08.DIC Jueves, 2016
Lima
Última actualización 10:40 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Jalado

Compartir:

Los alfajores: un negocio dulce y con potencial

Es uno de los postres favoritos. No se requiere gran inversión para elaborarlos y puede venderlos directamente o proveer a una empresa.

Todos los ingredientes necesarios para este postre se consiguen en el mercado. (Internet)
Todos los ingredientes necesarios para este postre se consiguen en el mercado. (Internet)

Cada vez es mayor el reconocimiento que recibe la gastronomía peruana, lo que contribuye a que aumente la comercialización de diversos platillos.
Los postres forman parte de este auge y, entre ellos, destaca el dulce alfajor.

Este producto se consume principalmente por las tardes, aunque también es requerido para compartirlo en conferencias, foros, entre otros eventos especiales, comenta el propietario de Alfajores Querubines, Sergio Mateo.

Si no tiene un local, no se preocupe, puede iniciarse en la cocina de su casa. “A la hora de prepararlos, esta se convierte en un taller y no se debe preparar nada más en ese momento”, aconseja el emprendedor.

Para promocionar el producto, tampoco debe preocuparse por la inversión en publicidad. Las redes sociales le permitirán reducir costos.

LO BÁSICO
Algunos de los ingredientes necesarios para este postre son harina, mantequilla, manteca, huevo y manjar blanco. Todo esto lo consigue en un mercado o supermercado.

Para la presentación, puede usar cajas o tapers descartables. Estos los puede adquirir en bodegas o el Mercado Central.

DATOS

- Registro obligatorio
Es necesario que su personal cuente con carnet de sanidad.

- Sabores posibles
Varíe su carta. Use lúcuma, chocolate, entre otros.

CASO DE ÉXITO

¿Por qué apostar por este rubro?
Es mi postre favorito. Cuando empecé no tenía implementos ni capital e incluso usaba una botella de vidrio como rodillo y los preparaba en casa de mi mamá o mi suegra. En ese entonces, vivía en un cuarto, no tenía cocina.

¿De cuánto fue su producción inicial?
Mi primera venta fue de 34 cajas de 20 unidades. Los comercializaba en los mercados, ferias ferreteras y galerías de ropa. Durante los primeros dos años recorrí diferentes distritos como Jesús María, San Miguel, Magdalena, Surquillo, entre otros.

¿Dónde vende actualmente?
Envío a mis “querubinas” a ofrecerlos a las calles para que así puedan realizar un trabajo de campo y conocer las opiniones del público. También reparto a oficinas, a empresas, hoteles desde mi casa, donde está mi taller.

¿Como hace para promocionarse?
Utilizo las redes sociales. Los clientes nos contactan en nuestra cuenta de Facebook.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.