es que los clientes abundan. Un informe del Frente contra la Explotación Sexual de Infantes y Adolescentes (Fresia) revela que el 60% de usuarios es soltero. Y el 37.9% está casado. bTENCION ALCALDES. b Entre tanto, los prostíbulos clandestinos que ofrecen a niñas siguen proliferando. La mayor cantidad de estos se encuentra en San Juan de Lurigancho, Los Olivos, San Juan de Miraflores y Ate Vitarte. Asimismo, en los paraderos interprovinciales, terminales pesqueros y, en general, donde hay influencia de comercios, se percibe, cada vez más, la presencia de estas indefensas niñas. POR QUE LO HACEN. En un estudio que se viene realizando desde abril del año pasado, Acción por los Niños pudo conocer cuáles son las ideas de las adolescentes en prostitución en torno a esta actividad. Hermoza señala que el 95% de las jóvenes cree que se trata de un "oficio difícil y riesgoso. Es decir, lo equiparan al nivel de un trabajo que se desempeña con peligro, algo así como el de una policía. El 70% de las niñas ingresó al meretricio por medio de una amiga o de su pareja. Sin embargo, la mayoría aguarda la esperanza de cambiar de vida y, quizás, tener una profesión, lejos del sórdido mundo que hoy habitan.